Visitantes

sábado, 19 de julio de 2014

Overkill - "White Devil Armory" (Thrash)

¡¿Otra vez?! "White Devil Armory" debería convertir oficialmente a Overkill en la banda con más regularidad en el Thrash. Que estos carajos, luego de tantos años y tantos discos, sigan manteniendo tan alto el estándar, disco tras disco, sólo puede mover a admiración y respeto. De todos los trabajos de 2014 del género con más seguidores en el Metal, como es el Thrash, este tiene que estar en el sector superior.


"White Devil Armory" al igual que como fue "The Electric Age" (2012) es un disco despojado de poses, cuya idea es que sea percibido como veloz, lleno de energía, agresión, pura vieja escuela, caótico e intenso. Con líneas de bajo que a veces parecen escritas para que sólo los perros puedan oírlas, una guitarra destructora y afilada y una batería que seguramente requiere trabajos de reconstrucción mayor luego de algunos temas, la inconfundible voz de Bobby "Blitz" Ellsworth ser recrea en rabia y fuerza... a sus cincuenta y cinco años, duelale a quien le duela.

A mi el Thrash me va menos que otras cosas, lo sabe quien me lee, fuera del 'Big Four', junto con Kreator y Testament, mi lista de grupos se reduce dramáticamente, sin embargo Overkill, parece un fantasma: siempre sale por alguna esquina y casi siempre sorprende, favorablemente. Lo que es sin duda una injusticia que se le mantenga algo relegado, por que -de hecho- si se observa su discografía, uno recuerda que tras dieciocho discos sólo dos o tres no fueron buenos, llegando por el contrario a tener algunos que por derecho propio forman parte del inconsciente colectivo del Thrash, como "The Years Of Decay" (1989) y "Horroscope" (1991), trabajos absolutamente esenciales para entender el género.

Entonces, tras décadas de asaltar los sentidos ¿le queda algo a estos americanos?. Pues mi percepción ante esa pregunta es que no sólo les queda gasolina en el tanque, además vinieron a enseñarle un par de cosas a los grupos nuevos... aquellos que tienen veinticinco años o menos de existencia XD. 

En este trabajo muestran canciones como Armorist, Down To The Bone, Freedom RingsPig y King Of The Rat Bastards, que contienen la fórmula para hacer Thrash del bueno... esa que no necesita demasiada melodía y si mucha intensidad, velocidad y un sentimiento que debe ser expresado físicamente... sin pendejadas ni florituras. Ese sentimiento de liberación, sencillo, que te dice: entra al mosh pít (la rueda esa que se forma en los conciertos, que comenzó con el Punk) de una puta vez y deja de preocuparte por un moretón!! Así de emocionante sigue siendo Overkill.

El tema de cerrar, In The Name, merece especial atención, está lleno de detalles sonoros, bastante más que los que componen el resto del disco, se nota muy elaborado y lo recomiendo como una contribución en el apartado novedad, con sus cambios de ritmo, escalas y lírica oscura y directa.

Fuera de alguna canción menor o menos intensa, como Bitter Pill, Another Day To Die y It's All Yours, este puede ser el mejor disco de Overkill en la última década y junto con su anterior trabajo e incluso "Ironbound" (2010) conforman la prueba palpable de que a la banda le queda mucha energía, destreza y emoción que entregar y los últimos años no han sido casualidad. En todos los aspectos, como lo dije al inicio, este es el mejor disco de Thrash de 2014 hasta este momento.

8.5/10


viernes, 18 de julio de 2014

Vangloria - "La Dinámica Del Miedo" (Thrash / Melodic Black)

Otra vez entro en contacto con los españoles de Vanagloria a través de su nuevo trabajo "La Dinámica Del Miedo", grabado bajo la tutela del sello alemán Noise Head Records. Ya a inicios de 2012 tuve el placer de escuchar su primer disco, "Involución" el cual me mereció en su momento una excelente opinión. Ahora, como con todas las bandas, el segundo disco es crítico y viene a demostrar si eran flor de un día o realmente tienen algo que aportar más allá de un impacto inicial.


"La Dinámica del Miedo" parece haber encontrado a la banda un poco menos inspirada, pero en buena forma interpretativa, con un sonido que tiende mucho -muchísimo- más hacia el Thrash que su primera entrega, sin terminar de alejarse del Melodic Black. Ciertamente traen elementos melódicos más acentuados, posiblemente por el uso de teclados, bien ubicados casi siempre, como debe ser para este estilo, que junto con algunas voces femeninas, hacen excelente contraste.

Diría que el disco está partido en dos capítulos por un interludio, el primero, más melódico, lo conforman las seis canciones iniciales: Caos, La Dinámica Del Miedo y Piezas Para Sobrevivir que son son un buen asalto sensorial, rápidas y directas; en ellas, junto con Cruz De Los Atormentados, resulta interesante la inclusión de nuevos elementos. Luego Estampida es una excelente canción, cuyo coro me recordó mucho a los abuelos del Metal español, el venerable Barón Rojo, seguro es la segunda mejor canción del disco, cerrando el primer capítulo con Desde El Este, tema que muestra como se hace con la guitarra buen Thrash, aunque abuse del sintetizador y la voz no sea de mi completo agrado.

El interludio se dedica al mejor tema de la "La Dinámica Del Miedo" y posiblemente una de las mejores canciones que he escuchado cantadas en español en mucho tiempo, me refiero a Apocalipsis. En esta la banda se permite una mezcla de agresión, melodía y ejecución instrumental de excelente nivel; esta canción sola podía servir para hacer un disco... recomiendo escuchar el riff, uso del ritmo, atmósfera y solo de guitarra, nominada sin duda a Canción de Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

Cierra el trabajo el segundo capítulo, que inicia a partir de Madre Cancer, donde el disco se hace mucho más oscuro, la voz de Luis se ajusta mucho más al estilo y los elementos son más intensos y agresivos como los que la banda había mostrado originalmente, los cuales me parecen su fuerte. Nuestro Mañana, HostilHacia La Perdición Nivel Nueve son expresamente más largas, intensas, rítmicas y complejas en su temática, llegando incluso a la lírica oscura, siendo en este estilo donde creo que Vanagloria realmente logra su mejor nivel. 

Diría que los cambios de este disco de Vanagloria se fundamentan en el incremento de la melodía de sus canciones a costa de su complejidad y cierta reducción de su velocidad; creo que a Luis, por momentos, no le va demasiado el uso de su voz melódica, especialmente en el 'primer capítulo', más sin embargo su scream y growl siguen siendo de primer orden. Nuevamente la batería es utilizada con magistral precisión y la guitarra de Vanagloria, ejecutada por Diego, tiene mucha clase.

Vangloria demuestra con "La Cruz Del Miedo" que su primer disco no fue casualidad, pero pudo ser mejor, Apocalipsis lo confirma. 

7.5/10


jueves, 17 de julio de 2014

Axxis - "Kingdom Of The Night II (White Edition)" (AOR / Melodic Rock)

¡Más sonido melódico! Esta crítica la he demorado varios meses... siempre ha salido algo que me ha distraido. Pero lo cierto es que Axxis, con "Kingdom Of The Night II (White Edition)" se ha convertido en uno de esos discos incorporados a mi rotación regular, a pesar de que haya quien diga que no es verdadero Metal... ¿y qué?... llamémoslo como querramos, AOR (Adult Oriented Rock), Hard Rock o como sea, pero este es un trabajo que es como las uvas cuando se catan quesos o vinos fuertes, sirve para relajar los sentidos y preparar para el próximo plato... (tremendo símil, ah?!)


Primero Axxis... alemanes mega melódicos, también provenientes de la década de los ochentas, aunque de finales de la misma, salió en una época en la que Scorpions era lo más importante del Hard Rock alemán y ciertamente nunca llegaron a destacar tanto. Siempre han estado liderados por Harry Oellers en los teclados y Bernhard Weiß en la voz, la cual es sin duda la característica más distintiva, con su tono de voz agudo. 

Axxis presentan con este su disco catorce, nombrándolo como la segunda parte de su primer disco, "Kingdom Of The Night" (1989). Esto parece interesante. Aquel disco y este realmente no tienen una solución de continuidad, el primero era, por el contrario, más orientado a los temas de fantasía y este tiene otra visión, más hacia temas románticos, otros realistas, incluso de denuncia, como la canción 21 Crosses y Mary Married A Monster (Her Version).

Este es un disco dulce (esa no es una palabra con la que regularmente me atrevo a calificar nada en El Lado Oscuro - Metal Crítica), sin embargo no es 'tonto', por el contrario, su nivel de melodía, inspiración, sentimiento e instrumentalización es de primer orden. Para pintar como percibo el disco, diría que es el ideal para oir un día claro, despreocupado, en el que se desee descansar de conceptos musicales exigentes y no haya necesidad de llenarse de la intensidad típica del Metal duro.

Guitarras acompasadas, hasta acústicas, ritmo contenido, mucha melodía, poca o ninguna agresión y mucha alegría, como en temas Dance Into Life, Hall Of Fame o Take Me Far Away, podrían sin querer (o queriendo) hacer de este disco un placer culpable para los seguidores del Death o del Black. A mi, en lo particular, que a veces paso tiempo inmerso en manifestaciones musical extremas, llegando estar días oyendo Drone y Noize, "Kingdom Of The Night II (White Edition)" me ha parecido un oasis. Sin embargo, no es un disco pendejo, tiene mucho sentimiento y está bien hecho.

Si, ya se...es un disco doble y habrá  quien pregunte por el "Black Edition". A esos les diré que es bastante similar, apenas un poco más intenso y ligeramente menos melódico, pero no me gustó tanto... para manifestaciones fuertes acudo a donde se que ellas están y se presentan con toda su fuerza, no me gustan los términos medios. Por eso este disco me satisfizo tanto, es abiertamente suave, sin ser comercialoide, un colchón de plumas después de tanta tabla de faquir, pues.

En resumen, los más intensos metaleros deberán pasar de largo con este disco, no habrá mucho para ellos, sin embargo si eres de esos que, de cuando en cuando, le gusta descansar y prepararse para el próximo disco de Belphegor aquí hay un muy buen trabajo. Con "Kingdom Of The Night II (White Edition)" pueden oír Rock con gente a la que todavía estén convenciendo de que 'nuestro' secreto musical es el mejor guardado. Por favor los rudos del teclado rebajar al mínimo aquello de que eso no es Metal de verdad.

8.5/10


Noble Beast - "Noble Beast" (Power / Speed)

A costa de cualquier reclamo, este es uno de los discos menos originales de este año, tiene la enorme influencia de Blind Guardian, Gamma Ray, Helloween, Iced Earth, Iron Savior y varios otros grabada por los cuatro costados, sin embargo es un discazo, con un ritmo excelente, una melodía espectacular, coros de entusiasmo, mucha fuerza, riffs inolvidables y se convierte así en una de las mejores maneras de iniciar una carrera musical.


El debut de Noble Beast, con "Noble Beast" puede que sea catalogado de 'fusilamiento' del estilo alemán de hacer Power y ciertamente toman los mejores elementos de esa corriente, sin embargo la calidad propia de la composición, los temas líricos enfocados en la fantasía, la entrega, los detalles, los coros e incluso la producción, en la que a pesar de ser una banda novel se atreven a mezclar un disco con un Rango Dinámico en los ocho puntos, casi nueve, tiene que mover a la atención del sector épico y energético del Metal. Eso si no se puede copiar, se tiene con qué o no. Noble Beast lo tiene por borbotones y por increíble que parezca, no son europeos, son americanos, de Minnesota ¿se puede creer?

En un atrevimiento absolutamente desprocionado según los estándares de la llamada 'industria musical', Noble Beast no sólo graba su disco a un excelente nivel de audición casi desconocido (por lo del RD), sino con una duración por encima de la hora. Las señales que emite el trabajo en la medida en la que se va descubriendo refieren la posibilidad de encontrarse una manifestación megalomaniaca de alguna banda cualquiera o uno de esos discos por los que los metaleros esperamos, uno que emocione, que transmita... algo, lo que sea, pero que mueva las fibras. Por suerte el escenario es el segundo.

Deliberadamente exagerado en sus melodías, imparable en su ritmo, con coros emocionantes, melódico hasta los tuétanos, con un excelente manejo instrumental, de los que impacta sin necesidad de entrar en desarrollos Progresivos (aunque su baterista, David 'The Wrathchild', parece salido de otro planeta), "Noble Beast" es un disco que debe ser comprado. Esta banda debe dársele la oportunidad de tener un segundo disco; desearía mucho comprobar que en este trabajo no agotan su electricidad y que todavía les queda mucho que ofrecer.

El disco, sin embargo tiene algunos detalles menores que podrían ser mejorados. Algunas canciones se alargan un poco demasiado y la voz de su cantante Rob Jalonen, la cual tiene un excelente timbre, de la más pura escuela de Hansi Kürsch (Blind Guardian), debería estar más en el centro del trabajo, buscando destacarse más. Fuera de esos dos detalles creo que no tengo nada que reclamarle a la banda, aunque si de exquisiteces se tratara, mejoraría sus futuras portadas.

Todos los temas del disco merecen un buen repaso, encontrándose en los seis primeros temas el plato fuerte: Iron Clad Angels, Behold The Face Of Your Enemy (la mejor del disco), Master of Depravity, The Dragon Reborn y We Burn son una montaña rusa de emociones, así como la homónima, que hace justicia al nombre que lleva, para luego bajar un poco el ataque sensorial en las canciones Peeling Back The Veil y Disintegrating Force, llegando a la que menos me gusto, a pesar un buen coro, On Wings Of Steel y rematar con otra excelente canción, Nothing To Repent, un temazo que podría decirse que resume en ocho minutos y medio todo el ritmo, melodía y épica que aporta la banda con "Noble Beast".

Me siento como cuando Powerwolf o Battle Beast presentaron su primer trabajo: ante gente que viene a contribuir con lo mejor de sí para continuar escribiendo una página de esta gran manifestación artística. Así me parece que se comienza una buena historia.

9/10 Décimo noveno seleccionado como contendiente a Disco del Año del Lado Oscuro - Metal Crítica.


miércoles, 16 de julio de 2014

Grave Digger - "Return Of The Reaper" (Power / Thrash)

Hay fuerzas creativas que se niegan a morir, aunque a veces sólo esté en su propia esfera de conocimiento el motivo detrás de cada nuevo trabajo, como puede haber ocurrido con el más reciente disco de Judas Priest. Lo cierto es que hay bandas a las que sólo van a sacar del escenario cuando la silla de ruedas ya no gire más... (por cierto, estoy oyendo lo nuevo Overkill y se muestra prometedor). En cualquier caso Grave Digger, otra banda nacida en el año 1980, lo que quiere decir que cualquiera de sus fundadores originales debe estar largamente por encima de los cincuenta años de edad, nos trae "Return Of The Reaper"


El disco esta bien, para quien entiende que adentro no va aconseguir fórmulas complejas ni componentes de vanguardia. Contiene todos los elementos que han distinguido su larga carrera de diecisiete discos de estudio y mantiene viva la idea del Heavy / Power / Thrash alemán, es rápido, de buenos coros, instrumentación sin lujos histriónicos y emocionante por momentos. No pretende renovarse y tampoco ofrece nada espectacularmente nuevo, aunque sin llegar a ser igual que "Clash Of The Gods" (2012) o "The Clans Will Rise Again" (2010), tiene el sello indiscutible del grupo, pues mantiene suficientes características como para alcanzar el fin que -creo- que una banda como esta busca: un buen rato, sin necesidad de enredarse en mensajes complejos... aunque haya a quien le parezca que sus constantes referencias a la muerte, tumbas y funerales, sean una idea un poco intensa... o chistosa.

Grave Digger se sabe una banda de culto, su cantante y referente fundamental, Chris Boltendahl, es un personaje extraño para este segmento de música, es culto, pintor, fotógrafo con algún libro relacionado a esto último publicado y tiene cara de buen tipo... jaja! en el Thrash eso no se ve mucho XD.

Yo, con esas bandas con treinta o más años sobre su espalda y por ser quienes han llegado a ser, a veces me pregunto que pueden tener que ofrecer a estas alturas... si lo que tenías que decir no los has dicho en diecisiete discos, lamento informarte que ya no va a ser posible. Sin embargo, algunas -sólo algunas- bandas han podido seguir aportando algo. En el caso de GD, aunque ya no sean iguales a lo que eran hace veinte años (lo que no creo que nadie, ni ellos mismos quieran) han sabido envejecer, digamos, graciosamente. Lo que no a todos su contemporáneos les ha ocurrido igual (couh! ...Judas... cough!)

Sin que "Return Of The Reaper" sea la reescritura del sonido alemán del Metal, el disco es interesante, tiene una guitarra poderosa, se mueve sobre el filo de la navaja entre el Thrash y el Power, realizando una buena mezcla. Sus canciones son divertidas, algunas poderosas y rápidas, especialmente la que más me atrajo la atención, Grave Desecrator, pero siento que ninguna llegó capturar la esencia de los mejores momentos del grupo, allá por "Knights Of The Cross" (1998),  pudiendo ser la que más se parezca a su etapa dorada la penúltima del disco, Death Smile At All Of Us. La voz de Boltendahl ya no es la misma de sus inicios y percibo que recurre coros e instrumentación para apoyarse, aún así sigue siendo el punto focal del trabajo y definitivamente todavía puede cantar bien, aunque su estilo rasgado no sea del agrado de todos.

Bastantes clichés sonoros, como es de esperar en el género, complementan el trabajo, de calidad razonable en su producción -para los tiempos que corren-, en un sector medio-alto de mi gusto. "Return Of The Reaper" es por demás recomendable y sirve para continuar cimentando la larga y exitosa historia del grupo. Tremenda portada, una de las mejores del Año, queda nominada a eso.

7.5/10


martes, 15 de julio de 2014

Quickie 1: Fireforce - Quiet Riot - Yes - Twilight Force - Judas Priest - Drone

Es interesante, lógico y además, divertido, que la mayoría de los mensajes privados que me llegan sean solicitando mi opinión sobre tal o cual disco, lo malo es que, a pesar de que muchos los oigo, no tengo tiempo para escribir sobre todos. Por eso voy ha comenzar a hacer algo una vez al mes -más o menos- y es que voy a calificar algunos de los discos que escucho, sin hacer una verdadera crítica, quizás con un mínimo comentario, para darle más sabor a la discusión. Creo que sólo me enfocaré a los trabajos menores, ya que los interesantes, descubrimientos o llamativos -sea por su nombre o trayectoria- los dejaré para analizar más en detalle. Luego veré que tal me siento con este experimento.


Me complace pensar que contribuyo de alguna manera a la discusión, más sin embargo, como siempre, el verdadero fin de esto es expresar mi opinión, pudiendo o no gustarle a los demás. 

Entonces, lo más reciente que ha llegado a mis manos y que no me merece el tiempo o las ganas de escribir largo, es lo siguiente:

Fireforce - "Deathbringer" (Power / Thrash): Segundo disco de los belgas, tienden más hacia el Thrash en este trabajo que en su anterior, me diviritió y seguramente les seguirá abriendo camino en el ambiente.
7/10

Quiet Riot - "Quiet Riot" (Hard Rock / Glam): Esta es una de las primeras bandas que tuve el placer de ver en vivo, allá por el año '84. En su momento eran de lo más importante y su cantante Kevin DuBrow, uno de los mejores. Su nuevo trabajo, con Jizzy Pearl (ex-Ratt) es sólo más o menos. Su época pasó. 
6/10

Yes - "Heaven & Earth" (Progressive Rock / AOR): Otra banda legendaria, referencia para casi cualquier músico que se precie de tal, especialmente si me mueven en el sector melódico progresivo. El disco es uno más de su trabajo, la ausencia (desde hace muchos años) de Jon Anderson hizo que dejaran de ser uno de los mejores. Está bien el disco, un poco empalagoso.
7/10

Twilight Force - "Tales Of Ancioent Prophecies" (Dragon / Symphonic): Buen disco debut, por supuesto con muchos lugares comunes, referencias ineludibles a Rapshody Of Fire (o sin Fire, o de Luca... ustedes entienden). Alguna canción superior, otras menos. La voz su punto menos fuerte. Divertido y melódico.
7.5/10.

Judas Priest - "Redeemer Of Souls" (Hard Rock / Heavy): El sólo echo de que no me motive realizar una larga crítica a este disco ya es una lástima. Judas Priest es el abuelo del Metal, una de las diez principales bandas de todos los tiempos. Sin embargo tenían que haberse retirado desde "Jugulator", pero venden discos y quizás creen en si mismos. El disco es sólo regular, le falta emoción y definitivamente dejaron de contribuir hace mucho. Debe ser como ver jugar a Maradona hoy... una lástima... es que no entiendo ni como se atreven a sacar un disco sin K.K. Downing en la guitarra, es sacrílego.
4.5/10

Drone - "Drone" (Thrash / Metalcore): Cuarto disco de estos alemanes. Divertido, bien ejecutado y producido, sin llegar a impactar. Les falta un punto focal, no terminan de estallar el potencial que anunciaron cuando ganaron el Wacken Metal Battle en el año 2006, pero seguramente mantendrán su base de fanáticos con este disco. Bien, pero sólo eso.
7/10

PD: Un 'quickie' es algo que es sabroso hacer... de vez en cuando (referencia censurada para menores :-)

domingo, 13 de julio de 2014

Mortals - "Cursed To See The Future" (Sludge / Black)

He estado escuchando mucho Metal recientemente, no es que realmente deje de hacerlo, pero ha sido como más cantidad de lo usual porque han habido pocos discos que me enganchen. Parece que durante algunas semanas ha habido cierto bache. Una de las más notables excepciones a esta calma ecuatorial que pronto debe pasar, es un disco muy particular, por varias cosas. Me refiero a "Cursed To See The Future" de la banda norteamericana de Black/Sludge, Mortals.


Tras cinco años de haber presentado su primer disco (y unos demos en el camino), debe contextualizarse nuevamente a este grupo para entender los factores que definen su trabajo. En primer lugar, el más obvio, que es una banda femenina y además, un trío... no más. Sin embargo -sin intención de que se puedan inferir machismos estúpidos en el comentario- estas tres chichas suenan muy duro. No voy a decir que más o menos que sus contrapartes masculinas, pero sin duda, su nivel de agresión y crudeza llaman la atención desde la primera vez que se escuchan.

"Cursed To See The Future" es el resultado de la evolución de una banda que en sus inicios se decantaba por el Punk, pasó por el Hardcore y llegó (sin que necesariamente eso quiera decir para mí que se van a quedar ahí) al Sludge. Y no lo digo para dármela de críptico, el disco, bien escuchado, no solamente es uno de los mejores trabajos de Sludge del año, sino que hace más que guiños a unos elementos altamente inusuales en el género, lo que me sugieren que Mortals todavía puede estar en pleno proceso de exploración musical. Me refiero a dos elementos particulares: la especial duración de sus canciones, con cuatro por encima largo de los ocho minutos y una fortísima inclinación al desarrollo instrumental de los temas.

Me sugieren además varias cosas este trabajo de Mortals. La primera y más evidente, la calidad individual y colectiva de este trío es de primer orden; no voy a decir ninguna imbecilidad como que 'no tienen nada que envidiarla a alguna banda masculina', en todo caso sería al revés. Lo que si es cierto es que riffs, instrumentalización y fuerza, tanto de batería, bajo, guitarra y voces, pueden ser tan impactantes como las mejores del género. Sin embargo algo subyace, percibo un toque de melodía en el contexto general, que a veces quisiera calificar de Progressive, una especie de Rush eufórico... histérico y luego elementos del más puro Stoner, como en la canción Devilspell. Realmente el disco tiene mucho, mucho que ofrecer.

Es para mi casi un hecho que Mortals ha vertido en todo el disco, pero en especial canciones como The Summoning, un gran bagaje de experiencia musical, sapiencia en el manejo de los cambios de ritmo, de uso de la guitarra, de estentoreidad en lo que a la musicalidad se refiere; lo que les da una excelente atmósfera, opresiva y dura, pero nunca tanto como para hacer el trabajo árido, aunque es ciertamente frontal y no necesita contar una historia intrincada... sin embargo tiene capas, esconde una sonrisa perversa. Su gusto por el riff y desarrollo compite con grupos de más componentes intrumentales.

Este trabajo es un viaje inusual, pues sin ser una colcha de retazos, sino, por el contrario, manteniendo una coherencia estructural, muestra -como lo haría la pintura de un maestro a la que se pasa horas escudriñando- múltiples matices: hasta algo de psicodelia se puede escuchar en la canción Series Of Decay, una guitarra cruda, que a veces llora y otras grita, una voz que puede requerir algo más de potencia, pero es dura y agresiva, un bajo demoledor y una batería llena de intrincados pasajes, espectacular sin duda.

Me siento tentado a pensar que en el futuro y con sólo algo de suerte, este grupo puede convertirse en un referente fundamental para muchas bandas. Es uno de los trabajos más descaradamente completos del año en este estilo y debe ser revisado varias veces para poder disfrutarlo en su totalidad.

9/10 Décimo octavo nominado a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica, con Summoning nominada a Canción del Año. También gran portada.



miércoles, 9 de julio de 2014

Vintersorg - "Naturbål" (Folk/Viking)

Los suecos de la 'tristeza del invierno' o Vintersorg, como se dice en su idioma, cumplen veinte años de formados y para celebrar tan magna fecha traen un nuevo trabajo Viking/Folk, su noveno o décimo, si se cuenta su EP original (yo generalmente no lo hago, aunque algunos EP pueden ser lo mejor de una banda) de la más prístina hechura nórdica, con bastantes elementos melódicos, similares a los de sus trabajos anteriores y causando más revuelo de lo esperado en el ambiente.


"Naturbål" es una nueva muestra de que el Metal no importa cuanta gente lo haga, si es bueno, destaca. En el caso Vintersorg siempre han sido sólo dos músicos los encargados de dirigir sus destinos, el guitarrista Mattias Marklund y el líder, referente, cantante, tecladista, compositor y todos los otros cargos de la compañía, Andreas "Vintersorg" Hedlund, quienes son apoyados por una pléyade de músicos de sesión, entre quienes se puede encontrar gente de bandas como Tÿr, Death y Borknagar, por sólo nombrar algunas.

En el caso de este trabajo, el mismo viene a representar el tercero de un ciclo de cuatro discos conceptuales, planteados desde 2011, con "Jordpuls" (Pulso de la Tierra), luego en 2012 "Orkan" (Huracán) y ahora "Naturbål" (Hoguera Natural), una tetralogía que, como se observa, fundamenta su mensaje en la alabanza a los elementos aristotélicos, tierra, aire, fuego y faltaría, evidentemente, el agua.

Los discos anteriores han sido razonablemente bien recibidos por el público, aunque nunca han alcanzado los niveles de "Cosmic Genesis" (2000), el cual sigue siendo, según mi visión su mejor presentación hasta ahora. "Naturbål" mantiene la identidad de la banda, con interesantes melodías en las que contrastan sonidos Black y elementos más suaves, melancólicos hasta cierto punto, con ritmos rápidos pero no destructores, growls y líneas vocales limpias que dominan el sonido bastante más que en trabajos anteriores, apoyados durante varias canciones en voces femeninas y en general con una sensación algo introspectiva, sin llegar a lo atmosférico, pero si a un estilo reservado, bastante bien logrado en su generalidad.

Ahora bien, tampoco siento que Vintersorg logre con este trabajo un verdadero impacto sonoro, como creo que ha habido gente que ha creído -o sabido- percibir. Los riffs del disco son distinguibles pero no terminan por ser impactantes, sin embargo discurren con facilidad y se identifican claramente, con un sonido quizás demasiado equilibrado, muy 'de estudio' ciertamente, lo que en contrapartida -por su puesto- se refleja en una excelente calidad de producción, aunque le falte algo de garra.

"Naturbål" es un trabajo que, si como disco conceptual persigue transmitir un mensaje, seguramente requiere que sus letras sean entendidas y debo decir, en absoluto descargo de Vintersorg, que mi habilidades con el sueco están en cero, por lo que posiblemente esté catalogando este disco con una sola oreja, sin embargo, tratando de hacer abstracción de mi irremediable carencia lingüística, al final el disco no me atrapó con sólo su musicalidad, lo que seguramente es una injusticia por las carencias de mi parte. Sin embargo no es menos cierto que el trabajo si tiene pasajes y momentos que merecen el rato. 

El Folk/Viking es una de mis manifestaciones favoritas en el Metal y este disco me permite conocer lo que se está haciendo en la cuna del género, sin embargo hay cierta sensación de fusión entre una melodía que quiere serlo, pero no termina de explotar, sonidos de instrumentos típicos y dureza Black, que no llega a encontrar el camino hacia mi gusto, o más posiblemente, yo hacia él.

Recomiendo en todo caso, canciones como Elddraken, Ur Aska Och Sot, Overllt Och Ingenstans y la mejor Urdarmane, las cuales mantiene buen nivel y me complacieron. Buenas guitarras y uso del teclado, especialmente el piano puro, como más destacados elementos instrumentales, las voces no tanto.

7.5/10


viernes, 4 de julio de 2014

Origin - "Omnipresent" (Brutal / Shred Death)

Origin, es una banda norteamericana, basada en Kansas, que suena muy diferente a lo que se esperaría de alguien de por esos lares, de hecho, no veo a Melissa Etheridge paseándose por tales sonidos. Con ellos y su disco "Omnipresent" me ha ocurrido como con muchas otras bandas, se supone que son grandiosas pero yo, en mi insondable ignorancia, casi no la conocía. Puede que los haya escuchado alguna vez pero no los recuerdo bien, sé que están alineados en muchos conciertos en Europa... sencillamente no puedo compararlos con trabajos anteriores porque no los recuerdo bien. Pero no importa, lo trascendente es que nuevamente han llegado, y ahora si me impactaron.


Este tiene que ser uno de los discos más abrasivos, brutales e intensos de la temporada. Su velocidad es insana, el señor ese que toca la batería, John Longstreth, no debe tener una expectativa de vida muy larga. La agresividad y despliegue de brutalidad y fuerza es un impacto, un trago amargo pero gustoso para quienes les plazca su Metal intenso y rudo. Sin embargo subyace en "Omnipresent" algo diferente, una forma de ir al extremo sin dejar de ser preciosistas y complejos. La ejecución en vivo de este tipo de trabajos es de altísimo nivel de dificultad.

Es evidente muy pronto al transitar por el disco que, aun cuando este es un trabajo que encaja perfectamente dentro del canon Brutal / Shred Death, a la mejor usanza de grupos similares como Cannibal Corpse, Gorguts o Unmerciful, tiene un toque especial en el uso de la guitarra, la cual no se limita a ser áspera y distorsionada, pues se presta para incorporar, durante algunos pasajes de las canciones, bastantes elementos Technical que se ejecutan con maestría, incluso algunos sonidos de sintetizador. Luego la voz de Jason Keyser no es de las que va a dejar a alguien indiferente, tiene un sentido de la fuerza y el impacto emocional áspero que demuestran, junto con su depurada técnica, como se saca partido del uso del scream y el growl... o sea, como se berrea de verdad.

Generalmente puede ocurrir con el Brutal que el trabajo se oriente a la velocidad, espectacularidad instrumental y dificultad de la ejecución por ella misma y se pierda el sentido de la substancia sobre la forma, quedándose en el 'performance' y dejando de lado la emoción. Ese no es el caso de "Omnipresent", en todo su recorrido se percibe intensidad, agritud, rabia y sentimientos que no se reprimen y es este, justamente, el gran atractivo del trabajo. Su sensación de emoción oscura se deja colar y envuelve al oidor. A mi me traslada a sitios áridos, donde la muerte ha dejado huella y se percibe aún el olor a rabia, a venganza... un viaje emocional que sugiero permitirse cuando se deje entrar este tipo de música al alma, sólo así puede ser verdaderamente comprendida, dentro del enorme caos que en sí misma significa.

Aunque este no es un disco para muchos y seguramente algunos pasarán de largo ante la fuerte agresión que implica para los sentidos, no es menos cierto que, cuando se entiende cómo canciones como All Things Death -una de las mejores canciones de abrir un disco, cualquiera sea su género- pueden atraer tanto, igualmente, Manifest Desolate o The Absurdity Of What I, Continuum y la de cerrar The Indiscriminate, son grandes ejemplos de buen Metal extremo, del más duro.

Se le perdona lo corto, en sus menos de treinta y cinco minutos, ya que con un nivel de impacto tan alto es difícil de digerir por más tiempo (aunque yo, para compensar, lo pongo dos veces seguidas :)

8.5/10. El trabajo de Behemoth sigue destacando en 2014, pero este no está lejos, ciertamente no.


miércoles, 2 de julio de 2014

Amberian Dawn - "Magic Forest" (Symphonic / Femaled Fronted)

Como si se hubieran puesto de acuerdo, casi todas las bandas importantes del Symphonic / Femaled Fronted han presentado un nuevo disco este año: Epica, Delain, Xandria, Diabulus In Musica, Whitin Temptation, la verdad faltaron pocas a la fiesta sin invitación que se organizó y como parece que no querían quedar fuera del círculo de poder, aquí vienen los finlandeses de Amberian Dawn, que traen "Magic Forest"... para bien o para mal.


Esto de las bandas de Metal con chicas como principal atracción vocal es un asunto que despierta pasiones, no siempre buenas, ni objetivas (además de que, de 'las pasiones' -intrínsecamente-, no se puede esperar otra cosa). Lo cierto es que para muchos en este género las lista se agota con Nightwish, punto y a veces ni siquiera con el de la actual formación, sino con el de Tarja (cosa que estoy a punto de apostar va a cambiar cuando lancen su trabajo con Floor Jansen hacia comienzos de 2015)... y es que hay que entenderlo, el estilo es meloso, la voz fémina acostumbra a hacer el trago mucho más cercano al innombrable Pop que otros géneros (cough! ... Moderncore, cough!) y es fácil saturar el ambiente, especialmente en un año como 2014 donde las más conspicuas bandas han presentado nuevo material y en general bastante bueno. Podría pensarse que hay cierta debilidad si todos son bien recibidos, no es así, por lo menos yo no lo creo, o son buenos, o no lo son.

"Magic Forest" es un regular disco, algo corto en sus treinta y ocho minutos (las últimas dos canciones son reprise instrumentales) que abusa de la melodía y no calza todos los puntos que los nombrados compañeros de estilo han presentado hasta este momento, sin embargo la dulce voz de la-ya-no-tan-nueva, pero sin duda hermosísima (busquen fotos, es un bombón) cantante Päivi "Capri" Virkkunen, quien en 2012 vino a sustituir a la referente de siempre, Heidi Parviainen, se convierte en el centro del trabajo. El disco, sin embargo, tiene exceso de lugares comunes en su songwriting, melodía y un ritmo que a veces dista bastante de lo que por definición se conoce como Symphonic Metal y eso me pareció que le quitó enteros a la ejecución general, a pesar de que algunos ataques de guitarra, bastante bien ejecutada por Emil Pohjalainen, le devuelven brillo a la grabación.

No quiero que se me malinterprete, no es un mal trabajo, pero tiene menos sazón de Metal y más de Pop y 'juego sobre seguro' de lo que ordinariamente yo habría esperado y ya no es tan justificable, pues con "Re-Evolution" (2013) cuando anunciaron el cambio de la cantante -generalmente el principal componente de identificación del público- tenían que sugerir que la banda no se iba a descomponer y por eso grabaron un trabajo más asequible, menos ambicioso en términos musicales, a través de la nueva interpretación de viejos temas, con la nueva voz. 

Pero ya esa etapa está superada... debería estarlo, por eso, en este disco soy menos amable con la percepción general, ya que si bien todas sus canciones son aceptables, en el sentido instrumental y melódico, tienen poco valor en el Metal, entendido este como un género cuyo fin último es trascender...aquí parece que la idea ha sido otra, la aceptación de un nuevo concepto, orientado a un público más grande, menos metálico... ya veremos que depara el futuro a la banda de continuar sin arriesgar. En el fondo los entiendo, porque es una lástima que la industria de la música ya no sea lo que fue y el lujo de presentar discos con regularidad es cada día más difícil, por eso hay que asegurarse a disparar sobre el blanco ¿y que mejor para ello que hacer el objetivo más grande?... en contrapartida, el Metal pierde.

De resto, el sonido del sintetizador del líder de la banda es demasiado obvio y muy Pop, la batería tiende a estar bien -cuando es rápida-, el bajo sigue su velocidad y acompañamiento adecuado y las canciones son pegadizas, especialmente Cherish My Memory y Dance Of Life. Del resto de los temas se puede decir que todos tienen sus momentos agradables y otros emocionantes, sin que ninguna llegue a impactar especialmente. Considero que el objetivo está medianamente logrado con "Magic Forest", sin embargo me incomoda la sensación de desperdicio que produce que una gran voz como la de Capri no sea explotada al máximo, en un contexto más completo y complejo, como creo que tienen la capacidad. De hecho, la excepción que significa la canción Green-Eyed, donde hay cierta pasión extra, me demuestra que si pueden. Lo demás es bastante plano... bonito, pero común.

Siendo este el primer nuevo material del Amberian Dawn desde al año 2012, con una cantante ya presentada y toda la calidad que como conjunto e individualmente cualquiera les puede merecer, creo que no se pueden medir con la misma vara que con la que un grupo novel podría ser comparado, así que, oficialmente me quejo, les pido que se 'suelten el pelo' y en su próxima puesta en escena no capturen prisioneros y vayan al fondo.

6.5/10. Portada poco atractiva .



lunes, 30 de junio de 2014

Equilibrium - "Erdentempel" (Symphonic Folk / Epic)

¡Lástima, lástima! Un disco que pudo haber sido perfecto no lo es por un par de canciones de relleno... pero de todas maneras, que buena manera de volver, pues luego de cuatro largos años de espera después de "Rekreatur" (2010), la banda alemana Folk / Power/ Symphonic Equilibrium ha llenado hasta el borde con "Erdentempel" mis ansias de épica, de sonidos de banda sonora de película mezclado con Metal, pero se repite mi letanía: trece canciones o más para un disco son muchas, se incrementa exponencialmente el riesgo de rellenar sin quererlo.


Me siento obligado a decir que me he resistido a la tentación de colocarle un 10 a este disco porque quiero ser honesto conmigo mismo: dos canciones Wirtshaus Gaudi y Stein Meinen Ahnen me lo impiden porque no me gustaron, son excesivamente raras, la primera es una Polka, que no me llega y la segunda está -a mi parecer- medianamente lograda, muy 'over the top', sobre producida en su sintetizador, pero el resto, la casi otra hora que el disco dedica a las once canciones restantes que lo componen son emocionantes, inspiradoras, llenas de coros, grandeza y mucho sonido, del muy melódico es cierto, hasta lo empalagoso, pero la cantidad de épica vertida en en las mismas lo justifica y lo merece. Este disco parece imbuido de influencias tomadas de los coterraneos de la banda, Kambrium, especialmente de su primer disco "The Shadowpath" (2012), aunque con muchos elementos más propios del Folk.

Estoy seguro que serán criticados por igual por lo que a la vez son sus dos grandes virtudes: el componente Symphonic ultra melódico y el altísimo nivel épico; quizás "Erdentempel" alejará a los más inclinados al Folk con base Black pura. Aún así y luego de manifestar las dos excepciones señaladas, debo rendirme a la otra gran evidencia, esto fue realizado con gusto, un sentido muy particular del heroísmo musical, y un fuerte deseo de transmitir grandeza, plenitud musical, sonidos envolventes, guitarras inspiradoras, melodías trascendentes, enormes y sobrecogedoras. Mi emoción ante este disco seguramente será percibida por muchos otros sazonados metaleros, pero que jamás se atreverían a manifestar su parecer ante semejante despliegue melódico... los podría hacer lucir..., no se, la palabra 'débiles' me viene a la mente. El Metal -recuerden- no es sólo música, es posiblemente y por encima de todo, actitud y hay a quien por eso le cuesta mostrarse sin lo que yo llamo 'el disfraz' (algún día hablaremos de 'el disfraz').

A pesar de que evito casi totalmente escuchar Metal en otro idioma que no sea el inglés (varias veces he explicado que no es por chauvinismo sino por su naturalidad para este arte), un nuevo trabajo de Equilibrium no era algo que me iba a perder, por lo que me sorprendió encontrarme que tiene dos canciones en inglés, Heavy Chill y The Unknown Episode, buenas, por cierto. 

Resalta en el disco, como es la firma de la casa, el fuerte trabajo de sintetizadores del referente de la banda, René Berthiaume, los cuales junto con unas buenas guitarras y una emocionante batería que no se priva de recurrir a larguísimos blastbeats, redondean un trabajo que junto a la voz del recién llegado Robert "Robse" Dahn, producen un circulo de alta energía vikinga.

Canciones destacan por todos lados: la emocionante Waldschrein merece ser nominada a Canción del Año. Potentes temas como Karawane tienen un coro que recuerda los mejores momentos de Turisas. Uns'rer Floten Klang es fuerte y épica, con toques Folk a lo Alestorm, Freilug es tremendamente inspiradora, con un sonido envolvente y monumental, en el mejor estilo de Hollywood a la hora de pintar una escena heroica y me obliga a nominarla también como Canción del Año y así casi cualquier tema tienen la potencialidad de agotar emocionalmente al oidor, incluyendo a Wellengang, Apokalypse y las dos instrumentales. Mención de originalidad a los elementos Reggae de la guitarra en Heavy Chill, aunque Apokalypse también puede estar sobreproducida, pero menos.

Este es, de lejos, el mejor disco de Equilibrium, un gusto que quizás no será tal para los duros del Metal (aunque alguno no se atreva a confesarlo) pero que se encargará de mostrar la manera de hacer sonidos grandilocuentes a quienes quieran ser receptores de emoción y alegría bombástica. La tormenta casi perfecta entre el Metal y la épica.

9/10 Décimo séptimo nominado a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

Resumen de mitad de año de El Lado Oscuro - Metal Crítica

Nuevamente estamos en el cénit del año y como ha sido los últimos tres, hago un resumen de lo que he considerado lo mejor hasta este momento, lamentando -como siempre- no haber tenido tiempo de escribir más (y mejor), en una lista que, sin duda alguna, también merece tener más integrantes.

En todo caso, hasta ahora tengo dieciséis serios contendientes a Disco del Año, ellos son, en simple orden de fecha de publicación del comentario, los siguientes:


Seis discos Black, cinco Death, cuatro Power y uno Prog... 

Seguro estoy que esta cosecha tiene bastante que ofrecer y que han quedado muchas bandas por fuera, mayormente porque no he podido conseguir el tiempo para comentarlas, por eso, siéntanse en plena libertad de completarla como bien gusten.

A final del año, cuando escoja a los que a mi humilde entender sean los mejores, incorporaré una nueva sección a la elección y será un ajuste cualitativo de algunos discos del año anterior, a los que el tiempo haya ayudado, tanto a decantar mejor, como a perder brillo, ya que lo cierto es que el factor temporal no puede ser considerado al momento de realizar una crítica sobre un disco recién salido, por razones obvias y autoexplicativas.

Saludos,

Alfonso

\m/

viernes, 27 de junio de 2014

Mastodon - "Once More 'Round The Sun" (Sludge / Progressive)

Mastodon es una de esas pocas bandas de Metal que tiene connotación fuera de su ambiente natural, no es raro nombrarlos y que algunas personas no cercanas a este estilo de hacer música volteen la cabeza e incluso digan con nombre propio que algún disco de ellos les gusta, posiblemente nombrando a "Leviathan" (2004). No les falta razón, su trabajo ha sido, desde que vieron luz en 2000, una notable contribución al Progressive, el Sludge y el Stoner.


Con "Once More 'Round The Sun" presentan su sexto disco, un trabajo de alta factura instrumental y vocal, sin llegar a las cotas más altas del Prog, como haciéndolo accesible para todo el rango de seguidores, sin llegar a sonar 'orientados a la radio' y sin que ello quiera decir que no suenan más fuerte que lo que el Rock Progresivo sonaría; es algo difícil de describir, pero podría ayudarme a hacerlo decir que se permiten un sonido más pulcro, muchos menos crudo que el de sus inicios en "Remission" (2002), forma de hacer Metal que ya no usan... han cambiado, para mejor seguramente, según la perspectiva de muchos.

Yo disfruté el disco, es directo, contundente, suficientemente intrincado como para recordar el nivel de este cuarteto, pero más orientado hacia el riff que hacia un desarrollo complejo de los sonidos, con muchos elementos Sludge en todo su recorrido, sin caer nunca en una falta de melodía que lo haga abrasivo... lo más justo sería decir que el estilo de Mastodon debería llamarse, desde ahora y oficialmente: 'Mastodon'... pues suenan sólo a ellos mismos, y eso en todos sus discos, por lo que lo justo ya sería bautizar esa fusión tan característica de sonidos que realizan con su propio nombre, esa es -desde mi perspectiva- su mayor virtud y contribución al Metal.

En cualquier caso, como en ocasiones anteriores, no todas las canciones me atraparon, Feast Your Eyes, Chimes At The Midnight o Asleep In The Deep,  no me terminaron de convencer, aunque otras, como Tread Lightly, The Motherload, Ember City o High Road, me parecieron de excelente nivel. Con algunas excepciones el disco se merece bastante más que una oída y seguramente a los gustosos de la banda les parecerá que "Once More 'Round The Sun" merece un lugar especial, posiblemente no a la altura de lo mejor que ya a estos norteamericanos se les ha oído, pero no muy lejos. Sin embargo y debo confesar y aceptar mi falta de sensibilidad ante su trabajo, Mastodon, si bien siempre me ha dado buenos momentos, nunca me ha movido el suelo musical, como si lo ha hecho con otra gente (que si sabe de esto).

En cualquier caso, objetivamente tratado es justo reconocer que este disco tiene, como dije, grandes riff, ubicados en el sector menos complejo del Prog, sin dejar por ello de pintar interesantes paisajes sonoros gracias a sus elementos crudos del Sludge, a la vez de que Troy Sanders sigue destacando con su gran habilidad vocal, tanto con las voces limpias como con aquellas fuertes, aunque no todos los coros me terminaron de enganchar. Mención especial al trabajo de guitarra de Bill Kelliher, quien sigue siendo el de mayor contribución al sonido característico de Mastodon.

Pienso que con esta banda debo estar pisando suelo sagrado y recibiré las acostumbradas críticas por no considerarlos mejor en mi humilde apreciación y lo cierto es que ya en el pasado ha ocurrido, por lo que debe ser un asunto de comunicación entre ellos y yo... pero siempre estaré abierto a que un día todo cambie y se encumbren en lo más alto de mi predilección.

7/10. Buena portada.


jueves, 26 de junio de 2014

Allegaeon - "Elements Of The Infinite" (Melodic Technical Death)

¡Ajá, alto todo el mundo, esto es un asalto en descampado! El disco que todavía tenía que ofrecer 2014 de uno de los estilos más complejos -o quizás el más-, el Technical Death, ha llegado, de la mano de los norteamericanos Allegaeon, luego de un par de años del disco que puso a la banda en el radar del Metal mundial, "Formshifter" (2012), llegan con "Elements Of The Infinite", el cual se percibe desde su mismo inicio como un gran trabajo.


Este disco es, si se me requiriera definirlo, una excelente forma de amalgamar el Tech Death con cierto nivel melódico. Sin embargo el centro del mismo es indudablemente el trabajo instrumental de sus miembros, a quienes, sí se les ve de cerca en las fotos, no infunden mucho miedo (tiene más bien cara de buenos muchachos)... hasta que prenden los equipos. Ahí se acaba cualquier atisbo de dulzura. Una ejecución de guitarras y batería que raya en la precisión de un reloj atómico se despliega a lo largo de cincuenta y ocho minutos, con todos los mejores elementos posibles: agresión, furia, momentos de fuerte emocionalidad y desesperada cadencia, que unidos con una voz de buen nivel, aunque no la preferida en mi gusto personal, le da a "Elements Of The Infinite" un lugar destacado en el género.

El tipo de Metal que ejecuta en este trabajo Allegaeon, que conjuga su fuerza con elementos melódicos, que no melosos, me ha recordado el sonido que otras buenas bandas han presentado en el pasado, pudiendo su sonido estar influenciado por grupos como sus coterráneos Arsis o los canadienses Quo Vadis y aunque no he conseguido ninguna información directamente de ellos al respecto, creo que la influencia se puede percibir. En todo caso debe recordarse que este Metal tiende hacia los sectores más extremos del espectro y puede estar reservado para oidores un poco más curtidos; a mi, en lo particular, oirlos me arropa, me hace sentir rodeado de sonido por todos lados, creando una de las sensaciones más buscadas, pero puedo entender a quien le parezcan demasiados rápidos, demasiado crudos o demasiado estentóreos, porque lo son, el asunto está en saberlo apreciar... sin creerme (ni ser) nada especial, "Elements Of The Infinite" es un gran álbum, pero requiere experiencia.

Diez canciones, con algunos de los nombres más extravagantes que se pueden permitir, completan casi una hora de excelente música, destacando 1.618, Gravimetric Time Dilation, Tyrants Of The Terrestrial ExodusThrough Ages Of Ice - Otzi's Curse y quizás por encima de todas su 'magnus opus', de casi trece minutos, la canción de cierre, Genocide For Praise - Vals For The Vitruvian Man. En todo el disco hay regados, con enorme buen gusto y sentido metálico de la música, arpegios, momentos emocionalmente intensos, fuerza explosiva y cierto sentido de la épica, aunque todo servido sobre el plato de la brutalidad y crudeza del mejor Death, ejecutado como sólo unos pocos músicos se atreven en lo que a instrumentalización se refiere.

Cuando se habla de contribución también quiero mencionar que este discazo merece un lugar en el templo de los mejores trabajos del año y sin duda abre las puertas a la banda para ser referencia en el Technical Death americano, pues ejecutan con menos histrionismo que bandas similares en Europa, podría decirse que más crudos que aquellas, a pesar del nivel melódico.

9/10. Décimo sexto nominado a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. Descomunal portada, por cierto, también nominada para competir en ese renglón.


lunes, 23 de junio de 2014

Hoth - "Oathbreaker" (Melodic Black)

Aunque no ocurrió hace mucho tiempo, ni tampoco en una lejana galaxia, lo cierto es que sólo a veces cuando alguna banda aparece y hace algo, no necesariamente estruendoso, puede que a penas un ligero cambio de formas, eso sea suficiente para destacarse. En el caso del dúo norteamericano oriundo de Seattle, formado por Eric Peters y David Dees, llamado Hoth, se ha dado la feliz conjunción astral, a veces tan difícil de percibir en un universo plagado de bandas que van y vienen. Esta situación, posiblemente en un trabajo sólo de estudio y bastante friki en lo conceptual, como dirían en España, presenta su segundo disco, llamado "Oathbreaker".


Hoth es una banda de Melodic Black/Death, de alto componente instrumental y suficiente atmósfera, que con su segundo disco -sin embargo el primero que llega a mis manos- añade un gran elemento al género: un inusual y excelente concepto que viene unido a un interesante uso de las guitarras acústicas y el piano, que dejando que a veces suenen solos, ayudan a redondear un trabajo cuyo centro está en la musicalidad y un gran songwritting, pero que no deja de lado bastante crudeza e intensidad vocal -siendo este, sin embargo, el menos logrado de sus elementos-. "Oathbreaker" aunque es algo exagerado en sus elementos melódicos, tienen un fuerte sentido del mensaje, el cual compite con cualquiera de los mejores representantes del ambiente.

El concepto de Hoth se desarrolla en torno a la iconografía y mitología de la serie 'Star Wars'. Si se fijan bien el mismísimo logo de la banda -cuyo nombre está tomado del planeta helado del inicio de 'El Imperio Contrataca'- está elaborado sobre las formas de un 'Tie Fighter' (las naves del Imperio para más señas). Todo esto va unido a que las letras de las canciones están indudablemente imbuidas de la influencia de La Fuerza... las del Lado Oscuro por supuesto y cuentan la historia de un personaje que desde su nacimiento se ve dirigido por situaciones que parecen llevarlo hacia una zona oscura y poderosa (nooooo me digan que no suponen quien podría ser el protagonista porque nooooo me lo creo). Por supuesto y aunque ello, en si mismo, no sería necesariamente la fórmula para un buen disco, en este caso si lo es, muy bueno... 'estos no son los músicos que están buscando'... XD

A Blighetd Hope, Serptentine Whisperes, Acolyte Of The Tenebrous Night, The Unholy Conception y así todas las canciones del disco tiene algo que ofrecer, sea su crudeza o su instrumentalidad, la cual se reparte entre el uso de sonidos acústicos y otros de fuerte distorsión, sin embargo todos orientados hacia zonas muy melodiosas, pero con fuerza, crudeza, cierta emoción en las voces y algunos toques de guitarras rampantes bastante bien logrados. Este dúo, de instrumentos ejecutados con buen nivel de eficiencia durante canciones generalmente largas, que promedian los seis minutos, pero pueden llegar a los nueve, como en su excelente tema de cierre, Despair,  me parece que pueden estar presentando el mejor disco concepto del año. No queda duda, en cualquier caso, que su compromiso con el mensaje es encomiable.

Termino sugiriendo "Oathbreaker" a todos aquellos a los que les guste el Black con elementos de impacto histriónico y en la zona media de la crudeza, ya que sus elementos melódicos lo buscan hacer más asequible para el publico menos dado los tragos amargos. Muy bien hecho, sin canciones de relleno y de grabación inusualmente agradable, gracias a un Rango Dinámico que casi llega a 10dB, me parece el candidato natural a ser considerado el Álbum Conceptual de 2014.

8.5/10 Intenso es El Metal con ellos... (tenía que decirlo, sorry)