Visitantes

viernes, 27 de abril de 2012

Ahnengrab - "Omen" (Pagan/Black/Speed/Technical/Symph)

Una de las más extrañas mezclas de sonidos que he escuchado en un buen tiempo se encuentra en este disco. Como diría un cocinero: "sobre una cama Black, servimos un plato Pagan, aderezado con guitarras Speed"... toda una novedad y como en la cocina, sólo hay tres opciones, es bueno, olvidable o malo. Yo me sentí muy satisfecho.
 
 
Ahnengrab es un grupo alemán que presenta su segundo disco, el cual -más o menos- reside en un lugar pagano / vikingo, con voz Black (lo mejor del disco), al que se le agregan muy inusuales cargas de guitarra Power y una melodía y sonido más pulido y técnico que lo regular, con una buena cantidad de emociones y atmósfera, la cual opta por un ritmo rápido que sucumbe a riffs melódicos en el que -estoy seguro- los Black metaleros se sentirán incómodos y desubicados; recordemos que el Black es el subgénero menos proclive a la innovación y progreso... eso es pecado... O.O

Lo cierto es que no tenía noticias de la existencia de este grupo, lo estoy descubriendo. Pero siendo que Ahnengrab, quien empezó su existencia en el año 2006, ya tiene un álbum llamado como ellos mismos publicado en en 2008, había entendido que se trataba de una banda de Black Pagan, más sin embargo me he quedado boquiabierto, pues, si bien es cierto que sus growls son de primer orden, su trabajo de guitarra es de mucha proyección a lo largo del álbum, igualmente se pueden oír los sonidos acústicos de violín, guitarra acústica y buenos elementos folk que, de repente, se convierten en Speed, lo que no me molestó, al contrario, me pareció un soplo de brisa en el estilo, pues lo hacen con calidad y excelente nivel de producción. Eso sí, puede que no le vaya a gustar a los intransigentes puristas amantes del género oscuro. Aquí -definitivamente- hay que abrirse a la novedad.

Con una inquietante belleza y ferocidad, Ahnengrab atrae. Su lista de pistas es dirigida por la fuerza impulsora de la distorsión de los instrumentos, guitarras y una de las voces más duras de la historia. "The Omen" quizás puede ser mejor descrito como 'La Caperucita que acaba de conocer a Jack El Destripador'. Con doce canciones tremendas, la inocencia y brutalidad que vive en el álbum destaca especialmente en las dos últimas de ellas, una canción doble (Omen/Outro), su Magnus Opus, las cuales, con la inclusión de sonidos de la orquesta de Berlín / Brandemburgo, las hacen las mejores del disco, aquí, de verdad, sería un pecado saltarse los detalles sinfónicos de "Omen".

Disfruten de riffs grandes en todas las pistas y luego las voces crujientes que le añaden la atmósfera oscura. Todo un ambiente de agitación y temor que se crea y en algún momento hace imaginar un bosque listo para ser destrozado por una batalla que se acerca.

Hay muchos elementos atractivos presentados por Ahnengrab; observo este álbum como un ambicioso esfuerzo de la banda. Honestamente, para mí, "Omen" es un claro ganador.

10/10. Undécimo seleccionado para Disco Del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

jueves, 26 de abril de 2012

Before The Dawn - "Rise Of The Phoenix" (Blackened Melodic Death)

Me sorprendí un poco al ver a otro disco de Before The Dawn tan pronto en el año 2012, es definitivamente difícil mantener este ritmo de producción por mucho tiempo, por lo que pensé que el material iba a sufrir y ya su disco anterior, si bien era bueno, no había alcanzado todas mis espectativas.


Por suerte, "Rise of the Phoenix" es una excepción bastante aceptable en la que la banda parece tomar una nueva dirección de estilo, algo más dura. Este es de lejos el más pesado de los disco de BtD hasta la fecha, y parece que canaliza una gran cantidad de frustración personal y la rabia en la música. Atrás han quedado los coros super melódicos que hicieron de canciones como Deadsong y Deathstar Rising tan  adictivas. En su lugar, hay un aumento de la influencia del Black y un paso hacia la brutalidad en general. Eso no quiere decir que el viejo sonido se ha ido. La melancolía de algunas de estas bandas bandas finlandesas está todavía allí, tan sombrías como siempre, sólo que se fusionó con una sensación de más rabia.

Después de una breve introducción en el disco, los oyentes son recibidos con la más típica canción de Before The Dawn, Pitch Black Universe con los familiares riffs perfeccionados a lo largo de los años. La interacción entre el líder y voz de de la banda Tuomas Saukkonen y el guitarrista Juho Räihä es grande y la canción camina la línea entre melódico y pesado, a partir de ahí se comienzan a sentir que los growls son sólidos y buenos blast beats, con sensación Blackened, pero que todavía mantiene una sensibilidad melódica que muestra a esta banda en un buen momento.

El disco cubre una gran cantidad de estados de ánimo, sin embargo algunas de las pistas no se encuentran entre los mejores trabajos de Before The Dawn y puede que se perciba un poco falto de inspiración, por ejemplo Cross to Bear tiene riffs bastante básicos, y si bien cuenta con cierta melancolía fría al estilo Amorphis, es pasable. Perfect Storm tiene un buen trabajo de guitarra, pero no se siente como una gran canción, similarmente Fallen World, que es la que más suena a relleno, con algún instante rescatable. Puede decirse que hacia el final del disco, el mismo comienza a sentirse repetitivo.

"Rise of the Phoenix" parece el comienzo de un nuevo capítulo de Before The Dawn, quienes al parecer no poder negar la caída que han venido sufriendo sus últimos álbumes, deciden darle un giro al estilo, eliminando las voces limpias, haciéndolo más Black, compensando siempre con un excelente trabajo de guitarra.

7.5/10 Interesante y más novedoso en comparación de sus anteriores discos.



sábado, 21 de abril de 2012

War Of Ages - Return To Life (Christian Metalcore)

War Of Ages, de Pennsylvania, parece un grupo interesante que ha venido cambiando con el paso el tiempo, pues originalmente se les catalogaba como Melodic Death y ahora son sin duda Metalcore Cristiano.


"Return to Life" se oye como un álbum muy sólido por una banda que continuamente muestra una mejora en cada álbum. Luego de "Eternal" que se presentó como su mejor esfuerzo hasta la fecha, las expectativas eran altas para su regreso, sobre todo por los seguidores. Y no parecen haber defraudado, especialmente con las voces ásperas de Leroy Hamp que se han superado, además del poder interesante que muestra la guitarra líder.

Cada canción, con la única excepción del instrumental Meb, tiene un trabajo bastante bueno en los solos, siendo difícil elegir una canción favorita por el hecho de que, de principio a fin, es un esfuerzo sólido. Es un álbum recomendable, especialmente para los seguidores del Core.

Influyen grandemente en su música sus experiencias más personales y aunque algunas canciones no tiene nada que ver con aspectos religiosos, muchas tienen que ver con cambiar de vida y la fijación en sí mismo. Este disco, salido de de un rincón de los Estados Unidos, le hace la guerra a las gentes del mundo pagano. Si eres un metalero de línea dura, es posible que le prefieras quieras sacar el cuerpo a escucharlos, pero las canciones no son fanáticas, más bien hablan de los obstáculos se deben afrontar en la vida no importa de qué credo. Es realmente interesante. Bajen las letras de su sitio de costumbre preferido.

Definitivamente muy corto, parando el reloj apenas sobre los treinta y seis minutos, aunque musicalmente, trae de vuelta el estilo rítmico pesado, mezclado con la madurez de tener varios discos anteriores, en el que no sólo la sección instrumental es fuertemente rítmica, también es vocal potente; puede ser incluso que Leroy haya salido de su zona de confort, aventurándose en los reinos de Rage Against The Machine, Kid Comback y Darkest Hour, para mezclar cada una con su propio estilo. Sin duda que tampoco han creado nada nuevo, pero es un gran paso en la dirección correcta, el cual me parece que continuará para futuros álbumes.

Siendo consideradas una de las bandas más trabajadoras en lo que a conciertos se trata y habiendo acompañado a gente como As I Lay Dying, Underoath, Demon Hunter, Between The Buried And Me, Soilwork y Norma Jean, no se sería de extrañar que pasaran alguna vez por Venezuela, lo que de ser así me haría ir a verlos, aún no siendo el Metalcore el fuerte de mis gustos.

7.5/10 Recomendable, y si te gusta el Core, seguro le pondrás algo de mejor puntuación.

jueves, 19 de abril de 2012

Last Kingdom - Chronicles Of The North (Happy Melodic Power)

El álbum debut de los suecos Last Kingdom es un gran cliché, no por ello un mal disco, muy por el contrario, demuestran una calidad, bien por encima del promedio, sobretodo por la voz de su cantante, Stefan Jacobson, quien resalta con potencia y emoción, más sin embargo esto no es -precisamente- algo que va a mover los cimientos del género; es un disco sin duda indulgente, a la vez que poco novedoso, pero me hicieron pasar un buen rato... de lo que supongo que al final se trata a la hora de escuchar música.

Esta banda de metal formada en 2004 por el mencionado Stefan Jacobson y Freddy Olofsson, trabajadores de una fábrica de Volvo, muestra una excelente guitarra, un típico ritmo rápido de bajo y teclados, guiando el camino para que la voz desarrolle canciones pegadizas con armonías agradables y coros emocionantes. Entiendo que han compartido escenario con Dragonland, lo que me habla bien de ellos.

Metal Ultramelódico a medio tiempo, con himnos y coros dulces y algunos gritos agudos no demasiado bien logrados que deben mejorarse en la próxima entrega, en general está bien, pero podía habérsele añadido un borde más áspero al disco.

Sin embargo, el disco es más variado y entretenido que las producciones que usualmente se están escuchando en el MeloPower. Musicalmente diría que hay una fuerte influencia de Stratovarius, además de que muestra el esfuerzo puesto en él, pues a nivel de producción el sonido del álbum es bueno, pero -repito- un sonido más masivo habría sido agradable. Este es un disco que para los fanáticos del Happy Power puede convertirse en motivo de revisión semanal. De forma interesante también les oí influencias de los icónicos Freedom Call, los reyes del género.

Es interesante que los solos se destaquen, entregados por las guitarras y teclados con pistas épicas y melodías furiosas, Definitivamente este álbum de debut -independiente además- no va a cambiar el mundo, pues es Power Melódico Europeo de libro, pero el resultado es en general agradable y sin duda puede ser añadido a tu lista, especialmente si eres seguidor específico. Me intriga su próximo disco, puede ser una gran y agradable sorpresa.

7.5/10



viernes, 13 de abril de 2012

Diabulus In Musica - "The Wanderer" (Symphonic/Power/Gothic/Femaled Fronted)

¿Puede haber saturación de lo bueno? ¿Existe algo así como hartarse de lo bien hecho? Yo diría que no. Además, la única motivación que realmente fundamenta la queja del público metalero es la oportunidad en la que llega el disco... si "The Wanderer" hubiera sido el primer disco del año de este estilo, quizás de quien nos estaríamos quejando ahora sería de Xandria (10/10)... pienso que en el metal hay tanto espacio para la innovación sobre un mismo tema, como en la pintura sobre los autorretratos, por nombrar sólo unos de los temas que se repiten sin que oigamos a los críticos denostar que Rembrant se pintó mucho a si mismo :-)
 
 
En todo caso, no puedo dejar pasar la oportunidad de comentar este discazo de los españoles "Diabulus in Musica", los cuales debutan con una gran producción Gótico Power Sinfónica, en la que su música tiende a ser rápida y melódica y a la vez, no parecen rehuir ir un poco más allá en lo que dureza respecta, en comparación con lo que la mayoría de las bandas de metal sinfónico hace. De hecho, la música en "The Wanderer" es buena, muy buena y si eres fanático específico del género, te encantará este disco.

Con elementos muy rápidos, grandilocuentes y pesados, su líder, la vocalista Zuberoa Aznárez tiene mucho que ofrecer, no tanto quizás como Simone Simons (Epica), pero sin duda es poderosa en su ejecución. Luego los growls de Gorka Elso me parecieron bien ubicados, así como los gritos de Adrian Vallejo, aunque por momentos haya notado algo de abuso en los elementos oscuros de las composiciones. En general la banda está muy bien acoplada y diría que su punto más fuerte está en los los coros, los cuales son de primer orden, sin nada que haga que los desdiga, definitivamente lo mejor del disco.

Para mis pocos lectores ya a estas alturas no es un secreto que me gustan mucho los grupos de Metal Sinfónico con chicas al frente, tipo Nightwish o quizás más Power como Triosphere o Battle Beast, y experimentos (o más que eso) de grupos como Diabulus In Musica, con canciones menos elaboradas que el primero de los grupos nombrados, pero precisos y de perfecta ejecución, me deleitaron y aunque a veces sea difícil distinguir entre uno u otro grupo, DIM aporta más de dureza y eso los diferencia y hace destacar.

Por demás interesante me luce que, siendo "The Wanderer"el primer álbum de este grupo, se hayan atrevido a hacerlo conceptual, puesto que su tema se centra en la búsqueda de la pureza en el Mundo por una chica. Bien por ellos.

Este disco, casi sin querer, se ha convertido en uno de mis repasos semanales, me han sorprendido y espero que sus próximas entregas confirmen la enorme calidad que a la distancia se les nota; puede que sólo reste que se lo crean ellos mismos para que explote un gran acto.

9/10. Décimo contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.



Overkill - "The Electric Age" (Trash)

¿Qué carajo se puede decir de Overkill? Luego de treinta y dos años años en escena y haber lanzado dieciséis discos de estudio, sin contar las grabaciones en vivo, Overkill, aunque nunca alcanzó el estatus comercial de los Cuatro Grandes, personifica el Thrash en todo sentido. Ellos ayudaron a lanzar el movimiento en los años 80 y hoy perseveran en un mundo de metal multifusión y cuando otros cambiaron sus estilos para satisfacer las necesidades actuales/comerciales, Overkill hace exactamente lo que quieren hacer... dentro de ello, producir metal de calidad lo que les permite tener seguidores acérrimos.



Y ahora llega "The Electric Age", el que, para resumirlo rápidamente, continúa el camino que abrió "Ironbound". La canción de abrir fuegos, Come And Get It, comienza la escolarización de diez canciones con un intro de 1:05 minutos que, en todos los sentidos, define lo que viene. Luego, sin mayor espera, Blitz nos deja saber que todavía -y por mucho tiempo- puede alcanzar esas notas altas que lo definen; un flujo constante de riffs cortos y la línea tan bien ejecutada en el bajo de Verni dejan ver el impresionante nivel que Overkill mantiene. Se repite la tendencia de los ritmos rápidos y energía tradicional, con bastante Heavy y no es sino hasta la cuarta pista, Black Daze, donde los cambios de tempo llevan a una experiencia más blues/rock.

En definitiva y para no entrar a analizar canción por canción, Overkill viene de nuevo con gran ritmo con un subtexto que me sonó por momentos Hardcore, encontrando nueva energía y agresión que combina algunos elementos groovy de sus álbumes recientes con un enfoque de vieja escuela; aunque la combinación puede no acabar de tener la misma letalidad de alguno de sus primeros trabajos, la química de estos demonios de Jersey, es innegable.

Los fans del estilo de escritura de la banda, compleja y sinuosa, seguro que encontrarán un montón de nuevas cosas. Las guitarras fácilmente tejen una red que atrapará a la mayoría de los metaleros, por supuesto, todo en perfecta conjunción con los gruñidos de Blitz y a pesar de algunas explosiones cinéticas del thrash que nunca terminan de convencerme en lo personal, "The Electric Age" mantiene diversidad y sus canciones siguen el estilo caótico y rápido de siempre, permitiéndose hasta una corta sección de blues al cierre con Good Night.

Overkill lo ha hecho de nuevo, con esta versión que mezcla intensidad de la escuela Thrash antigua que nunca pasa de moda, atreviéndose con algunos elementos nuevos. Demostrando porque son capaces de mantenerse tantos años en el tope.

8.5/10 Muy buen disco, altamente recomendable.



miércoles, 11 de abril de 2012

Gaia Epicus - "Dark Secrets" (Power... dicen ellos)

Por suerte para mis sentidos no me había topado nunca con este grupo noruego, hasta que el infortunio me alcanzó y oí su disco "Dark Secrets", haciéndome perder cincuenta preciosos minutos de mí limitado tiempo para escuchar metal.


Aún a pesar de que en los primeros sesenta segundos del disco se puede estar convencido de que esta es posiblemente una de las peores grabaciones de la historia del Power... o lo que quiera que sea que intentaron hacer aquí, hice un literal esfuerzo físico para llegar al final del mismo y superar la tentación de hacer este comentario sin oírlo completo.

¿Por dónde comenzar?... el disco es de pésima producción, su sonido es, a lo sumo, de una sóla sesión de estudio, presumiblemente todos juntos; la 'voz' de su cantante, Thomas Chr. Hansen, es de tan bajo nivel que se hace evidente que trata de usarla poco y cuando se atreve a ello se esconde detrás de uno de los peores coros que he tenido la desgracia de percibir; las canciones son atónicas e insoportablemente malas, ejecutadas musicalmente con muy bajo nivel, sin contar que los arreglos son una verdadera desgracia (algunas pausas increiblemnte largas hacen parecer que se borró algo de la grabación). El baterista, Kristoffer Øyen, tiene un nivel pobrísimo de ejecución, al punto que se le escucha durante todo el recorrido del disco 'ajustando' los ritmos y entrando o saliendo a destiempo. Pero la llama olímpica se la lleva el guitarrista, Lasse Jensen, quien sin ningún temor al ridículo, apenas maneja tres o cuatro acordes y desconoce totalmente lo que es un solo medianamente audible.

Ninguna canción del disco mostró espíritu, imaginación, emoción, musicalidad ni nada que se le parezca, todas son terribles. Este experimento fue, si acaso, una sesión entre pésimos ejecutantes, con malas ideas, peor puestas en práctica. Pero eso no es lo que realmente me sorprendió, sino que este es su ¡quinto! disco... no entiendo como puede haber ocurrido, pero después de la experiencia de "Dark Secrets" no voy a hacer ningún esfuerzo por escuchar sus anteriores trabajos.


Aunque haya quien piense que estoy exagerando y siendo cruel con unas personas que al menos se atrevieron a editar un trabajo, algo en el Power ha muerto y es por culpa de este disco.

0.5/10 No es cero, porque finalmente -pero casi- no es regueton. 


martes, 10 de abril de 2012

Dol Ammad – "Cosmic Gods Episode I Hyperspeed" (Power/Cosmic/Electronic/Goth)

Una banda griega rara, muy experimental, muy extraña y demasiado compleja por momentos (de por sí tiene diecinueve integrantes), que obliga a preguntarse donde queda el límite de lo artístico y comienza lo estrambótico.


Dol Ammad la formó en 2000 un tecladista griego, Thanasis Lightbridge y se caracteriza por la instrumentación metálica convencional (bajo, batería y guitarra eléctrica) fuertemente soportada en sintetizadores y el apoyo vocal de un enorme coro (para los estándares metálicos, al menos). Lightbridge describe su música como "arte metálico de la electrónica", y cita los pioneros de la música electrónica como Jean Michel Jarre y Vangelis (como no, un paisano) como influencias principales. La banda toma su nombre de una refinería de combustible del juego de PC Descend 3 (?!).

Repito, es interesante, pero por largos momentos suena al hijo no reconocido de Camina Burana (Carl Orff) con Vangelis, sobre un fondo Power medianamente discernible.

El eclecticismo de Dol Ammad es -como dice una amiga- 'como mucho con demasiado' para mi gusto, aunque les reconozco la complejidad y dificultad de ejecución, no termino de sentirme a gusto con su música. Elementos que no son Avant Garde, ni necesariamente Progresivos, se mezclan con un sintetizador que cuando no es disonante parece la Batalla Final de la Guerra de Las Galaxias. Supongo que una puesta en vivo de este grupo debe ser toda una experiencia, pero más allá de eso, no me quedaron ganas de repetirlo, como no sea para mostrar lo extraño y exótico que puede llegar a ser el Metal.

Cuando se hace el esfuerzo, por llamarlo de alguna manera, de oír instrumento por instrumento, la batería resalta razonablemente (no por nada es Alex Holzwarth de Rhapsody of Fire) y los arreglos son -definitivamente- complejísimos y fuera de este mundo, con la constante presencia, no siempre de agradecer, de los teclados. Los coros son ejecutados por bien formados cantantes líricos, pero hasta cierto punto -en mi ignorancia- me hacen preguntarme si no se equivocaron de estudio de grabación confundiéndolo con los de la Deutsche Grammophon. Todo esto me hace concluir que 'más' no es -necesariamente- 'mejor', pero respeto el esfuerzo.

No me gustó, en el sentido propio del placer de escuchar Metal, pero puede que haya quien lo aprecie como lo más Avant Garde ahí afuera. Sólo puedo sugerirlo para el de estomago resistente y gusto fuerte. No me extrañarían comentarios que me califiquen de inculto, pero si esto se convierte en un éxito se encontrará a 'años luz' de mi área de confort. Por el título del disco diría que vienen secuelas... a prepararse. La canción Hyperspeed, del video abajo, posiblemente lo mejorcito del disco.

5/10

Bájalo y cómpralo si te gusta


Age Of Artemis - "Overcoming Limits" (Power/Symphonic/Progressive)

Originarios de la capital federal de Brasil, la bien llamada Brasilia, Age Of Artemis es una banda joven y prometedora, de las que vienen surgiendo de allí, lugar de algunos de los grupos más interesantes de los últimos años. Bajo la tutela del productor Edu Falaschi -el famoso cantante de Angra- les permite cierta exposición a los medios de comunicación por lo que en un corto viaje hace unas semanas tuve la oportunidad de descubrir a esta formación en la televisión local, la cual trae un trabajo en onda Power Melódico con influencias sinfónicas (muchas) y progresivas (algunas).



En este primer álbum, titulado "Overcoming Limits" el grupo Age Of Artemis no deslumbra con su originalidad, pero su ejecución frenética es perfecta y la lista de referencias que se me vienen a la mente escuchándolos es larga. Después de una breve introducción sinfónica pasan a sonar un poco sintética en Echoes Within, para luego abrir las hostilidades en un estilo de los tradicionales arreglos melódicos y velocidad de Helloween, con la orquestación y delicadeza de Angra, encontrándose este tipos de elementos hasta en el cierre del álbum, en 'Till The End.

A continuación, Mistery me trajo a Symphony X a la mente, con riffs de guitarra pesados y potentes, así como la voz o los solos de guitarra neoclásica del final. Pero ahí no termina la cosa, el inventario de modelos de prestigio que siento que utilizan como inspiración continúa: Take Me Home es una balada que es seguro evoca a Kamelot, comenzando con su voz y piano, donde el canto de Alirio Netto -de un muy buen nivel a todo lo largo del disco- de repente tiene entonaciones que emulan a Roy Khan (otra vez Kamelot). Misma receta e impresión en One Last Cry, dejando sólo el piano en vez de la guitarra acústica para la ocasión.

Su lado de Progresivo también hace referencias excelentes, aunque las influencias son más sutiles, sin embargo, los nueve minutos de duración de la mejor del disco, Gods, Kings and Fools son una oportunidad para descubrir una gran técnica brasileña y un dejo a lo Dream Theater con algunas orquestaciones orientales. El solo de guitarra de Truth In Your Eyes no tiene nada que envidiarle a la habilidad y velocidad de unos cuantos consagrados. En cuanto a You'll See, le puede discutir de tú a tú a algunos maestros de progresivo melódico en alemán, tipo Vanden Plas, sobre todo en las líneas que Alirio Netto utiliza para exhibir su capacidad.

"Overcoming Limits" es, en última instancia, un álbum muy bueno, que hace honor a la escuela brasileña y dará satisfacción a los fans de Angra, así como a cualquiera que tenga gusto por el nivel melódico de gran alcance y los matices sinfónicos. Siento que este disco contiene tal variedad de canciones porque el vocalista es absolutamente magnífico y muy versátil.

Todo está bien aquí si te gusta el Power y a los grupos europeos definitivamete les salió un gran competidor, Age Of Artemis sólo necesita sacar otro disco de similar calidad lo antes posible para para comprobarse en los límites superiores del género.

9/10. Noveno contendiente a Disco del Año del El Lado Oscuro - Metal Crítica



martes, 3 de abril de 2012

Dragonforce - "The Power Within" (Power/Speed)

Uno de los títulos más esperados del año -o más tiempo aún- es definitivamente el de estos ingleses. Por varios motivos: un nuevo cantante -que en You Tube ha pegado uno de los gritos más descomunales jamas oídos (1:03 - 1:27), cuatro años sin sacar un disco, cuyo último trabajo ("Ultra Beatdown"), de paso, no fue lo más excelso de su repertorio con la honrosisima excepción de Heroes of Our Time, el morbo que envolvió el tour 'Inhumane Rampage' con su supuesta aceleración de la velocidad de sus grabaciones para hacer sonar las guitarras a la velocidad que los convirtió en ídolos pop en el juego 'Guitar Hero', y agregue usted qué más.


Precedidos de tanta expectación es difícil esperar ser bien tratados por el público, a menos que hagan una verdadera demostración de calidad, por eso me he sentado durante una semana a oírlos, entre intervalos con el nuevo disco de Gorod (Black) para, así como quien cata vino, limpiar el sabor previo oliendo granos de café y no perder la perspectiva.

Si bien no se puede decir que Dragonforce ha reinventado el Speed/Power, claramente con "The Power Within" lo ha renovado, con toques magistrales de musicalidad, ritmo, velocidad y detalles Neo Clásicos de gran limpieza, además de que me atrevo a asegurar que con la incorporación de Marc Hudson como cantante, han ganado enteros. No creo exagerado afirmar que el grupo que desee especializarse en este género va a tener que estudiar este disco a profundidad, pues para mí, sienta un hito en el estilo. 

Necesitábamos oír algo así, que se atreve a dejar de lado -sólo un poco- su sello de fábrica, la velocidad, por el simple valor de ella misma y se atreve a conjugar la habilidad de músicos (tanto Li y Totman en las guitaras, como Mackintosh en la batería, Pruzhanov en los teclados y Leclerq en el bajo) con calidad, melodía y clase, apenas cayendo en algún exceso meloso, perdonable, por demás.

Estimo este como un excelente disco, que se dio su tiempo para madurar, que muestra como hacer melodía sin encasillarse o abusar, con canciones que invitan a cantarlas, con coros inspiradores, ritmos poderosos y velocidad que evita por esta vez hacer romper risas en el ridículo de lo imposible -aunque sea cierta, pero no se pueda tocar en vivo-. 

Es difícil escoger una canción específica como lo mejor del disco pero Heart Of The Storm, Cry Thunder, Wings of Liberty, Seasons y Last Man Stands destacan, el resto seguramente también les gustarán. He leído que deben pasar por Venezuela en unos meses, ya les contaré como son en vivo.

9.5/10. Casi perfecto. Octavo elegido para concursar por Disco de El Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.