Visitantes

sábado, 26 de mayo de 2012

Kreator - "Phantom Antichrist" (Trash)

¿Qué pasa con grupos de Thrash de veteranos?, ¡Estos músicos no saben cuándo renunciar! Me explico: ¿Bandas como Kreator tienen todavía algo fresco, interesante y original con que contribuir después de más de tres décadas?

Pues bien, resulta que para callarme la boca y ubicados sólidamente en el primer lugar de la lista 'Tan Buenos Como Siempre o Mejores', se encuentran los alemanes de Kreator, prácticamente leyendas urbanas del Trash, quienes ahora, para redondear una vida dedicada a crear elementos esenciales del estilo, nos traen "Phantom Antichrist"... pura vieja escuela de sonido, pero que a la vez le da un giro al subgénero, sin perder nada de la energía y la pasión que han marcado su producción durante los últimos treinta años.

Si ahora fuera el momento de una revisión general de la historia del grupo, por lo general debería comenzar por sus inicios, para comparar en la calidad de discos y elegir un punto culminante, pero el-realmente-impresionante "Phantom Antichrist" no haría nada fácil la tarea. Es un álbum que de lejos parece no tener puntos bajos y cuyas repetidas oídas dejan agotado emocionalmente a cualquier amante del género, aunque sus dos primeras canciones estén algo por debajo del resto de las siguientes ocho, la comparación con otros grupos (incluyendo a los cuatro grandes, especialmente en los últimos tiempos) lo hacen casi imperceptible. Este disco casi nunca se baja de 'increíble'.

Miembros fundadores como "Millie"y "Ventor", junto con su antiguo bajista Christian Giesler y el 'chico nuevo' Sami Yli-Sirniö (que llegó apenas en 2001) concentran un claro ejemplo de todo lo que se debe hacer en el Thrash del bueno. Este es un álbum cuya producción es perfecta, con un toque crujiente, bastante agudo, con una mezcla que pone en un lugar a cada cosa y cada cosa en su lugar, con gran nivel; pero de ninguna manera es un disco sencillo, pues desarrolla un ritmo único, estructuras detallistas de las canciones, unidas con el efecto de la velocidad de gran precisión, enfocada en las guitarras, que hacen que las canciones que lo componen mezclen brutalidad, la melodía, el reposo y un muy importante toque de destreza que complementan el virtuosismo del conjunto. No se si tomó mucho tiempo grabar el disco, pero la precisión es quirúrgica.

"PA" es fantástico como álbum de Thrash metal, ¿El Magnum Opus de Kreator? Sí, creo que si. Me parece que empuja los límites de lo que se puede esperar de un disco de este estilo, conteniéndolo todo: las letras de las canciones con temas del infierno, ángeles de la muerte y cráneos triturados, junto con riffs brutales, un apasionado de la batería total y líneas de bajo sumamente espesas que permiten hacer la transición de todo el sonido para crear un escenario de un talla la cual, simplemente, no se puede enseñar, o se tiene o no se tiene. Se nace con este tipo de brujería y los astros se alinean para que grupos así se unan, todo esto amalgamado con la impecable entrega vocal de Miland "Mille" Petrozza.

Casi una obra maestra y el mejor disco de Trash en años. Selección dieciseis para Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica

9.5/10

Bájalo y si te gusta, cómpralo

Axxis - "reDISCOver(ed)" (Heavy/Cover)


Me gustan que buenos grupos hagan covers de canciones famosas y que Axxis, con doce discos a cuestas y más de veinte años en escena, se decida hacer hacer eso, es interesante, pero que además incluyan canciones como Message In A Bottle, Don't Bring Me Down y Somebody to Love, las tres mejores del disco, es un sueño hecho realidad. Este es uno de esos discos divertidos del año, sin duda.


A pesar de tener una de las mejores condiciones para el Heavy, frente a esta compilación de covers de los años 70 y 80 se podría pensar, al ver la lista de canciones que componen el disco, que lo cursi podría hacerse lugar y con cierto escalofrío decidí entrarle a esta empresa temeraria, con recelo de encontrarme un puro cálculo financiero o un contrato obligatorio de la compañía discográfica. Pero creo que superaron la prueba... y hasta Stayin' Alive (Bee Gees) me gustó.

Una selección que de entrada puede lucir sombría, con canciones como White Wedding (Billy Idol), Owner Of A Lonely Heart (Yes), Message In A Bottle (Police) o I Was Made For Lovin 'You (KISS) y que seguramente escogieron por lo extremadamente conocidas y comerciales, fueron grabadas como todo un Heavy/Hair metalero las habría soñado, manteniendo -por instantes- algo demasiado de lo original, pero haciendo finalmente un gran trabajo. 

Con un par de excepciones como en Roboter, la cual no me gustó y la excesivamente pop Live is Life de Opus (a quienes no me apena decir que disfruté en vivo hace más de veinte años); pudieron haber escogido canciones como Highway To Hell, Eye Of The Tiger o Smoke On The Water y habría quedado mejor, aunque -igual- el término 'disco' en el título dice mucho de la dirección que querían tomar.

Another Day In Paradise (Phil Collins) y My Heart Will Go On (Celine Dion) permiten a Bernhard Weiß lucir su calidad vocal y al grupo demostrar su calidad instrumental y aunque han habido grupos como Children of Bodom y Six Feet Under, por sólo nombrar un par, que han salido seriamente castigados por sus álbumes cover, este esfuerzo de Axxis, cuya técnica es muy pulida y la producción de gran nivel, genera un disco más que decente.

Tengo la impresión, por el nivel demostrado, que la banda se divirtió al jugar este juego, así como yo también lo hice al oírlo. No le voy a dar puntuación oficial por lo que es, pero si me tocara hacerlo, le colocaría más que 7.

Repito, divertido.

Busquen el link en las páginas de costumbre. En este momento están bloqueados la mayoría (como si soplarse la nariz quitara la gripe).

sábado, 19 de mayo de 2012

In Mourning - "The Weight Of Oceans" (Progressive Melodic Death)

Ha transcurrido un tiempo para encontrarme con una banda de Progressive Melo Death con sonidos como los de ésta, quizás desde Insomnium no había sentido el abrazo inmovilizante de canciones como Colossus, la de abrir el disco y de las que comprueba que el género tiene todavía mucho que ofrecer.  De una vez esta pieza está en mi selección para Mejor Canción del Año.
 

De Fulen, Suecia, esta banda viene con su nuevo álbum, titulado "The Weight Of The Oceans", siendo este su tercer disco de estudio completo, el cual tiene de todo, desde growls excelentes hasta voces de canto angelical, ambiente, progresividad, melodía, agresividad y un largo etcétera, que se extiende musicalmente de forma poderosa. Estoy casi por dejar de escribir en lo que resta del mes de mayo porque han sido tantos y tan buenos los grupos oídos y descubiertos que siento que estoy luciendo como un 'crítico' (palabra un poco grande para mí) al que todo le suena bien, y puede que sea eso... pero !que mes!... la cantidad de música para digerir ha sido descomunal.

El álbum muestra unos teclados misteriosos que crean un ambiente que envuelve, seguido por una línea de bajo con tonos groove bastante buena. Luego tiene una base de guitarra que mantiene la melodía, acelerándola, reduciéndola o manteniéndola entre la calma y la distorsión pesada que se hace muy interesante. Cuando la guitarra no se pone 'viciosa' se convierte en un alarde de melodía y dulzura que Björn Petterson maneja a su antojo...

Growls de alto rendimiento y voces limpias - algo menos buenas- que desarrollan la estructura de las canciones, junto con numerosos riffs de guitarra, convierten a la banda en un placer de oir que, como dije, denota fuertes similitudes con Insomnium.

Para que no agarre de sorpresa, informo: ten en cuenta que vas a tener casi cada melodía pegada en la cabeza durante días. Las canciones saltan de las guitarras violentas a altas velocidades hacia los tempos suaves y melódicos, con el eco de los growls que terminan en voces limpias que arrullan... la mezcla es interesante.

Adicionalmente vale la pena bajar las letras antes de entrarle al disco, la cuales me parecieron profundas y capaces de pintar imagenes cautivadoras, que junto con sus hermosas y a veces tristes melodías hacen un conjunto grandioso. El álbum, hasta llegar a su fin, muestra una sólida mezcla de guitarra y batería y puede que la canción instrumental de cerrar, Voyage Of A Wavering Mind, sea una de las mejores maneras de terminar un disco, de por sí muy bueno.

"The Weight Of Oceans" es el tipo de álbum que se puede mantener en la selección natural de tu reproductor de preferencia por mucho tiempo. No hay pistas malas aunque ciertos pasajes se hagan somnolientos. Aún así, cada canción ofrece un sonido diferenciado y tiene su propio algo especial que ayuda a que se destaque. Esto es Death Progresivo Melódico bien hecho. Si estás buscando un álbum para hacer volar tu mente, este lo hará.

8.5/10

viernes, 18 de mayo de 2012

Firewind - "Few Against Many" (Heavy/Power)

Los griegos de Firewind no son ajenos al mundo del Metal. Con ocho álbumes en los últimos quince años, la banda siempre ha estado por ahí y definitivamente se han hecho un nombre propio en la escena como uno de los nuevos poseedores de la antorcha del Heavy.
 

"Few Against Many", su último trabajo de estudio, continúa con la base extrema de sus riffs, fundamentados en una buena voz, guitarra, buen bajo y voces melódicas. Desde la primera canción Wall Of Sound, con una parte inicial de sintetizador bastante buena, realizada por su guitarrista/tecladista, nos lleva a un sonido pleno y de gran alcance y si eso no es suficiente, voces potentes y melódicas acompañan el conjunto.

El álbum es de la más pura escuela Heavy, aunque la guitarra no es tan rápida y se siente cierta tendencia ochento-noventosa. Yo diría que me recordó un metal a la Scorpions, Accept o Helloween, aunque con algo que hizo que por momentos las voces no siempre sonaran adecuadas. Creo, en todo caso, que otra vez encontraron una combinación satisfactoria entre melodías y agresividad. Incluso en temas como el del título del álbum, que comienza con un doble bombo al que luego le siguió una interesante furia de guitarra, se demuestra bien como encajar la voz de Apolo Papathanasio, referente indiscutible.

Ahora respecto los músicos de Firewind, Gus G. no es un extraño a lo que ha estado ocurriendo en el mundo del metal y en mi opinión es uno de los buenos guitarristas que ha salido en el género en los últimos años. Recordemos que tiene lugar inamovible en grupos como Dream Evil, Mystic Prophecy y Ozzy Osbourne, que por escoñetadito que esté, sigue siendo el cantante original de Black Sabbath... y eso se respeta. El hombre tiene su propio sonido, potente y dependiendo de la canción, hasta increíble, además es un compositor exitoso y me da la impresión que es de esta gente que sabe exactamente a qué jugar, dónde y cuándo. Bob Katsionis es otro gran músico que toca el teclado y guitarra y puede producir y escribir y hacerlo -en general- todo bien, pero especial mención quiero hacer de Johan Nunez, la nueva adición del grupo en la batería, quien llena cualquier debilidad anterior y no exagera en su intervención.

La producción del disco es buena y cada nota se escucha claramente y aunque el disco no es una obra maestra, ni trae realmente nada nuevo al juego, la banda demuestra que puede pasar de un álbum a otro con calidad.

Siendo honesto también debo decir que muchas canciones parecen carecer de ese algo que las haga memorables, incluso a veces parecieran no ofrecer nada nuevo, pudiendo ser -pero esto es difícil de comprobar- que hayan tratado de clonar su disco-bandera, "The Premonition", pues aquí no se nota la dulzura de ese disco. Adicionalmente a veces hay demasiados efectos, que por instantes se hacen un poco molestos y aunque pueda ser sólo un error de mezcla, lastimosamente no hubo nada realmente excepcional.

En todo caso, Firewind está de vuelta, en razonable buena forma.

7.5/10, buen disco.



Ne Oblisviscaris - "Portal Of I" (Blackened Progressive)

Ne Obliviscaris es una extraña banda autraliana que está dando vueltas en el mundo del metal desde hace unos cinco años, sin haber sacado realmente ningún disco, apenas un EP ("Aurora Vei") en 2007 con tres canciones que parecía haberles ganado algunos seguidores... algo se presentía.
 

Ahora, en 2012, con un sonido Black e influencias de jazz y música clásica, así como varios otros estilos, este grupo de músicos talentosos demostraron el porque de las espectativas y han creado algo grande, con su propia mezcla especial de música de metal progresivo. Obliviscaris Ne, después de cinco largos años, han dado a conocer "Portal Of I", su álbum debut, el cual -como no- contiene las tres canciones originales de su EP, así como cuatro nuevas pistas, muy a la altura de las expectativas generadas.

Partiendo con sus piezas conocidas, el álbum se inicia con la canción Tapestry of the Starless Abstract, de producción limpia y elementos desarrollados, con riffs abstractos y extraña acústica además de unas voces limpias interesantes. Después de la canción de apertura, se llega a escuchar la primera canción nueva, Xenoflux, la cual muestra un ritmo dinámico y una melodía conducida por un excelente violín que da fondo a muy buenos growls y guitarras, pintando un paisaje desolado y melancólico, una de las mejores canciones del año.

El álbum tiene un estado de ánimo constante, pero parece nunca sonar igual dos veces. Está cambiando constantemente, evolucionando. De la dulzura de las voces limpias se pasa a ser aplastado por growls poderosos, al tiempo que la batería te mantiene permanentemente sometido a su ritmo. Este álbum suena condenadamente maravilloso, sobre todo en la introducción de la canción And Plague Flowers The Kaleido, y otras veces suena casi onírico, con transiciones muy bien ejecutadas, pudiendo ser tan pesado y tan duro como suave y sereno como se lo quiera tomar. Uniendo las mejores influencias del Black, Trash Doom y hasta Death, su conjunto es una especie de rompecabezas extraño e increíble.

Quizás algunos defectos en el sonido de las voces limpias y un descenso demasiado pronunciado en el ritmo en algunos puntos, le resta algo a la experiencia. Sin embargo el doble pedal esta muy bien ejecutado aunque no dura mucho tiempo, pero en general lo suficiente. Este álbum tiene mucho de qué hablar en cada pista y es inútil intentar tomar nota de todo, vale la pena darse el tiempo para oírlo largamente.

Siento que este debut es de los que te engancha y no te deja ir. Posiblemente aporte, si no un nuevo estilo, una generosa mezcla que no suena forzada o experimental, de hecho no creo correctas algunas calificaciones que lo catalogan de Avant Garde, al contrario es un experiencia agradable, con muy pocos defectos, estando seguro que no defraudará a nadie, o casi.

9/10 El mejor disco Blackended Prog del año hasta el momento. Imperdible. Quinceava selección a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

Bájalo y si te gusta, cómpralo



jueves, 17 de mayo de 2012

Sabaton - "Carolus Rex" (Military Epic Power)

Los prolíficos suecos creadores del Power Épico Militar están de vuelta. Sabaton retorna con "Carolus Rex", un álbum conceptual acerca del Rey Carlos XII (Carolus Rex en latín) de Suecia que narra la historia de la Gran Guerra del Norte entre 1700 y 1721. Este es también el primer álbum con un cambio en la formación sustancial, el cantante Joakim Brodén y el bajista Pär Sundström siguen siendo los líderes, con nuevos miembros como Chris Rörland (guitarra líder), Thobbe Englund (Guitarra) y Robban Bäck (Batería). Interesante por demás que no se sabe quien está en los teclados.


Típico de Sabaton, "Carolus Rex" continúa su patrón de Melódic Power Epic Military, que en este trabajo es alimentado por arreglos vocales pulidos, texturas enormes, sintetizadores sinfónicos y excelentes solos de guitarra. La melodía y la armonía son los elementos más importantes en la composición, añadiendo un componente de gran alcance para cada canción. No se podía esperar menos de los reyes del subgenero.

En general, todas las canciones son fuertes, con la excepción de Imperii Ruina, y en todas ellas se reconoce de inmediato la firma de Sabaton. Definitivamente encontraron su nicho en los temas militares y no van a alejarse de lo que les ha dado su reconocida trayectoria. Les funciona y lo que es al menos a mi, me parecen fantásticos. Excelentes himnos metálicos de guerra llenan este disco.

Para ser lo más puntillosos posible en la ubicación de esta gran producción en el espectro metálico, este disco no es propiamente Power, es más fiel la definición de Epic y tengo que decir que es posiblemente el mejor disco de ellos, a pesar de tomar el riesgo de realizarlo basado en un personaje de gran trascendencia para los suecos (probablemente su personaje histórico más importante). No por ello se dejan algo en el tintero y nos regalan himnos espectaculares, realmente por encima del promedio; yo me atrevería a afirmar que este álbum es en el Military Epic lo que "Painkiller" de Judas Priest fue para el Heavy, es decir, el pináculo del género, el disco contra el que se tendrán que medir los que quieran desarrollar algo similar.

Especial mención debo hacer del cantante Joakim Brodén, quien seriamente pone lo mejor de su canto aquí, con una variedad de gamas y alarde abusivo de lo que puede hacer con su voz, siempre de forma brillante. Este es su momento de gloria y deja el listón muy alto para el próximo disco, no hablemos para los imitadores.

Decir que me encanta este disco sería un eufemismo, esta es la prueba de que el metal Épico Militar existe y de que el género ha cumplido su propósito, pudiendo ahora desaparecer en el olvido sin que ya nada importe, puesto que difícilmente se podrá superar a "Carolus Rex".

Creo que "Carolus Rex" es el disco que aspira hacer toda banda, una vez logra definir quien es y su contexto.

10/10. Todo está dicho. Catorce selección para Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

Bájalo y cómpralo si te gusta

martes, 15 de mayo de 2012

Sonata Arctica - "Stones Grow Her Name" (AOR/Heavy/Power)

Cincuenta y seis minutos con cincuenta segundos de algo diferente... me lo veía venir. Sonata Arctica, posiblemente mi grupo preferido, ya no es lo que fue. No es, ni será nunca más, canciones como San Sebastian, no es Victoria's Secret, no es Fullmoon, menos Wolf & Raven; no es tampoco discos como "The Days of Grays"... ni hablar de "Unia" o "Winterheart's Guild". Es otra cosa. Se acabó bastante del doble bombo, se acabó bastante de la velocidad (no del todo, pero en general) y definitivamente no hay mucho de los riffs poderosos y ultramelódicos que erizaban los pelos del cuello y ponían a saltar.


Si quedó la voz de Tony, la guitarra de Elias, y los teclados de Henrik, pero -¿como explicar?-, ¿puestos en otro orden será la descripción correcta?. Esta es una nueva dirección, diferente en lo que a estilo se trata, donde se acabó bastante el Power que los definía, no hablemos del Prog. Sus pasos se dirigieron con "SGHN" a una zona mucho más soft, a un espacio complejo de definir, posiblemente ubicable en un punto equidistante entre el AOR, el Hard Rock y el Power.

El disco es una sorpresa, no mala, pero si impactante y que deja algo de nostalgia para los que amamos el estilo tradicional de SA... que aunque había venido cambiando paulatinamente desde sus inicios con "Ecliptica", quizás más radicalmente en "Unia", mantenía una coherencia distintiva. Esto ha sido sustituido por un sonido reconocible sólo en canciones muy específicas (I Have a Right y Only The Broken Hearts) y aún así, sin decir que se cayó en lo extremadamente comercial, Metal del que le conocíamos, ya no hay tanto.

Si oí coros sosos como los de Alone in Heaven, o entradas esperanzadoras como en The Day, que luego cayeron en niveles algo flojos; también sentí ritmos Western mezclados con uno de los pocos doble bajos del disco que me resultaron extraños por momentos, como en Cinderblox, en la que percibí buenas voces, quizás algo demasiado Avant.. para lo que de Sonata se espera. La que menos me gustó, la balada Don't Be Mean... promedio a lo sumo.

Es cierto que hacia el final del disco la cosa se endereza bastante con la canción doble, Wildfire, en las que, en quince minutos, Tony luce su nivel vocal y el grupo se pone la capa con la SA bordada a la espalda y renace su tradicional Progressive.

Diría que este es un disco que va a dejar rascándose la cabeza a más de uno y que requiere bastante más de una oída para terminarlo de comprender; puede que el tiempo lo convierta en algo más de lo que en unos pocos repasos me pareció distinguir. Lo que si me lució definitivo es que SA está decidido a pisar terreno nuevo, mostrando no tener miedo al que dirán y disfrutando su nueva visión del mundo.

Más de un año escribiendo este blog me hace fácil reconocer que una crítica sobre este disco atraerá la furia celestial de la web sobre ella, porque como tradicionalmente ocurre, habrá quien considere que a Sonata Arctica, 'ni con el pétalo de una rosa', pero estoy tratando de ser honesto con quienes me honran con su visita.

Difrútalo u ódialo, esto es diferente.

Me lanzo con un 8/10, me apena que no califique para mi selección de Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica, quizás luego de este experimento Sonata Arctica decida volver a sus raices y su próximo trabajo nos ponga a brincar... otra vez.

El link de descarga tuve que eliminarlo por una queja recibida del DMCA, pero lo puedes conseguir en las páginas de costumbre.

Actualización del 23 de mayo de 2012: Extrañamente decido hacer esto y las dos o tres veces que lo he hecho ha sido para lo contrario. 

He pasado días repasando "SGHN", comparándolo con sus discos anteriores y no he podido sino hallarlo más confuso y desorientador que lo que la emoción del comienzo me hacía percibir. Definitivamente no está al nivel que esperaba de Sonata Arctica y supongo que si no retoman la senda que los llevó a ser uno de los mejores grupos de Power/Prog Europeo, mejor no tener demasiadas expectativas. 

Les rebajo la nota y los dejo en 6.5/10, pasable apenas. No estará en mi rotación.




sábado, 5 de mayo de 2012

Catamenia - "The Rewritten Chapters" (Melodic Black)

Catamenia es una de esas bandas que provienen de la ciudad finlandesa de Oulu (Impaled Nazarene, Sentenced, el Campeonato Mundial de Air Guitar :-) que le han agregado algo más influencias de Death a sus vigorosas, sin embargo, melódicas canciones Black. Con menos popularidad que algunas de sus pares por demasiados cambios de formación, nunca lograron salir de un estado de semiclandestinidad, aunque su música tiene cosas interesantes que ofrecer para el oyente.

 

El guitarrista y miembro fundador Riku Hopeakoski es el único miembro duradero desde su formación en 1995, que a través de todos estos años ha lanzado nueve álbumes y un DVD, por lo que después de tanto tiempo decidieron que había llegado el momento para un recopilatorio y es que, después de más de quince años de trabajos forzados para arreglar una cosa que por momentos lució a punto de desaparecer, pues realmente no todos sus álbumes eran de igual calidad, se lo merecen.

Es cierto que su último trabajo de estudio "Cavalcade" resultó mejor que el anterior disoc y más débil de su discografía "VIII – The Time Unchained" y también observé en la red que tiene próximas giras en América del Sur, Rusia y Europa, por lo que parece que la banda desea escribir algunos capítulos más en el libro de la historia del metal.

Esta no es una compilación común, que lleva a un masterizador a un estudio a realizar cambios apenas perceptibles. No, ellos entraron en el nuevo Mastervox Studios, el nuevo Grial de la grabación filandesa, para grabar cada canción de nuevo y darles un sabor actual. Eso hace una diferencia, no sólo en la producción, sino en el enfoque, y por lo tanto canciones como Blackmension, The Day When The Sun Faded Away, Morning Crimson y Lost In Bitterness se han actualizado cuando se les compara con las versiones originales.

Yo diría que las habilidades técnicas de la banda se han incrementado y como a cualquiera, la experiencia los ha mejorado. Es poco creíble, pero su recopilatorio puede que sea el mejor disco de la carrera de Catamenia. Ahora tienen más riffs de guitarra de lo que yo esperaba y varias pistas son muy buenas, además de que el esfuerzo vocal es excelente, para el guste del Black, claro está

Creo que Catamenia seguirá siendo una banda underground, de las que les gusta estar de gira, pero parece que han demostrado que resuelven los problemas y pueden hacer música meritoria. Lo mismo que sucede con bandas como Omnium Gatherum y Graveworm, para nombrar unas pocas, aunque el último disco de Omnium pudo, desde mi parecer, ser el mejor disco del año.

Leales a uno de los principales sellos del metal, Massacre Records (y viceversa, supongo), espero que con este disco no estén cerrando un capítulo, pues para aquellos que tenemos un gusto por el metal bien ejecutado a la nórdica, podríamos estar ante un renacimiento.

Por todas estas razones, a pesar de que casi no acostumbro a hacer críticas de discos recopilatorios y menos aún a darles una puntuación, esta vez me lo permitiré.

8.5/10 Excelente disco.

Moonspell - "Alpha Noir / Omega White" (Dark/Gothic)

Podría decirse que la banda de metal más importante salida de Portugal, Moonspell, ha trabajado a través de una serie de cambios estilísticos durante sus veinte años de carrera. Originándose como una agrupación Black o Folk, con una inclinación por la composición basada en la atmósfera, Moonspell se transformó en una entidad de metal principalmente Gótico repleto de voces de barítono y asombrosos efectos de sintetizador.


Los trabajos más recientes de la potencia portuguesa han visto reducida la parafernalia gótica, en particular las voces, mientras que los elementos más extremos escuchado en los primeros álbumes vuelven a ocupar un lugar central. Por otro lado el cuerpo central del trabajo de la banda siempre ha sido una escala más majestuosa derivada de la explotación hábil de melodías de teclado y diferentes tonos de guitarra.


Con el disco doble "Alpha Noir" y "Omega White", Moonspell parece que desea impulsar los niveles de composición aún más lejos y ofrece un peregrinar sobre dos discos de proporciones importantes. El primer disco, "Alpha Noir", contrasta deliberada, pero hábilmente, su brutalidad con la belleza del segundo.

En "Alfa Noir", el vocalista Fernando Ribeiro está de vuelta al ruedo con sus excelentes growls, dando sólo una breve muestra de las voces góticas e incluso dejando afuera, a propósito -pienso-, el canto limpio, Ribeiro hace un buen trabajo articulando la letra, sin sacrificar nada de la agresividad de su entrega.

Como se ha llegado a esperar de los guitarristas Pedro Paixao y Ricardo Amorim, los riffs de "Alpha Noir" son complejos y variados, contando con el bien llevado complemento del bajo de Pereira; los tonos del teclado fuerte, por cortesía de Paixao, combinado con alguna canción en portugués, dan como resultado un producto notable .

La última canción de "Alpha Noir", Sine Missione, es una pieza fuerte atmosférica diseñada para proporcionar una transición entre las ocho pistas agresivas iniciales y la etereidad que contiene el segundo disco, "Omega White", el cual contiene importantes elementos de experimentalidad pero no en un sentido incómodo o excesivo, por lo que la mayoría de los fans del Dark melódico se querrán pasear por aquí, pero seguramente más los Góticos, quienes deben conseguir en esta segunda parte un gran placer.

"Omega White" puede ser descrito más bien como un álbum de atmósfera pura y de sombras, quizás un homenaje a las bandas americanas e inglesas Type O Negative y The Sisters of Mercy y similar a la del segundo álbum de Moonspell, "Irreligious"

"Alpha Noir" y "Omega White" son un sobresaliente doble álbum de Dark/Goth y aunque haya un poco de controversia acerca de los cambios de estilo de Moonspell en los últimos años me parece irrelevante para el nivel de este trabajo.

9/10 Duodécimo escogido para Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica

Bájalo y si te gusta, cómpralo