Visitantes

miércoles, 17 de septiembre de 2014

In Flames - "Siren Charms" (Alternative - Metalcore)

Seguramente alguno de los dos o tres que me siguen se estarán dando cuenta que las críticas que he realizado recientemente tienen alta calificación. No es que todo lo que pasa por mis manos sea bueno, pero como ultimamente he tenido poco tiempo para escribir, dedico el espacio a aquellos trabajos que pueden dejar algo, más que a aquellos que son del montón o no me satisfacen. Una especie de filosofía "habla de lo que vale la pena".


Sin embargo, hay trabajos que, sea por la fama de la banda, su historial o el impacto mediático, merecen algún comentario más extenso que un corto 'quickie', aún a pesar de que no sean demasiado agraciados. Por eso decido gastarme un rato en hablar del mediocre disco de In Flames, "Siren Charms". 

Estos suecos, quienes son la prueba palmaria de que en cualquier cruce se puede perder el camino, ayudaron con sus primeros discos a la creación de uno de los estilos más atrayentes del Metal, el Melodeath, especialmente con trabajos como "The Jester Race" (1996) y "Whoracle" (1997), pero a partir de algún momento que algunos ubican en el año 2002, con "Reroute To Remain", comenzó la entrega de trabajos que fueron cambiando el estilo, hacia sectores incómodos para su base de fanáticos, hasta llegar a sonar de forma desconocida (Alternativa o Core) pero lo peor, en algunos casos mediocre, como con "Soundtrack To Your Escape" (2004), tocando fondo con "A Sense Of Purpose" en 2008... hasta ahora, puesto que "Sirens Charm" es -debería- ser el colofón de una historia que se ha venido deteriorando con el paso de los años.

"Siren Charm" es, cuando mínimo, confuso, sin dirección definida, con algunos temas ligeramente pesados, otros extraños y otros lentos, con voces femeninas, canto limpio y growls a destiempo. Su songwritting escapa de mi gusto y no se si pueden satisfacer a los incondicionales de la banda... que aún queden. Los sonidos Alternative, los toques de Metalcore, unos coros terribles (en Rusted Nails son francamente malos), los elementos electrónicos que se oyen fuera de lugar no logran emocionarme, a pesar de los intentos que algún solo de guitarra destacable trate de hacer.

El disco es demasiado... no se, 'plástico' se me viene a la cabeza. No tiene alma, no diría que es ni siquiera melancólico, sino triste. Canciones como Dead Eyes mejoran un poco la percepción general, pero aún así provocan acostarse a dormir. No hay emoción, ni headbanging, ni nada realmente destacable... algunos acordes bonitos... pero no es 'bonito' lo que quiero escuchar en mi Metal, es otra cosa: emoción, intensidad, fuerza, incluso si esto es oscura o cruda. No soporto el Metal 'bonito'.

Entiéndaseme, creo firmemente que las bandas tienen derecho a innovar, progresar, cambiar con el tiempo. Eso lo concedo, es más, lo espero. Me parece un proceso natural que un buen grupo vaya modificando su visión en la medida en la que pasa el tiempo, son como entes vivos... y termine, por ejemplo, tocando Prog, a pesar de haber comenzado con Punk. Pero hay una gran diferencia entre el crecimiento y dejar de hacerlo bien. Si el disco es bueno y me llega, no importa su género, pero no por girar hacia la última tendencia por eso se gana en calidad, la misma es independiente del estilo. A In Flames se le perdió la brújula hace algún tiempo.

"Siren Charms" tiene sus momentos, pero sólo eso, momentos, espacios rescatables dentro de las canciones que desarrolla, hay melodías bien realizadas, pero le falta profundidad, compromiso con el sonido... eso, sobre todo eso, definición estilística. Recomiendo oirlo con cuidado para conseguirle esos momentos destacables, pero desafortunadamente no creo que se convierta en favorito ni siquiera de los más acérrimos seguidores de In Flames... por mi, si siguen así, no los echaré de menos.

5/10



lunes, 15 de septiembre de 2014

Onheil - "Storm Is Coming" (Melodic Death / Blackened Heavy Thrash)

A veces, cuando menos se espera, ocurren sorpresas... salen bien las cosas, en contra de todas las predicciones. Onheil ha logrado alinear los astros a su favor y presentar un disco de lo mejor que se puede hacer en el Melodeath, a pesar de que no había muchas indicaciones que sugirieran que podían hacer este tipo de despliegues. Es más, me atrevo a sugerir que si uno es de esos que sólo oye diez o doce discos en un año, porque dedica su tiempo a lo mejor y no anda -como yo- a la caza de la nuevas emociones, de a una o dos por día, este es uno de los trabajos reservados para exprimir el jugo metalero.


Estos holandeses presentan "Storm Is Coming" su segundo larga duración, luego del poco o nada conocido "Razor" de 2009, que -además- con cinco años de diferencia era complicado recordar, si acaso alguna vez lo oí. Y realmente su tormenta ha llegado, con fuerza, melodía, excelente ejecución, elementos épicos, una voz cruda y agresiva, capaz de transmitir sensaciones y sentimientos intensos, en el marco de un estilo bastante más complejo de lo que se percibe a la primera. Aquí hay, sin duda, Melodeath, pero también hay Heavy y Thrash y también hay Black, o al menos eso que los conocedores llaman Blackened, o lo que es lo mismo, barniz satánico. Elementos todos estos con los que desarrollan un disco que me ha tenido al borde del asiento durante las últimas dos semanas.

No voy a caer en el análisis de canción por canción, que generalmente me parece un contrasentido en este espacio donde, normalmente, he perseguido comentar al respecto de la sensación general que me produce un trabajo y esto porque no creo en 'one hit wonders': o una banda es integralmente buena o es integralmente mala u olvidable y así se refleja en su trabajo. En el caso de Onheil no puedo decir con seguridad porque no se ha escuchado nada de ellos en el ambiente y pueden ser una de las dos cosas, aunque visto lo visto (u oído lo oído, mejor) lo que es cierto es que, en esta circunstancia, "Storm Is Coming" en un disco emocionante, poderoso, agresivo e inspirador, que debe incluirse en la rotación de cualquiera que se precie de apreciar esta manera de hacer arte.

Las guitarras, el ritmo, los cambios, la melodía, la épica y la atmósfera en la que se desenvuelve el mismo son el marco ideal para que una voz tan dura y oscura como la de su líder, Amok, se deleiten en rabia y transmisión de fuerza, convirtiendo los cuarenta y cuatro minutos y diez canciones de "Storm Is Coming" en un disco con pocos o ningún error discernible, un trabajo de alta factura y capaz de satisfacer mi gusto... pobre o rico, pero mío y el que a veces languidece de percibir cosas así.

Con una producción respaldada por el sello de pocas pero intensas bandas, como es Cyclone Records, y un sonido excelso, este trabajo tiene variedad suficiente, duración suficiente, música suficiente, agresividad suficiente y emoción suficiente para llenarle la copa a cualquiera. Si hay quien hubiera preferido algo menos de melodía, podré entenderlo, pero no creo que, en el marco de lo hoy se oye, nadie pueda quedar indiferente. Este es un disco inesperado y que casi roza el cielo con las manos.

9/10. Descomunal pieza que se convierte en el Vigésimo Sexto contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro


martes, 9 de septiembre de 2014

Vanden Plas - "Chronicles Of The Immortals: Netherworld (Path 1)" (Progressive)

Maestros del Progresivo alemán, así tengo definido a Vanden Plas en alguna crítica, cuando sin embargo no tengo ningún comentario específico de ellos y es que, claro, su último disco, "The Seraphic Clockwork" era de 2010 y este blog lo inicié en 2011 y sin embargo, en esa zona de la memoria donde se alojan los buenos recuerdos, está la seguridad de haber disfrutado de excelentes momentos con esta banda.


Ahora, luego de demorar más de seis meses este análisis desde la salida del disco, sea por una cosa o por la otra, me decido a comentar un trabajo que necesariamente debe escucharse si es que se quiere tener una idea completa de lo que este año trajo en materia de buena música. "Chronicles Of The Immortals: Netherworld (Path 1)" es un trabajo integralmente conceptual, como su nombre sugiere desde la primera vez que se lee, siendo su mensaje -como es costumbre en una banda de inspiración cristiana- la forma en la que se libraría la apocalíptica batalla entre entre el Cielo y el Infierno.

Este disco sin embargo y a pesar de lo que haría suponer un nombre y un concepto como los mencionados, se cuida sobremanera de caer en clichés y lugares comunes que tan fáciles se prestarían para el desarrollo. Nada de melodías simplonas, ni inspiración emocionante sin verdadero substrato. No. Por el contrario, este disco es ciertamente mucho más complejo de lo que se podría esperar y en su desarrollo sorprende la gran cantidad de buen Prog que lo matiza, siempre lleno de ataques de sonido, intenso y multinivel.

Desde un comienzo se percibe una estructura compleja, en la que una instrumentalización preciosista se hace eje del trabajo, la que unida a la excelente voz de Andy Kuntz y una producción de alto nivel, hacen que el disco se desenvuelva en intensidad, melodía, y complejos riff. Vanden Plas no es una banda que se reconozca por arriesgarse en la búsqueda de sonidos experimentales y no es tampoco en este disco donde ello iba a ocurrir, sin embargo el trabajo es intenso, completo y complejo. Canciones como Godmaker, New Vampyre, The King And The Children Of Lost World, Soul Alliance e Inside satisfacerán a los más exigentes gustos. Tanto sintetizadores/teclados, como guitarras, voces -incluso la femenina- y batería se perciben como parte de un trabajo maduro, de una banda experimentada y muy acoplada.

Temas hermosos, a veces un poco somnolentes, se mezclan con cambiantes canciones y crean ese ambiente general de un disco que puedes poner en cualquier momento si lo que deseas es disfrutar de calidad, integridad musical y demostración en la ejecución, sin tener que llegar al abuso instrumental. Me habría gustado algo más de velocidad en algunos puntos del trabajo, pero las sorpresas que deparan ciertas escalas y cambios de velocidad, bien valen algunos momentos letárgicos.

Sumamente recomendable para los amantes de las ejecuciones que requieren tiempo y cierta cultura metalera del sector Prog. "Chronicles Of The Immortals: Netherworld (Path 1)" luce como el primero de una saga importante que anuncian presentar, lo que será bueno no sólo para la banda, sino para el estilo, en general, a pesar de algún que otro tema que puede estar ahí rellenando el disco. Continúan así una excelente carrera con este disco.

8.5/10. Concepto nominado en el segmento de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


domingo, 7 de septiembre de 2014

Quickie 3 - Zwielicht - Dark Fortress - Semargl - Astraeus - Enceladus

Zwielicht - "With Love From Sinister" (Black): Black en estado puro, de la más vieja escuela. Si la copia es la mejor forma de halago, Zwielicht ama con pasion a Mayhem. Este disco está bastante bien, con un sonido ultra reminiscente a lo que originalmente se hacia en el género. Su temática es totalmente satánica y tiene algunos momentos memorables. Lástima algo de novedad y demasiado compromiso con sus ídolos musicales. En todo caso, para los oidores específicos, este trabajo deparará buenos ratos. 
(7/10)


Dark Fortress - "Venereal Dawn" (Progressive Death): Un disco mediocre, que apela a los lugares comunes y no termina de satisfacer mis gustos metaleros. Ni tiene suficiente Prog, ni concreta el mensaje, ni su melodía me pareció nada especial, mas allá de que si gritan mucho y el concepto se hace un mezclote de sonidos, sin demasiada coherencia, además de una producción regular. Aunque entiendo que algunas personas lo consideran una obra de arte, en mi caso debo disentir y esperar un poco más por una mejor demostración de estos músicos, quienes -individualmente considerados- debían haber aportado más. 
(6/10)

Semargl - "Love" (Trance): Luego de "Satanic Pop Metal" el cual fue una grata sorpresa, mezclando dos géneros tan distintos como el Trance y el Black, tenía grandes expectativas con este disco, sin embargo me apena que hayan puesto semejante cagada. Y aunque la palabra suene un poco pesada debo decir que el trabajo es decepcionante, no sólo porque no es Metal, que no lo es, ni tampoco es lo principal, entendiendo que decidieron cambiar de género, sino porque el disco es malo con avaricia, sin alma ni emoción, especialmente terrible en las voces y un insufrible beatbox. Sugiero pasar de largo. Posible peor disco del Año.
(2/10)

Astraeus - "Mirrors" (Djent / Progressive): Estos norteamericanos presentaron con este trabajo un disco de buen nivel, relativamente completo, un poco crudo en los bordes, pero lucen prometedores. Se les nota una buena influencia de actos como TesseracT. Fuerte agresión y una guitarra bastante buena. Vale la pena darse una vuelta por este disco debut y observar hacia dónde se dirigen, tienen buena madera y el elemento Core en la voz es bien llamativo.
(7/10)

Enceladus - "Journey To Enlightenment" (Power / Speed): Bastante mejor que el promedio de sonido Power que ronda por ahí, diría que se merecen una crítica más larga que un quicky, pero me falta el tiempo para hacerla. Su sonido tiene mucho de Prog y velocidad-emoción Dragonforce, a la vez que tiene momentos realmente interesantes, pero pueden sonar algo desordenados a veces. Sin embargo hay buenos riffs y la voz principal tiene mucho que ofrecer. Tienen la mejor nota que esta sección me merece colocarle a un disco de análisis rápido. Si me da por ahí, le hago la crítica entera. Debe escucharse.
(8/10)

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Opeth - "Pale Communion" (Progressive / Jazz)

Opeth es una de esas bandas que, en buen castizo, se puede decir que tuvo 'arrancada de caballo y parada de burro'. Desde 1995 hasta 2005 presentaron nueve discos, generalmente buenos, especialmente sus primeros trabajos, siendo su grabación de 1998 "My Harms, Your Hearse" posiblemente el más importante de su discografía. Luego tuvieron una crisis en 2008 que los llevó a presentar el regular "Watershed", para caer hasta su punto más bajo en 2011, con el mediocre "Heritage".


"Pale Communion" viene a ser el renacer de la banda y a convertirse, desde mi perspectiva en su mejor trabajo hasta el día de hoy y unos de los mejores discos de Progressive / Jazz de 2014. Este es un disco inesperado por parte de los suecos de Opeth y cada vez que lo escucho creo que la mejor forma de definirlo sería decir que suena a Yes, en esteroides. Es sin duda un impacto sensorial Progresivo, del mejor calibre.

En ocho canciones con gran influencia de sonidos tomados del Jazz, el quinteto logra una fuerte transmisión de emociones y colores. "Pale Communion" tiene en general un tono que toma elementos del Acid, particularmente en la rítmica, y crea canciones como la fantástica Eternal Rains Will Come, la cual es un viaje psicodélico lleno de sonidos específicos y reconocibles, luego -manteniendo un tono similar- presenta Cusp Of Eternity, compleja, oscura, cambiante, de grandiosa ejecución instrumental en su guitarra y marcado ritmo.

Luego los casi once minutos de Moon Above, Sun Below, que también crea un fuerte sentido de sonoridad, progresiones rítmicas, voces quedas y suaves que sugieren un ambiente melancólico. Esta canción es una absoluta delicia, que en sus ataques rítmicos se eleva con fuerza, luego de crear un ambiente adormecedor. Me gustó realmente su desarrollo.

Elysian Woes y Goblin derivan un poco demasiado para mi gusto y me parece que no terminan de llegar a algún sitio, aunque puede que ese sea su objeto, el sólo hecho de aturdir un poco en su sonoridad suave para que sirvan de puentes con la segunda parte del disco, la cual comienza con la descomunal River, la mejor canción del disco, con una de las melodías, instrumentación, letra y coro más hermosas que he oído en lo que va de año, muy setentosa y que me obliga a nominarla como Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica, sin desperdicio alguno.

Casi cierran con Voice Of Treason, canción más que bien ejecutada, de ambiente oscuro y que varía el ritmo y tono general del trabajo, con bastante uso de improvisación en la ejecución y de fuerte y compleja melodía, nada sencilla para oidores casuales, lo que la hace de la más interesante, desde el punto de vista de novedad.

Terminan con algo más asequible, Faith In Other, una canción más enfocada en la excelente voz de Mikael Åkerfeldt, muy dentro de los cánones Jazz y Progressive, completa, hermosa, melodiosa e interesante.

Opeth ya casi no usa en este álbum los growls (diría que se oye apenas en algún coro) y las tonalidades pesadas o incluso Death con las que habían matizado el Prog que ejecutaban, eso se ha diluido con el paso del tiempo, sin embargo "Pale Communion" es una ejecución integral y de excelente factura, uno de los mejores discos de Prog del año.

9/10 Vigésimo quinto seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.


sábado, 30 de agosto de 2014

Crimson Shadows - "Kings Among Men" (Power / Melodic Death)

Lo que son los preconceptos en el Metal... con sólo ver la portada de un disco se sabe, en el noventa por ciento de las oportunidades, de que tipo de estilo se trata: una portada con un zombi comiéndose los intestinos de una señorita embarazada sólo puede ser.. bueno, todo el mundo sabe... así con los demás estilos, el Thrash tiene su código, el Black... todos. En los nombres también ocurre, Octaedron Principle Tesis tiene que ser alguien Prog, los September's Moon Tears, son Góticos... jajaja, somos de un predecible. De la misma manera, una banda que se llame a sí misma Sombras Carmesí, tiene que ser un enorme lugar común de héroes, dragones y princesas bajo el manto del Power ¿verdad?... pues no, Crimson Shadows es un salto cualitativo en la manera de hacer Power y Death épico, una de las verdaderas sorpresas del año.


Estos canadienses, quienes tienen en su haber un disco poco conocido de 2012, llamado "Glory On The Battlefield" (que dije de ser predecibles XD), presentan ahora "Kings Among Men", el cual es una verdadera batalla de guitarras y batería destructora, mientras que las voces Death y las limpias también luchan entre ellas, entre las estrofas y los coros, para crear un magnífico ambiente, épico y emocionante, pero no empalagoso, ni mucho menos simplón. Esta es una forma de hacer Metal que impacta, pero no es regalona, ni autocomplaciente a pesar de los elementos épicos y melódicos de un Power y Speed muy presentes. 

Realmente "Kings Among Men" toma elementos de diferentes sitios, tiene la influencia Power de Blind Guardian, pero es más agresivo; del sonido Melodeath de Kalmah, pero es más épico; de la velocidad de Dragonfroce, sin convertir a esa característica en su centro, y de la fuerza emocional de Children Of Bodom, pero con su propio sentido vocal. Puede -me atrevo a decir- que este disco se convierta en una de las verdaderas sorpresas del año.

La característica que más resalta de la ejecución integral de la banda es su amalgamiento sonoro: todo ocurre a la vez, pero todo es diferenciable (como el 'Aleph' de Jorge Luis Borges). Si uno se permite el tiempo de explorarlo se da cuenta que mientras en un sector de la música los dos ejecutantes de las guitarras están librando su particular batalla, también ocurre lo mismo con las voces, donde los coros de voz limpia suceden a los growls de las estrofas, pero más que como una continuación, como una respuesta, y en el fondo los cueros y el bajo resuenan a velocidad de vértigo, creando la cortina de atmósfera y emoción.

Cualquier canción del disco es de alta factura, siendo Rise To The Power, la mejor del disco, impresionante y una de esas que se repasa tres veces al día, Heroes Among Us, A Gathering Of Kings, Maidens Call y en general cualquier tema que se escuche es una explosión de energía cruda. Podría decirse que hay un poco de abuso en la fórmula general y algunas canciones se perciben similares a las anteriores, yo prefiero pensar que es un estilo propio, tan fuerte que amalgama el trabajo en torno a una identidad. No se pierdan, por favor no lo hagan, los solos de guitarra que se escuchan a través de todo el disco, pero especialmente tengan a mano los pañales cuando lleguen a Braving The Storm, la cual tiene una de las ejecuciones más sensacionales en mucho tiempo y que merece total atención, esa manera de tocar no es normal.

Una de las maneras en las que me ayudo a la hora de comentar algún trabajo, es imaginarme como sería su presentación en vivo y no dudo en pensar que "Kings Among Men" de Crimson Shadows sería un verdadero lujo. La energía, la fuerza, la melodía cruda, la velocidad, la gran ejecución instrumental y vocal y las sensaciones generales que este disco generan, deben convertirlo en un favorito de muchos.

9/10. Vigésimo cuarto seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.



miércoles, 27 de agosto de 2014

Hammerfall - (r)Evolution (Power)

Hammerfall... una de esas bandas que inflama las redes, de las que hay gente que les genera placer hablar mal, olvidando que son, por derecho propio y razones más que válidas, incluyendo a "Glory To The Brave" (1997) y "Legacy Of The Kings" (1998), miembros de número de la Academia del Power, el épico, el glorioso, el emocionante y sobre todo, el divertido. Y que un traspiés, como fue el 'faux pas' de "Infected" (2011) lo puede tener cualquiera, motivos todos estos más que suficientes para analizar "(r)Evolution" con cierta morbosidad.


Debo rendirme a la evidencia y despejar incógnitas de manera inmediata, más que todo para que los haters puedan continuar navegando la red sin perder su tiempo, y es que este es mucho mejor disco que "Infected", y cuyo sentido es, descaradamente, redención. "(r)Evolution" expresa e inequívocamente, invoca los más puros cánones del Euro Power y presenta once temas herederos de lo más melódico del grupo, sin embargo no lo más novedoso del legado de Joacim Cans y sospechosos habituales que lo acompañan.

El disco es un gran cliché Power, con -incluso- alguna uso descarado del espíritu de Iron Maiden, como la canción Life Live Loud, seguramente con la intención de reverdecer viejas glorias metaleras y transmitir el inequívoco mensaje de que Hammerfall ha enderezado su rumbo y se puede volver a confiar en ellos como fuente de energía, puños en alto y emoción.

Bueno, realizada ya la correspondiente descarga de ira y el universal reconocimiento del mea culpa que este disco significa de parte de Hammerfall, a los que sólo les ha faltado jurar públicamente que nunca más se desviarán de la senda Power que los trajo hasta aquí, iré al fondo diciéndoles que me sentí placenteramente culpable al repetir "(r)Evolution" algunas veces más de las que originalmente esperaba hacerlo.

Es cierto que tiene canciones que, incluso con todos los elementos esperables, no llegan a la zona pura del corazón metalero (la que oye Power/Symphonic/Epic), sin embargo hay temas que destacan de manera interesante y rememoran emociones olvidadas. La canción de abrir fuegos, Hector's Hymn, es épica y melódica, con buena guitarra y coros; luego vienen algunos de los mejores momentos que depara el disco: (r)Evolution es una canción que me parece que contiene el mensaje más directo del disco, y está dentro de las mejores. Entiendo, desde el sector esquizofrénico de mi cerebro (según algunos a los que les he comentado), que con ella Hammerfall puede, incluso, estar preparando su despedida, o quizás -si hay cierto éxito comercial que los obligue a seguir juntos- al menos escribiendo su fin de historia...paseense por la letra, la encontrarán enigmática y si se enfoca debidamente, tiene un mensaje de finalización.

Bushido me encantó, qué carajo voy a decir si lo siento así, es emocionante y épica, algo contenida en su velocidad. Ex Inferis rítmica y un poco oscura, tiene sus momentos y cierto potencial de ser mejor en vivo. We Won't Back Down, algo extraña, no me terminó de convencer, no me sonó al Hammerfall que espero, pero su corito es pegajoso. Winter Is Coming es la bendita balada que tiene que incluirse, así sea relleno, ella lo es, desafortunadamente...

Ahora bien, al rescate del disco viene, a ritmo de carrera y héroes invencibles, la excelente canción Origins. Este tema valió la espera de ocho años entre Natural High ("Threshold" 2006) y hoy. Me parece la mejor canción y aún siendo un trabajo de nota relativamente baja en el contexto general, voy a atreverme a nominar este tema, gracias a su grandioso coro y emocionalidad, como Canción del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

Cierran el disco tres canciones que son la más pura escuela de la banda, las cuales están bien hechas, un poco repetitivas, pero que redondean un trabajo que se hizo, desde mi perspectiva, con el descarado objetivo de complacer a los seguidores, dándoles lo que querían a través de las comprobadas fórmulas y estándares del Power.

Aún cuando todavía están algo fuera de forma y con mínimos atrevimientos músicales, para evitar cualquier riesgo, asegura Hammerfall una mejora en la percepción general de su trabajo, ya no lejos de lo que una vez fueron.

7.5/10


martes, 26 de agosto de 2014

Sólstafir - "Ótta" (Post Black)

Sólstafir es una de las mejores bandas de Metal existentes. Si bien su estilo Post Black no es precisamente uno de los géneros más difundidos, la gran calidad que muestran estos islandeses, a quienes no les empacha cantar en su lengua, tiene pocos elementos referenciables en un mundo musical que, como es el Metal, se ha frenado bastante en lo que ha novedad y eclecticismo se trata.


El disco anterior de estos cuatro componentes, "Svartir Sandar" (2011) es uno de mis diez discos favoritos de todos los tiempos y eso, para mi, es de por sí un lastre a la hora de comentar este nuevo trabajo, "Ótta", ya que me prejuicia en exceso y si bien toda experiencia es enriquecedora, produce -a su vez- subjetividad (esta aseveración es metafísica... de la seria, no la de Conny Mendez). O sea, aceptando el riesgo de que a otros no les guste mi perspectiva, sea por cualquier motivo, pero fundamentalmente porque su experiencia los conduzca a ello, diré que este disco es -como era previsible- uno excelente, sin llegar a los niveles de perfección de su anterior, pero igualmente puede ser considerado como de los mejores del año.

Interesante por demás es descubrir que el aura mística que Sólstafir tiene se limita a su sonido y algo de su imagen fotográfica o de sus videos, puesto que no hay más que intentar interactuar con ellos, sea a través de Twitter o de otras redes, o leer alguna de sus entrevistas para descubrir que tienen muy poco de divos del Metal y sí mucho de gente común, yo -si me pidieran especular- diría que sus orígenes, en un sitio tan remoto y distante como es Islandia, tiene que ser un importante ecualizador del espíritu... digo yo.

"Ótta" tiene once canciones, algunas muy largas, altamente elaboradas en su aspecto sonoro, con cambios fuertemente influenciados por el Prog, sin llegar a ser una exhibición instrumental, sino que por el contrario, busca recrear el más inconfundible elemento y aporte de la banda a la música, su sentido atmosférico, inquietante y oscuro del sonido. Este, sin embargo, es un disco bastante más melódico que su anterior, con menos (dije 'menos') imágenes grises y melancólicas, posiblemente por la menor presencia del sonido característico de la guitarra, que a diferencia de su disco anterior, donde la distorsión extrema la caracterizaba, ya no es tan evidente.

Sin embargo, hay algunos temas fuera de serie, comenzando por el mejor del álbum, su canción de abrir, Lagnaetti, nominada a Canción del Año. Sin embargo sonidos como el del tema Dagmal causan una regresión mental inmediata a los mejores momentos de la banda. Otros temas más frontales en lo que a su melodía se refiere, como Miodegi o Rismal, me cautivaron menos, posiblemente porque esa voragine de elementos oscuros y fuertes que se hallan en temas como Nón, no están tran presentes y -como dije- al ser más melódicas, son más directas.

En algún sueño húmedo musical, fantaseo pensando cómo había grabado yo este disco y me lo imagino siendo algo más contundente con el sonido de la batería y utilizando todavía más distorsión en la guitarra. Aún así, elementos como la exploración del sonido del teclado es sencillamente genial, atmósferas como la creada en Mioaftann o Tilberi recuerdan paisajes vikingos pintados con tonos grises, de los que sale algún rayo de luz del Sol... y se vuelve a esconder. Ese tipo de transmisión de mensaje y sensación es lo que convierte a cualquier trabajo de Sólstafir en un placer.

La instrumentalización de la banda no escatima en eficiencia, evitando sin embargo y a pesar de sus influencias Progresivas, caer en onanismos musicales... su música es descaradamente placentera y compleja a la vez, sonidos estentóreos como los de la guitarra de la canción más larga de "Ótta", Náttmál retrotraen a zonas musicales que provocan sedación, para -de pronto- impactarte con un cambio de ritmo violento... pero contenido, para atacar con fuerza en el tema Til Valhallar, uno de los mejores.

Bueno, demasiada cháchara para dejar sentado que Sólstafir tiene y retiene el toque mágico y su Post está en el tope de la cadena metalera. "Ótta" merece ser mencionado en cualquier lista de 2014 como un trabajo completo, conmovedor, lleno de matices y capaz de transmitir su mensaje - cualquiera que sea el que usted extraiga- de forma intensa.

9/10. Vigésimo tercer nominado a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.



lunes, 25 de agosto de 2014

Dragonforce - "Maximum Overload" (Power / Speed)

'Dragonforce es famoso por razones equivocadas'... jajaja!, La verdad que semejante aseveración tiene mucho de ese aura místico-imbécil que tienen algunos metaleros. El hecho de que Through The Fire and Flames, Valley Of The Damned y alguna otra aparezca en 'Guitar Hero' o algún otro juego similar sólo puede ser motivo de orgullo para los que nos gusta el sonido de la banda, no digamos para ellos mismos. Aunque ciertamente todavía está en el ambiente aquellas acusaciones de que sus temas estaban exclusivamente reservados para el estudio porque aceleraban la velocidad de la grabación, para parecer extraterrestres con sus guitarras... yo no lo creo, no los he visto en directo, pero me parece el típico comentario de resentidos.


Despues de la gran demostración que significó "The Power Within" en 2012, este disco me generó una interesante expectativa y aunque lo tenía algo bajo en el radar de seguimiento y sin ser todo lo que su anterior esfuerzo representó, sigue llevando en alto el nombre de estos Power/Speed metaleros, con un resultado global bueno, teniendo -interesantemente- algunas oportunidades en las que despliegan menos su uso de la velocidad, la cual, por el simple placer de la misma, no necesariamente contribuye mejor al resultado final.

El enfoque de este disco es generalmente más fuerte en la vertiente melódica y épica, haciéndolo más asequible, agradable y emocionante de escuchar. Puede que el mayor cambio de este disco respecto a los anteriores de Dragonforce sea que hay explícitamente más variedad en las canciones, ocurriendo que, además de que ya no hay sólo temas veloces, se ocupan de explorar zonas musicalmente inusuales, como es The Sun Is Dead bastante Prog y el último tema del disco, Ring Of Fire, cover de Johnny Cash, que les queda muy -pero que muy- bien... aunque me parece que no será del agrado de algunos puristas, pero demuestra mucha seguridad en su propio sonido y capacidad como músicos. Debe recordarse que Dragonforce es uno de esos grupos que por motivos seguramente extramusicales crea bastante trolling en la red...

Herman Li, el corazón de esta banda y a quien el mundo metálico generalmente reconoce como uno de los mejores guitarristas existentes, parece haberse encontrado nuevamente con la Dama Inspiración en este trabajo creando temas épicos como Tomorrow's King, Three Hammers y Defenders, apoyándose en su eterno alter ego musical, el segundo (es un decir) guitarrista Sam Totman y disfrutando de la opción de tener como vocalista al descomunal Marc Hudson, el cual creo que, al haber comprobado en el disco anterior que calzaba con sobrada capacidad el espacio dejado por ZP Theart, se permite menos protagonismo y deja espacio para que el grupo suene más como un todo. Como complemento me gusto el sonido más grave de la batería, en manos del recién llegado Gee Anzalone

Me agradó que el Nintendo Metal se haya ajustado a niveles menores y creo que el disco tiene buenos ratos con canciones algo más largas que las usuales, aunque resienta que no hayan nunca vuelto a presentar un tema como Heroes Of Our Time, que sigue siendo una de mis canciones preferidas y fundamentales a la hora de hablar de este estilo. Algún punto menos por los lugares comunes del tema Symphony Of The Night, y otros como The Game, que no me terminó de llegar o Extraction Zone la más débil del disco, pero nada que se pueda señalar como verdaderamente desmeritable.

8/10 Buen disco, repiten calidad y tiene mucho que ofrecer, especialmente a los seguidores del Power, aunque no reinventen la rueda (ni sea eso lo que deseen hacer).


sábado, 23 de agosto de 2014

Empyrium - "The Turn Of The Tides" (Dark Neo Folk / Black)

Si de encasillar en un estilo se tratara, "The Turn Of The Tides" de Empyrium, sería uno de los más complicados. Apelando a lo más profundo de mi conocimiento, podría catalogarlos como Dark Neo Folk Symphonic, con elementos Atmospheric Black... lo que, luego de volverlo a leer, creo por derecho propio nos convierte a los metaleros en unos de los seres más pajuos del espectro musical (pajuo: término que posiblemente sólo los venezolanos entiendan, pero que más o menos mezcla 'ridículo' con 'imbecil').


Yo diré, como para simplificar las cosas, que este es un gran disco, fundamentalmente por su instrumentalización, la cual es preciosista, perfeccionista y altamente estilizada, con una forma de vocalizar inusual para el Metal, como es una especie de canto lírico masculino, que no llega a tanto como para sonar como música 'culta', pero que crea un efecto interesante, hasta cierto punto chocante y en su conjunto impacta favorablemente, aún cuando ciertamente requiera tiempo para digerir.

Empyrium es una banda alemana que tenía doce años sin presentar ningún trabajo nuevo y de hecho se había separado en el 2006, para volverse a encontrar -según mis cálculos- en 2013 con un EP llamado "Dead Winter Days", que les generó cierta atención. Luego de tanto tiempo fuera de circulación no me apena decir que no puedo comparar "The Turn Of The Tides" con sus trabajos anteriores, ya que, simplemente, no los conozco... son una banda nueva para mí, aunque este sea, formalmente, su quinto larga duración. Bien puede valer la pena llegarse hasta los discos que presentaron a mitades y finales de los noventas a ver que tanto queda de aquello y que tanto hay de nuevo.

En lo específico el trabajo tiene que estar dentro de lo mejor del año. Su intensidad y diferenciación de la generalidad de Metal oído a estas alturas es obvio. El disco es extraordinariamente sugestivo, manteniendo una suavidad tensa, pero muy oscura, casi como los pensamientos de un demente, que espera la oportunidad de atacar mientras se gana la confianza de quienes lo rodean. Metáforas aparte, la música -repito- es intensa, diferenciada, específica, con riffs reservados para temas mucho más frontales, sin embargo el dúo conformado por Ulf Theodor Schwadorf, multi instrumentalista y voz y Thomas Helm, teclados y también voz, conocen y aplican una fórmula mágica que les permite mantener la atención constante con un fuerte sentido atmosférico, envolvente pero minimalista.

En "The Turn Of The Tides" no hacen falta exageraciones, ni lugares comunes... sólo hay sonido, a veces suaves (pero no pocos) y a veces fuertes (pero no estridentes). Cualquiera y lo digo convencido, que se precie a sí mismo de gustarle el Metal bien hecho, encontrará en este trabajo elementos que disfrutar. El disco puede, sin llegar a la agresión del Black o frontalidad del Folk puros, tener elementos comunes con trabajos como "Shrine Of New Generation Slaves" de Riverside , o en el aspecto Atmosférico a lo presentado por discos únicos como el de Caladan Brood, "Echoes Of Battle" u "Old Mornings Dawn" de Summoning en lo que respecta a su uso del Black.

Savior, In The Gutter Of This Spring, Dead Winter Ways y la homónima del disco y cierre del trabajo son temas memorables, a los que -siendo totalmente honesto conmigo mismo- todavía tengo que entenderles esa voz tan peculiar, especie de mezcla entre Canto Gregoriano, música Sacra y Black, pero que sin embargo acometen exitosamente el fin último que yo, particularmente, persigo en el Metal, como es la percepción de emociones. Sólo me sobró el tema We Are Alone, que si bien es hermoso en su sencillez, no lo comprendí en el contexto general. Un lujo de disco por donde se mire.

8.5/10. Excelente portada también.



martes, 19 de agosto de 2014

Origin - "Omnipresent" (Death / Thrash / Technical Death)

Con cinco discos en su haber, de bastante calidad en general, los ejecutantes de la impresionante mezcla que produce el Death/Tech/rash norteamericanos de Origin han logrado suficiente experiencia desde sus inicios en 1997 para presentar su mejor disco hasta la fecha, "Omnipresent". Un sexto trabajo que desborda crudeza, fuerza y rabia y me ha satisfecho plenamente.


Lo que más diría que me sorprendió de este trabajo, aún cuando en "Omnipresent" la ejecución es epítome de precisión, es que no se trata de un disco predecible. Cambios bruscos, largos temas, mezclados de interludios cortos, estructura interesante y riff destructores son sólo parte de lo que este tremendo trabajo ofrecerá a los verdaderos cultores del Metal de la zona dura.

Sin creerme un especialista en el trabajo realizado hasta la fecha por Origin, aunque habiendo escuchado algunas veces sus discos, diría que "Omnipresente" es más oscuro que sus discos anteriores, más brutal y mucho más enfocado hacia el riff y el ritmo, algo más dirigido hacia el Tech en el uso de las guitarras, aunque sin llegar a pisar totalmente esa zona en esta oportunidada -al menos no tanto como otros grupos declaradamente dedicados a eso-, aunque pudiendo ser esa la posible dirección definitiva hacia la que la banda vuelva. La ejecución de John Longstreth, músico a cargo de darle baquetazos a la batería, es francamente impresionante, de capacidad nanométrica y poseedor de un sentido poco común del uso del contratiempo. La voz de Paul Ryan, el líder vocalista, es compleja y fuerte en todo el recorrido y el espectáculo vocal de temas como Thrall:Fullcrum:Apex no debe ser dejado de tomar en cuenta, super complejo de verdad.

Un sentido de agresión intenso se percibe en temas como Unattainable Zero, All Things Dead y Manifest, con guitarras poco o nada dulces y alta dureza en los riffs, los cuales son críticos y crípticos: es decir, definen el mensaje, pero explora zonas de sonido duro indescifrables. O sea... son demasiado buenos y brutales.

Diría que el disco tiene bastante de experimental en las canciones cortas, las que duran un minuto o algo más, que son cinco y que las mismas son usadas como puente entre los platos fuertes, sentando el tono árido e intenso que los temas de desarrollo más largo muestran. Otro uso experimental es el de los sonidos de teclados, como en Obsolescence, los cuales sorprenden en cuanto parecen no formar parte del paisaje natural del "Omnipresent", pero sin embargo se incorporan como elemento interesante.

Yo diría que este es uno de los trabajos más crudos, envolventes y fuertes del año y que merecen un cierto nivel de conocimiento y algo de experiencia en el Metal para percibir integralmente, si no se quiere correr con el riesgo de asustarse de lo realizado aquí por Origin. Tengo igualmente la impresión de que el tiempo puede hacer decantar este disco como el mejor de la banda. De momento me merece un lugar privilegiado en mi selección de 'andar por casa... cuando tengo ganas de romper algo'.

9/10 Vigésimo segundo disco seleccionado para competir como Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.



viernes, 15 de agosto de 2014

Accept - "Blind Rage" (Heavy / Thrash)

A veces sucede que pasan algunos días, incluso más tiempo, sin que aparezca un disco integral, de esos que no son el redescubrimiento de la rueda, pero son sólidos de principio a fin. Cuando ocurre eso, más o menos se sabe que esperar del trabajo, pero se siente calidad. Generalmente ese tipo de discos proviene de bandas con mucha experiencia, como es el caso de los alemanes de Accept, cuyos inicios algunos ubican en épocas tan distantes como finales de los años sesenta (si 60's), aunque formalmente se les reconozca como miembros del equipo de salvamento del Metal de las garras del Grunge que el Thrash realizó hacia mitades de los ochenta.


Lo primero que resalta de "Blind Rage" es lo jodidamente bien que suena, siendo posiblemente el disco de mejor producción que he logrado escuchar en lo que va de 2014, sólo ese hecho ya impulsa a ponerlo una y otra vez, como para deleitarse en un arte que parece destinado a los círculos selectos: una grabación limpia. Después me llamó poderosamente la atención su estilo musical, el cual es ciertamente arriesgado de encasillar en un sólo género, pues tan pronto te convences que lo que estás oyendo es Heavy, quieres cambiar de opinion y decir... 'no, es Thrash' y cuando no son ambos, me pregunté por qué oía tanto Speed...difícil hacer eso sin terminar haciéndolo todo mal. No es el caso de este disco.

La instrumentalización de "Blind Rage" es también un placer. Sin excesos Progresivos, ni obsesión por la perfección a la hora de la ejecución, se nota que Wolf Hoffman sigue en plena forma con una demostración de conocedor de lo que puede hacer una guitarra, alguien que te dice con lo que hace que le gusta y sabe como transmitirlo. La voz rasposa de Mark Tornillo quien protagonizó el retorno triunfal de la banda en 2010 con el gran "Blood Of The Nations" sigue siendo el complemento perfecto para la música, agresívo y duro cuando debe y lo suficientemente melódico como para crear el sello que ha distinguido a Accept.

En general las canciones que componen el disco tienen algo que ofrecer, con alguna que otra excepción sobretodo donde el ritmo decae o ciertos riffs no quedan tan claros como lo que se espera de esta forma de hacer Metal, sin embargo temas como Stampede, Dying Breed, 200 Years o la mejor del disco Dark Side Of My Heart, producen buen ambiente y la suficiente agresión como para mantener el interés a lo largo del disco. "Blind Rage" es divertido, pero sobre todo te mantiene atento, como quien está viendo a alguien en la cuerda floja... con todos los malos pensamientos que esa ejecución trae aparejada...se cae... no se cae...

Especialmente las canciones rápidas y más agresivas producen el mejor efecto que las lentas, como The Curse o Fall Of The Empire que hacen que el trabajo pierda cierto brillo. Estar en un concierto de Accept debe ser una de esas experiencias trascendentes del Metal, espero hacerlo algún día. Buen trabajo, que comprueba otra vez que su constancia y calidad se mantiene y que ni una bomba nuclear acabará con estos veteranos.

8/10


miércoles, 13 de agosto de 2014

Unisonic - "Light Of Dawn" (Power)

Si te gusta el euro Power este disco te podría llegar a llamar la atención... con tiempo y paciencia y me parece no exagerar al decir que no creo que llegue a ser nada especial, no sólo porque Unisonic no satisface la expectativa que -nuevamente- había generado, al igual que como ocurrió con su disco debut "Unisonic" (2012) y es que, claro, la pléyade de nombres que componen la banda tienen que mover al interés, aunque es sinceramente regular por momentos.


A pesar de eso en "Light Of Dawn" se pueden distinguir algunos claros entre su multitud de oscuros, pero en general demuestra falta de energía y pocas ideas, aunque en algún momento haga levantar la ceja para decir... esto está bien. Diría que las primeras tres canciones del disco, Venite 2.0, Your Time Has Come -la mejor del disco- y Exceptional, están dentro de lo más aceptable y podrían sentirse adecuadamente en cualquier buen disco de Power, sin pasar desapercibidas, a pesar de que la última mencionada, utilizada como 'single' abreboca, es menos redonda... son definitivamente canciones herederas de Helloween, menos grandiosas, pero hijas de esa corriente. No se puede negar, en cualquier caso, el hecho de que la voz de Kiske es de las mejores del género. Su capacidad ayuda a todos los temas a mantenerse fuera de la zona peligrosa... de no ser por él seguramente el disco tendría menos que ofrecer.

Recuerdo que Unisonic no me convenció en su disco anterior porque su material no se percibió como nuevo ni contemporáneo, estando más bien cómodamente sentado en un espacio donde habita el Power con el que todo el mundo puede sentir identificación, haciendo poco o nada por demostrar sus indudables dotes, pero con "Light Of Dawn" el problema va más allá, hay canciones simplemente mediocres.

Llegando a For The Kingdom se percibe uno de otros pocos despertares de emoción, esta canción abre un compás, de indudable influencia recibida del trabajo de Tobias Sammet en Avantasia, en las que destacan, además de la mencionada, la siguiente, Not Gonna Take Anymore, con un sonido diferente, también Night Of The Long Knives, es atractiva, posiblemente la más alejada del euro Power. Luego, viene la olvidable Find Shelter y la de muy mediano gusto -en lo personal-, la balada Light Of Dawn donde el disco toca su punto más bajo.

El trabajo intenta recuperar la intensidad con When The Deed Is Done con relativo éxito, pero Throne Of The Dawn es demasiado rara en el contexto Power, creo que es un tema que sobró, no la entendí, así como Manhunter, fuera de foco en lo que a ritmo se trata, cerrando con You And I que es honestamente mala.

Me siento decepcionado nuevamente con Unisonic, sobre todo porque creo que tiene uno de los mayores potenciales en el género para hacer un super disco, pero los astros no han logrado alinearse. "Light Of Dawn" es un disco cualquiera, que en su conjunto no ofrece una experiencia satisfactoria, muy a pesar de la gran cantidad de gente que, incluyéndome, lo esperaba con ansias. Para mi, si no sacan más discos, no se notará demasiado.

6.5/10



lunes, 11 de agosto de 2014

Quickie 2: Tombs - Novembers Doom - Derdian - Alestorm

Tombs - "Savage Gold": el nuevo trabajo de los neoyorkinos que tanto impactaron con su entrega anterior, que de hecho se convirtió en uno de mis discos favoritos, vuelven con un CD de sonido más elaborado, de más instrumentación, pero distante de la magnificencia que cubrió su anterior. No es de mi total agrado, aunque tiene sus momentos de Sludge intenso, me gustaba mucho más su sonido crudo y brutal, que éste, quizás demasiado elaborado.
7/10


Novembers Doom - "Bleed White": Muchos han visto en el más reciente trabajo de estos americanos, formados a finales de los años ochenta, la segunda venida del Doom y una nueva forma de hacer ese género, a mi me ha parecido un disco bueno e interesante, pero sin llegar a los extremos de mi gusto. Posiblemente su fuerte sonido requiera bastante tiempo para terminar de calar, sin duda es interesante y se presta a más que un repaso. Razonablemente bueno, el día de hoy, diría que es un disco destinado a envejecer bien.
7.5/10

Derdian - "Human Reset": los bardos Power/Sinfónicos italianos tuvieron la amabilidad de enviarme su disco antes de que saliera al público, supongo que por la buena reseña que me mereció su trabajo anterior,  "Limbo" de 2013. Lo cierto es que este es un disco medianamente divertido, pero al que le faltó el componente especial ese, fuerte y menos melódico que los caracterizó, por lo que dista de tener la calidad que habían demostrado, así que espero que para su próximo trabajo vuelvan a sorprenderme, como lo hicieron en el pasado.
6.5/10

Alestorm - "Sunset On The Golden Age": Este es un buen disco, tiene buena música y su instrumentalización es de primera. Se les nota lo buenos músicos que son y la demostración de la canción de cierre, Sunset On The Golden Age es la prueba palmaria. Lástima el concepto caricaturesco, pues si bien lo 'pirata' se les pasa, hay abuso de esa forma. Podrían ser un fantástico grupo de Power/Folk, sólo les falta cierta seriedad... bien entendida.
7.5/10

Este mes han estado escasas las críticas porque estoy de vacaciones, un poco alejado del teclado y me he dedicado más bien a repasar cosas viejas que hacía mucho tiempo no oía, especialmente en el Black, como Bathory, Mayhem y Celtic Frost, de este último todavía me sorprende escuchar lo bueno que era y lo increíblemente adelantado en el tiempo que fue su música.

martes, 5 de agosto de 2014

Eluveitie - "Origins" (Folk / Melodic Death)

Algo más que un par de años ha tardado la super banda suiza Eluveitie en presentar el más elaborado de sus discos en doce años de carrera. Tiempo que parece poco para realizar un disco de esta dimensión, sobre todo luego de "Helvetios" (2012), el cual ya fue excelente. Sus ocho músicos, liderados por el vocalista e instrumentista tradicional Chrigel Glanzmann se han esmerado en hacer algo fuera de lo común.


Bueh... qué decir de "Origins"... Que puede ser uno de los mejores discos de Folk de los últimos años y sin duda está entre lo mejor que le ha ocurrido al género desde "Varjoina Kuljemme Kuolleiden Maassa" (2011) de Moonsorrow, más o menos a ese nivel. Este discazo es un inmisericorde ataque sensorial de elementos vikingos y celtas, dirigido a los más selectos cultores del estilo, el cual lo tiene todo: fuerza, melodía, tradición, velocidad, transmisión de imágenes y sueños nórdicos, espectacularidad, mezcla de dulces voces femeninas y agrios growls, rodeado de elementos conceptuales que desarrolla, la cual tiene por centro una fuerte historia espiritual proveniente de las Galias (Gaul, en celta).

Este trabajo, integral, pero dividido en dieciséis partes, muestra la mejor cara del Metal, cualquiera sea el género que desarrolle. En este disco, al igual que en trabajos anteriores, Eluveitie no niega la fuerte influencia de sonidos tomados de lo más adentro de la escena melodeath de Gotemburgo, llegando incluso, durante algunos momentos a hacer difícil definir este trabajo como Folk puro, demostrando más bien que han encontrado la combinación perfecta de los estilos.

Para quien ha seguido la carrera de esta banda, saben que con este, su sexto disco de estudio, le dan continuación al buen trabajo que presentaron con el nombrado "Helvetios" y siguen distanciadose de su punto más bajo, como fue "Evocation I - The Arcane Dominion" (2009). La magistral utilización de los instrumentos populares típicos como el violín y la flauta irlandesa, unido al excelente desarrollo de la influencia de sonidos de bandas como At the Gates, Dark Tranquillity y Nightrage, junto con sus propios aportes, convierte a "Origin" en un clásico instantaneo.

Los temas, tanto instrumentales como con vocalización, unidos a la espectacular ejecución instrumental y el sentido de melodía y crudeza, crean una amalgama de sensaciones y sentimientos que pasan de la emoción, a la tranquilidad, a la fuerza y vuelta a comenzar. Su sonido más característico, como es el de la flauta, marca indeleblemente el trabajo y le da una definición clara. Luego la batería y guitarras, en el aspecto puramente metalero, lo introducen a uno al sonido fuerte, poderoso y a veces -incluso- rudo del Death, que junto con la fuerte melodía y riffs memorables, con los que desarrollan un excelente songwritting, les aseguro que satisfacerá a los más exigente conocedores del estilo.

Todo el disco es impresionante, destacando varias canciones, quizás las que más Carry The Torch, The King, The Nameless y la mejor, From Darkness, aunque cada vez que escucho otra, me parece que cambio de idea. Finalmente no quiero dejar de reiterar la excelente ejecución instrumental, la cual llega, por momentos a niveles estelares, lo que unido a una excelente producción y pulido sonido, convierten a "Origin" en un trabajo estructuralmente completo, diverso y bien ejecutado. La batería, repito, es de primer orden y junto con el bajo crean una sección rítmica más pesada de lo normal para el Folk. Destacan también las voces femeninas como equilibrio a los growls, además de los sonidos de instrumentos tradicionales que evitan ser empalagosos y se sienten integrados al todo, no como un adosado. Finalmente la guitarra es completa y compleja.

Me arriesgo a decir que "Origins" es uno de los mejores discos de Folk / Melodeath de todos los tiempos y estoy seguro que así será reconocido.

10/10. Vigésimo primer seleccionado a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.