Visitantes

sábado, 28 de julio de 2012

Phoenix Rising - MMXII (Power/Epic)

Si, debo confesar que regularmente me llega material de grupos que quieren que comente su trabajo y lo cierto es que entre ellos y los estrenos regulares del mundillo metálico, oigo de unos doce a quince discos nuevos a la semana, y a la vez repito unos cuatro o cinco de mi selección particular... para acordarme  -en muchas oportunidades- que es bueno y que no. A la vez, en general hago una o dos críticas, a veces tres, en ese mismo período, pero solamente de lo que me impacta, por bueno o malo, o mediático.



El grupo español, Phoenix Rising, me envió su material hace unas tres o cuatro semanas y he estado dándole vueltas... y vueltas... tratando de saber de qué se trata y si hay autenticidad en su trabajo. Debo decir, en primer lugar, que no oigo metal cantado en español, me choca, como decimos en Venezuela, pero este grupo se ha dado el lujo de grabar su disco "MMXII" en dos idiomas, 'espanissh' e inglés, así el primer escollo fue superado... luego, mis oidos no terminaban de creer lo que oían. Honestamente repase discos viejos de Raphsody, Pyramaze, Theocracy, Thor, Rata Blanca, Forgotten Tales y varios más, buscando el disco que se habían copiado, 'fusilado' diríamos aquí. Y ¿saben qué?, estos muchachos son originales y de muy alto nivel, calidad melódica y potencia, comparable con cualquiera de los nombres mencionados.

Phoenix Rising tiene en "MMXII" un producto de altísima calidad, que satisface el gusto más exigente en lo que a Power/Epic refiere. Comenzando por excelso su tecladista, Jesús Martín Toribio, quien crea uno de los ambientes y melodías más destacadas desde que hace tiempo Raphsody, con o sin, Fire, hicieran algo similar. Luego el destacado guitarrista, Daniel Martínez del Monte, 'dedos sangrantes Dani', no deja lugar a dudas del nivel con el que maneja las seis cuerdas en temas como Abaddon y Lost Souls. Impresiona y levanta; un futuro prometedor sin duda.

En tercer lugar voy a mencionar el aspecto más prominente del grupo: su melodía y coros. Este es un conjunto acoplado, con alto nivel de sensaciones y fuerte transmisión de épica, poder y emoción.  No puedo sacarme de la cabeza ciertos pasajes que estallan en sonido y de manera casi impresionista ponen en éxtasis al oidor. Creo que su compenetración como conjunto destaca por sobre el todo.

No estoy exactamente seguro quien es el compositor/arreglista de este trabajo, pero ha demostrado su capacidad y buen gusto... nada de lugares comunes, ni princesas en desgracia. Aquí hay clase, aún a  pesar de la canción Nova Era, que tuvo partes que definitivamente no me convencieron.

El manejo de los instrumentos rítmicos, bajo y batería, son de factura internacional y no tengo duda que he escuchado a un grupo que formará parte de la escena Power Europea.

Ahora, me he reservado el final del comentario al cantante, Miguel González Calvo, quien desafortunadamente no me pareció estar a la altura del conjunto. A pesar de que transmite emociones y no es un mal cantante, no es tan bueno como el resto de sus compañeros, con el debido respeto que me merece un músico que dedica su vida a esa profesión, le tocó la suerte de ser la voz líder de este grupo de virtuosos. Su rango es por momentos limitado, sus tonos altos a veces forzados y fuera de contexto. Creo percibir calidad bruta en su voz, pero siento que requiere trabajo académico para equipararse al resto.

En todo caso, este ha sido un descubrimiento de primer orden para este género y considero que quien deje de oírlos, habrá dejado de escuchar, en primer lugar, uno de los mejores intros del Epic, así como una gran selección de canciones que conforman uno de los mejores discos del año.

9/10 Vigésima cuarta selección como competidor para Disco Del Año en El Lado Oscuro - Metal Crítica.



Testament - "Dark Roots Of Earth" (Thrash)

Testament es, según muchos, el quinto componente del "Big Four" (Metallica, Anthrax, Slayer y Megadeth), quienes además tenían cuatro años sin presentar un disco con nuevo material, sin contar -también- que este disco se encuentra en casi todas las listas de los 'más esperados' entre los fanáticos, especialistas, revistas y sitios web, por lo que creo redundante entrar a hablar del nivel de expectativas que "Dark Roots of Earth" ha generado.
 

Efectivamente, después de lo que parece una eternidad luego del lanzamiento de "The Formation Of Damnation" (precedido también por la espera abusiva -de nueve años- por "The Gathering"), Testament han lanzado este álbum, que es diferente, más difícil de escuchar de lo esperado y algo extraño para lo que nos tenían acostumbrados y aún así, posiblemente, alcanza y supera todas mis expectativas, ya que para serles franco, no pensé que habría forma de llegarle a "Damnation".

El paréntesis de cuatro años se ha justificado, cosa que no siempre ocurre (¿Manowar??) y desde la apertura del disco con la épica canción Rise Up, la cual seguramente se convertirá en un éxito en los conciertos, Testament ha creado otro disco sólido. El álbum está lleno de riffs épicos y solos de guitarra asesinos, pero tiene algo diferente, algo que sorprende y que en primera instancia me dejó descolocado, un sonido con fuertes influencias Doom que, como me comentó un amigo, les da un sonido a la Black Sabath inesperado y espectacular. Al principio incluso me asusté y no lograba entenderlo, pero luego de abrirme a la experiencia aceptando el progreso del concepto, debo decir que he encontrado un material muy por encima del promedio, casi a la par de la obra maestra de este mismo año, del 'sexto' componente del 'Big Four' Kreator y su "Phantom Antichrist". Los 'Big' tienen que abrir espacio para más gente :-)

Chuck Billy demuestra una vez más por qué es uno de los mejores cantantes de metal. La banda ha reemplazado al baterista Paul Bostaph con Gene Hoglan, quien ya había pasado un tiempo por ese puesto, dejando también su impronta en grupos como Dark Angel y Fear Factory; este tamborilero es también sin duda uno de los mejores exponentes del metal.

"Dark Roots of Earth" abre -como dije- con la canción épica Rise Up en la que Chuck espeta: 'I say rise up, you say war. Rise up, war!'... seguro se convertirá en una canción popular. Native Blood es la siguiente en el orden, profunda introspección, definitivamente arraigada en la herencia nativa americana de Chuck (sus orígenes son la tribu Pomo, de California); esta canción de medio tiempo con una excelente música, cuenta con solos impresionantes de Eric Peterson y Alex Skolnick. La canción tiene la sensación de ser algo que podría escribir un consagrado

True American Hate es una canción brillante y el riff de apertura te hace sacudir la cabeza y levantar los cuernos al aire, tiene un Thrash de firma moderna que Testament ha perfeccionado en los últimos dos álbumes. Una vez más el sólo de guitarra es estelar. La siguiente canción, A Day In The Death recuerda el mal oscuro, sonando con un riff asesino y los elementos percusivos más Doom del disco.

Por primera vez desde el disco "The Ritual" (1992), han incluido una balada en el álbum, las cuales siempre han sido buenas y con Cold Embrace esa tendencia continúa. A pesar de que típicamente algunas bandas pueden arruinar sus trabajados álbumes con baladas, Testament ha sabido cómo mantener el estado de ánimo, aún incorporando este tipo de canciones. Con Man Kill Mankind, el grupo retorna al Testament clásico que suena bien. Luego Throne Of Thornes, posiblemente la mejor canción del álbum, escrita con brillantez, melódica y pesada, muy 'averno mismo' con unos riffs durante la sección central con fuertes elementos Death y posiblemente el mejor solo del disco. Cierran con Last Stand For Independence, excelente canción, de ritmo rápido rompe-cuello, capaz de gustarle a cualquiera, sin ser ordinaria.

Si tienes/bajas la edición limitada tendrás tres canciones más, son tres covers: Dragon Attack de Queen, Animal Magnetism de Scorpions y Powerslave de Iron Maiden, en las tres Testament hace un gran trabajo de homenaje a estos íconos, dándoles su toque propio de dureza y fuerza personal, perfecto complemento.

"Dark Roots Of Earth" es un disco que se desprende un poco de su fórmula tradicional, sin embargo, no es rancio o aburrido, más bien es mejor y más grande, puedo afirmar que este disco estará a final de año en el top 10 de todos los oidores del metal, sea cualquiera que sea su sub-género de preferencia.

9/10 Selección veintitrés para Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica y hasta este momento, mejor portada también.





jueves, 26 de julio de 2012

Mgla - "With Hearts Toward None" (Black/Sludge)

Este es uno de los mejores discos de Black/Sludge que he escuchado en mucho tiempo, con paisajes sonoros únicos, guitarras evocadoras y una batería increíble. Cada movimiento (es un álbum conceptual hecho de siete 'movimientos', como una pieza de música clásica) tiene su propia sensación y nunca cesa de agitar al oidor. Quizás sólo Tombs durante 2011 me sorprendió tanto en este género.


El Black, aunque muy lentamente, ha tenido algunas pocas cosas interesantes en los últimos años, mayormente con el Atmosferic y el Sludge y algo del Blackgaze y aunque este álbum tiene un Black relativamente típico, por el sonido trémolo de sus guitarras, blastbeats y voces reverberadas, tiene también un toque moderno, incluyendo cosas tales como sectores más melódicos y cierta influencia punk, convirtiéndolo en un excelente material, muy atmosférico, especialmente en la percusión, con riffs de guitarras poderosos y voces de impacto.

De hechura más que buena, la batería que toca Maciej "Darkside" Kowalsk es muy competente y se mantiene interesante, incluso durante las partes lentas, luego la voz, guitarra y bajo que hábilmente maneja Mikołaj "M." Żentara despliega dureza, riffs trémolos y ritmo, respectivamente, que no tienen nada que envidiar a los mejores del género.

Polonia es un país que ha creado su propia tradición de sonido extremo y Mgla con el lanzamiento de su segundo álbum vienen a continuar con ella, poniendo su nombre en el mapa del metal extremo con un disco limpio, puro, justo, veráz y complejo y completo. La sensación inicial es que el álbum y por extensión, la banda, sigue aferrado al pasado del Black, pero muy pronto se cae en cuenta que esto no es cierto y que tienen un carácter y personalidad que les hace destacar.

La receta -diría yo- es la siguiente: Composiciones simples, riffs repetitivos y encantadores que se pegan en la mente y rondan el alma, mientras que la creación de las ondas de sonido atmosférico extienden la sensación de la música. Las piezas incluyen ideas con diversidad e imaginación, con ritmo constante pero no fastidioso, que te hacen sentir que se respiran la letras, mientras que las voces vienen del abismo. La magia del álbum es tal que incluso la producción aparentemente dispar y poco meticulosa no afectará el resultado final y no distrae al oyente.

El Mgla nos lleva a paisajes sonoros interesantes pero moderados y aunque parezca paradójico para el género, "With Hearts Toward None" es un álbum que destila una extraña y especial belleza, como si tratara de contarnos historias de miedo y prohibidas de una forma seductora. Puede que sea la mejor versión hasta ahora de Black del año 2012. Puro metal impuro.

Un trabajo de alta calidad por parte de Mgla, cuatro años luego de primer larga duración "Groza", que hace que se solidifique en la parte superior de la nueva ola de Black, con una técnica que brilla a través de una atmósfera fascinante. Este álbum te recordará por qué empezaste a escuchar el género más duro del Metal.

10/10 Vigésima segunda selección para Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.

Bájalo y si te gusta, cómpralo



Ethereal Architect - "Monolith" (Progressive/Power)

Estilísticamente "Monolith" es algo largo de definir... Decir que es Prog es fácil, pero también hay una gran influencia Modern, Power y Rock, con épica y grandeza operática, a pesar de que al oírlo me defraudó un poco el trabajo de producción sin pulir, donde se perciben pasajes de poca fidelidad, aunque, como los muchachos chilenos de Inferis, son grandes en lo que a música respecta.
 
 
Quien disfrute del metal Prog/Power y quiera descubrir algo un poco diferente de la norma, aquí tiene elementos interesantes que oir de este grupo oriundo de Texas, los que realmente no tienen que mejorar mucho más musicalmente, y que sólo les falta un sello discográfico que les respalde, aprovechando el talento que de lejos se les nota.

Este es el segundo álbum de Ethereal Architect y una de las cosas que mejor le queda es el título, "Monolith" es una obra sólida, de cerca de setenta minutos, empaque en el que sus cuatro músicos crean elementos bastante impresionantes. Y como por supuesto, todo es más grande en Texas, las canciones son complejas y técnicas, como Bardo Becoming y Obsidian, o pegadizas y melódicas, como Mercury y Revolutions.

Diría que la fuerza principal del grupo son las composiciones sólidas, el trabajo de guitarra de David Glass y el poderoso estilo vocal de Adán Contreras. Además puede disfrutarse de la canción Oceanos, cantadas en español y con toques de sabor latino. Ethereal Architect hace un buen trabajo y además lo hace entretenido, con la lastimosa deficiencia del sonido. A pesar de ello, creo justo decir que "Monolith" está bien compuesto y ejecutado, sin ajustarse a las expectativas tradicionales del Prog.

En lo específico se encuentra un álbum muy sólido, con solos de guitarra a montón y tendencias de Power pronunciadas que siguen patrones de guitarras acústicas que van preparando el escenario y acentúan el todo. La estructura melódica de sus canciones y el desvanecimiento final son rasgos propios, donde los riffs carnosos -con alguna pincelada Thrash- no hace en ningún momento sentir el disco excesivo o injustificado. Son los adornos pequeños como estos los que muestran el nivel de la banda.

Adán Contreras es una sólida voz, pero no trata de empujar su gama, un poco tensa quizás cuando alcanza las notas más altas, lo que no sucede a menudo pues desaparece en el momento adecuado para que el resto de la banda haga gala de sus habilidades.

Este segundo disco de Ethereal Architect -luego de "Dissension" de 2007- demuestra que son superiores a la mayoría de las bandas sin alma que abundan y cuando hayan pulido su producción con el apoyo necesario, darán mucho más que hablar.
 
8.5/10. Muy buen disco. Sólo su producción les impide ser al menos un 9 y hasta un 10.



domingo, 22 de julio de 2012

The Contorsionist - "Intrinsic" - (Modern Progressive/Djent/Core)

"Intrinsic" es un álbum muy de avanzada, pero equilibrado, por contradictorio que suene lo propuesto. Combina el ataque poliritmico de Meshuggah con los momentos atmosféricos de Cinic Tree y Porcupine y la destreza musical de Between the Buried and Me. Siento haber percibido eso en algunas pistas como Holomovements, Feedback Loop y Geocentric Confusion y puede que aquí haya  escuchado uno de los mejores Modern Prog/Djent del año.
 

Con la notable voz de Jon Carpenter, este grupo norteamericano ha creado lo que seguramente habrá quien considere como un deseo concedido. Para mi, es el esfuerzo de una banda que demuestra como se madura luego de su álbum debut, "Exoplanet", con inmersión en las melodías y cambios rítmicos. Mientras que la banda no ha abandonado por completo sus ideas de elementos pesados ​​en la búsqueda del 'verdadero' Prog, este es un disco de texturas y arreglos más difíciles . Manteniéndose firmes en su crecimiento, aunque no tengan ese factor 'uff!' que hizo de "Exoplanet", casi inmediatamente, un disco gratificante, en su lugar tejen excelentes líneas de guitarra y una voz que sin duda puede terminar convirtiendo a esta banda en uno de los mejores actos del género.

Si bien es cierto que preocupa que cierta agresividad ha sido abandonada en esta entrega (para quienes lo prefieren 'harsh'), creo entender que se pone en evidencia temprana que han habido esfuerzos de diversificación. Las ráfagas a través de Causality y Geocentric Confusion compensan el deambular de melodías etéreas de casi todos los instrumentos. Y aunque este disco es menos abrasivo, destacan todavía sus estructuras Deathcore, las que parecen estar presentes incluso en los momentos más suaves -no es tan difícil de escuchar como "Exoplanet", en realidad-. Pero los momentos crudos parecen más calculados, como para crear tensión en lugar de dureza, una novedad teniendo en cuenta el género.

Sin embargo, el éxito general del Prog del disco, radica en su capacidad de fusionar la musicalidad de forma muy lograda, con una textura que es a la vez atrayente, como en Parallel Trance y de modificación de estados de ánimo, como en Dreaming Schematic. Composición yuxtapuesta de ritmos y fraseos, a través de voces que flotan, crean un álbum que se combina para hacer algo interesante. Sería cómodo llamar a esta banda 'un grupo de amigos jugando con la música'.

El posible éxito (o fracaso) para esta banda, en términos de conseguir nuevos seguidores, se encuentran en que usan menos las artes oscuras de Deathcore y se adentran más en los jam sessions del Prog. El vocalista/tecladista/inspirador del grupo, Jon Carpenter, es el más vulnerable a la crítica, sin embargo, creo que encuentra una manera de fundirse con los cambios musicales que muestra en esta entrega través de su voz.

A golpe de metáforas y descripciones en el disco, siento que "The Contorsionist" cosecha la recompensa del valor de atreverse a hacer algo diferente y que puede que termine el año en la parte superior de la lista del Prog de los sitios más visitados (no este... of course). El uso del dinamismo es su mejor calificación, sabiendo como equilibrar sus raíces, explorando el post-core y el jazz fussion con toques de psicodelia, aunque -repito- bien equilibrado, con una mezcla heterogénea de riffs cercanos -pero ya no tanto- al death/core, así como una base Prog en la que que la experimentación sabe claramente cómo empujar los límites de su sonido sin hacerlo sentir ni siquiera forzado.

8.5/10. Algo corto en en sus cuarenta y ocho minutos para un disco Prog, pero puede que largo para uno Core... ¿cómo satisfacer a todos?

viernes, 20 de julio de 2012

I Am I - "Event Horizon" (Heavy/Power)

I Am I es una banda que acaba de lanzar su primer álbum, "Event Horizon", sin embargo, este no es el trabajo de jóvenes promesas, a pesar de que la formación es bastante joven, pues cuentan con el carisma y la experiencia de su líder, Theart ZP, quien vuelve a los escenarios dos años después de separarse de DragonForce. Para mí, la paciencia ha sido recompensada.


En el disco debut de estos ingleses se nota una fuerte sinergia entre ellos, parecen entenderse bien, aún cuando no hay duda que ZP es el líder, la voz y la cara de I Am I. Al enterarme que un excelente cantante como éste se lanzaba con algo más que un experimento, tuve la sensación de que había que tomarlo en cuenta y luego de escuchar varias veces el disco creo que lo ha logrado con bastante más éxito del que algunos le auguraban; nunca se puede subestimar a alguien que tiene en su historia ser el vocalista, durante diez años, de una de las bandas más famosas del género y si bien las comparaciones son odiosas, también son inevitables y este álbum ha demostrado que ZP tiene algunas cosas bajo la manga que puede que superen lo que demostró en DragonForce.

Éste no es un álbum de metal puro, quizás se acerque más a una mezcla entre Power, Heavy y Rock. Aún cuando resaltan sus características del Power propio, como solos extendidos y los riffs de guitarra melódicos, a veces le falta la fuerza y complejidad que crean el efecto sorpresa típico del género. Sin embargo tiene un sonido que se eleva y lleva bastante velocidad, pero sin excesos. Los coros subordinados al sonido de la banda dan a su música una capa adicional de complejidad que las líneas de instrumentos por sí solos no proporcionan. Bien ejecutado y producido.

El álbum abre con This Is My Life para luego tocar la excelente Silent Genocide, que es también su primer vídeo, luego viene la muy buena canción Stay a While para posteriormente mezclar alguna balada en el medio y terminar con la poderosa Pave the Way. No creo equivocarme al decir que la progresión del disco tiene mucho sentido porque en general todas las canciones (escritas y arregladas por el propio ZP y el guitarrista Jacob Ziemba) hacen que se mantenga el interés en su recorrido, aún cuando le falte alguna canción verdaderamente épica.

"Event Horizon" es un excelente disco para una primera vez, en el que normalmente no se acostumbra a 'poner toda la carne en el asador', dejando eso para segundas o terceras partes y aún así ZP demuestra a sus críticos que estaban equivocados al decir que él no podía hacer contribuciones creativas a una banda. Ahora tiene todo el espacio para ampliar los límites de su creatividad como cantante y un músico.

I Am I es una banda que tiene que probar que permanecerá en el tiempo, pero su primer álbum demuestra que tiene un gran potencial y todas las posibilidades de abrirse un espacio propio y a pesar de que todavía tenga que madurar, definitivamente vale la pena seguirlos.

8/10


martes, 17 de julio de 2012

High On Fire - "De Vermis Mysteriis" (Stoner/Thrash)

Para algunos, High on Fire puede que viva a la sombra de la antigua banda de Matt Pike, uno de los grandes del Stoner, Sleep. Tanto es así que algunos fanáticos a ultranza de Sleep han preferido encogerse de hombros y dejar fuera de su rotación a High on Fire, lo que me sorprende ya que este grupo me suena más centrado, con mejores riffs, mejores letras de canciones y -me atrevería a decir- que a veces, con voces mejores.

 

Incluso algunas de las críticas etiquetan a la banda como simplemente una de Stoner, pero si escucha con la debida buena disposición son mucho más que eso; con reminiscencias de Slayer y Motorhead, han adquirido en cada nuevo disco más Thrash que, junto con la combinación de otras facetas, los han mejorado.

Su disco anterior, "Snakes For the Divine" blandió un sonido más despojado y pulido, gracias al productor Greg Fidelman que trabajó con Metallica y más recientemente con Slayer. Ese disco suena muy bien, por lo que del nuevo trabajo de High On Fire se podía esperar algo brillante y cuando verifiqué que para él se alistó Kurt Ballou para producir, estaba seguro que sería el caso, aunque no fue así del todo. Para quienes quieran saberlo, Ballou es el guitarrista de Converge, pero también es uno de los mejores productores de metal, en mi opinión.

En "De Vermis Mysteriis", Ballou y Pike dejan su marca en temas como Serums of Liao, Madness of an Architect y Fertile Green, que es una pista acerca de 'cierta hierba'. Incluso tienen un interludio agradable como Samsara, quizas la mejor del disco y la canción King Of The Days que ve la utilización de la melodía en un efecto de capas con éxito sentimental.

En general, tal vez este no es el lote más memorable de canciones de este trío de Oakland, pero ciertamente no es menos feroz que el material anterior. Se siente que han encontrado su fórmula, están jugando con ella y les fluye naturalmente

Este disco mantiene consistencias con sus anteriores sin llegar a ser repetitivos, con algunas quejas de menor importancia como la ilustración del álbum y algunos pasajes demasiado lentos para mi gusto. Por otro lado, riffs gruesos forman un asalto auditivo, junto con líneas de bajo retumbante y elementos innovadores. Alguna canción excesivamente larga (7:08 minutos) no le hace bien al conjunto, pues al final se siente como algo monótono. En general diría que el disco ofrece una escucha decente y cierto empuje al género.

Matt Pike y su equipo nos han regalado un viaje interesante, centrado el songwriting, riffs de guitarra y la percusión letal, con una interesante mezcla de Stooner sobre fondo Thrash al que quizás le faltan pinceladas finas que eviten que comiences a divagar al escucharlo.

7.5/10. ¿La mejor banda de Thrash que realmente es de Stooner?

martes, 10 de julio de 2012

The Murder of My Sweet - "Bye Bye Lullaby" (Disney)

Si alguno de ustedes ha tenido que ver, seguramente por obligación, uno de esos 'chick fliks', en los que un grupito de cuatro chicas lindas (una morena, una pelirroja y dos o tres rubias) salvan al Mundo gracias a su amor a la música... -siempre vestidas con faldas muy cortas-, pues seguramente puede imaginarse que quiero decir con estilo Disney y que calidad tiene el producto que esta vergüenza metalera trae.
 

Los suecos de The Murder of My Sweet pueden competir en la categoría Peor Disco del Año con altas probabilidades de alzarse ganador, gracias a su insoportablemente ridículo y rosadito acercamiento al Metal. En primer lugar los coros con los que el grupo se empeña en cubrir su disco son francamente malos: Josie and The Pussycats deben haberles servido de inspiración, pues chillidos y adornos pseudo pop destruyen cualquier posibilidad de crear un buen trabajo y eso a pesar de que la voz líder de Angelica Rylin no es tan mala como el conjunto en general... pero nada particular en ella; apenas pasable.

Luego está la insoportable omnipresencia de los teclados que ejecuta Daniel Flores, almibarados, sin fuerza, ni verdadera ejecución melódica, mucho menos virtuosa, que se dedica a intentar crear un ambiente del que el disco carece de principio a fin. En tercer lugar y siguiendo de cerca en orden decreciente a los criminales coros, está la guitarra de Christopher Vetter; lo felicito por la valentía, ya que atreverse a grabar un disco sin realmente tener conocimientos del instrumento es corajudo, no lográndose salvar por ello de esconder la falta de capacidades, especialmente en los dos o tres solos que intenta ejecutar, donde únicamente hay ruidos mal colocados. Me deja mal sabor de boca.

Batería y bajo apenas perceptibles terminan por constituir un grupo con muy poco o nada rescatable, ni incluso las letras de las canciones, sosas e infantiles y con sensación de haber sido elaboradas sin inspiración ni mensaje, creando una colección sin hilación, todas pistas parecidas, mal ejecutadas y para el olvido. Falta de intensidad, compromiso y especialmente facultades musicales definen este disco.

Este, luego de "Divanity" de 2010, viene a ser el segundo disco de TMOMS, y alegan que fue producto una larga producción de canciones que les habría permitido publicar al menos dos discos a la vez. Por suerte alguien de la gente de la discográfica AMF evito semejante equivocación, incluso a pesar de contar con algunas colaboraciones interesantes como las de Jesper Stromblad (In Flames), Fredrik Akesson (Opeth) y Peter Wichers (Soilwork).

1/10. Realmente muy mal disco.



jueves, 5 de julio de 2012

Lurid State - "Dissenter" (Groove Metalcore)

El metal es como la vida misma, tiene algo para todas las edades y para todos los gustos. Hay cosas que tardan más en entenderse y apreciarse y otras que son más fáciles. Y para todos hay algo que ofrecer. Por ejemplo, el Black luce para los muy jóvenes, pero se aprecia mejor con 'cierta' edad, el Power Melódico hay quien dice que es para niñas, pero sirve para hacer pesas en el gimnasio... es decir, ¿¡¡quién coño sabe!!?
 

El comentario viene al caso porque la crítica de este disco, de los nóveles americanos Lurid State, es de las que no acostumbro a hacer regularmente. El ...core, cualquiera que sea su nombre de pila, es un género que generalmente me resulta extraño o de plano no me gusta, lo contrario del Black o el Death... a mis cuarenta y pocos tacos, como dice J. Sabina.

Pero, ¡oh, pero!, LS me ha agarrado de sorpresa. "Dissenter" trae en sí mismo una descarga de poderío y fuerza sorprendente, que cae de golpe sobre el oidor, sin pedir permiso ni perdón y te deja impresionado en los primeros sesenta segundos de comenzado el paseo por este trabajo. Una batería. bajo y guitarras violentas y agresivas que dan paso a una voz que debe tener mucho cuidado con los pólipos que produce la dureza con que la ejecuta, me han dejado gratamente impresionado. Este grupo tiene un concepto de velocidad y poder muy pulido, sin miedo a lucir en sus habilidades, lo que usualmente no es común en un disco debut.

Por demás, no se escucha como el típico disco de Metalcore en el que usualmente es difícil distinguir sus elementos (con perdón a los amantes del género), muy por el contrario, se siente como una producción de primera clase, un orden dentro del caos propio del estilo, que impulsa las ganas de seguir oyendo y casi sin querer se acaba el disco, para pedir más.

Luego está el elemento Groove del grupo, alta y rítmicamente expansivo, rítmo que recuerda bastante a grupos como Pantera, que, en lugar de enfocarse en la velocidad extrema por sí misma, se van por riffs con fuertes influencias Trash. Hay sensaciones intensas en este debut, las cuales -ojalá- se mantengan para sus próximas producciones.

Me llama la atención y presumo que debe ser el alma, vida y corazón del grupo, la voz de Sean Carr, quien tiene una capacidad descomunal en la ejecución y puede alcanzar registros muy difíciles. Ojalá yo tenga la oportunidad de disfrutar de ese despliegue en vivo alguna vez, estoy seguro que valdrá la pena.

Este grupo y disco puede que sean toda una sensación a corto plazo y quién sabe si hasta estén pisando un terreno virgen en lo que al Metalcore refiere. Incluso lograron la participación de Novy (quien formó parte de Behemoth, Vader y Dies Irae), lo que de suyo habla del terremoto que deben estar generando en el ambiente.

Por último no quiero dejar de mencionar la capacidad en la guitarra de Charlie Webster, quien ejecuta algunos sólos, particularmente en la canción T.E.C. que no tienen nada que envidiarle a ningún consagrado del genero. Por favor, no dejen de pasearse por esa parte del trabajo.

Aún y cuando el Metalcore no es mi principal fuente de Metal, este disco tiene un nivel y ejecución que merece dedicarle horas de atención.

8/10
 

Ihsahn - "Eremita" (Modern Black/Progressive)

Ihsahn de Noruega es conocido como uno de los libre-pensadores musicales de la escena del metal. A mediados de los 90's, no sólo cofundaba la escena del Black noruego, sino que llevaba la música Dark, amarga, fría y misantrópica, a reinos cada vez más progresistas y de vanguardia. En 2001 presentó el notable trabajo "Prometheus - The Discipline Of Fire And Demise" y desde 2006 está viajando en solitario con "The Adversary" en 2006, "angL" en 2008 y "After" en 2010, tres álbumes en los que efectivamente brilla el Black, aunque acogiendo una visión más progresiva y vanguardista.
 

Con esta descripción también se podría resumir su nuevo álbum, "Eremita" (traducido: Ermitaño) que de forma excelente reproduce su propia versión del Modern Black Prog, con la marca inconfundible en las voces harsh hábilmente ejecutadas con chirriantes y espectaculares gritos, reemplazada por momentos por seductoras y a veces quejumbrosas voces limpias, a menudo muy melódicas.

Ihsahn llega aquí apoyado en Devin Townsend (Introspection) y Einar Solberg (Arrival), que junto Vegards (Peccatum) salpican de color el disco. Luego viene la música, donde grandes cambios de ritmo están a la orden y la mayoría de las pistas discurren de manera bastante complicada, pero sutilmente atractivas, caracterizándose por un constante intercambio entre la dureza Black y pasajes más suaves.

Elementos imperdibles, como el saxofón de Munkeby Jørgen, el más importante componente introducido en este disco, contradicen frontal, pero magistralmente, los elementos Black y de mal humor y desesperación, que de forma excelente lo llenan. Aquí el abanico es -a menudo- disonante y las pistas se rocían de extraña manera con el toque libre del jazz, como si de un verdadero 'jam' se tratara, casi una mezcla de banda sonora de horror, Black y Prog. No se equivoquen, no es precisamente fácil de escuchar, pero inmediatamente se nota que hay algo inusual, con el encanto que deja querer oír una y otra vez cómo fue lo que ocurrió y descubrir de qué se trataba lo que acababa de percibirse.

Canciones como Instropection, Catharsis y The Grave, así como la mejor del disco, Recollection, entre otras, hacen parecer que después de cuatro álbumes en solitario, Ihsahn no puede hacer nada mal. Hasta hay quien dice en la web que este hombre tiene el toque de Midas en lo que que Metal se refiere. Lo cierto es que hay belleza en su sonido e ideas y sí puedes decir que eres capaz de escuchar estas diez canciones y aceptar los conceptos que en él se desarrollan, debes ser de los que reconoce los esfuerzos más extremos del metal, sin tener que tocar necesariamente subgéneros como el Brutal.

Luego de haber escuchado sus trabajos anteriores creo no equivocarme al decir que "Eremita" es más pesado, más valiente y más refinado, con diferencias fundamentales para oír y celebrar. Algo duro y seguramente intragable para los recién iniciados o buscadores de ratos fáciles, este disco merece atención por parte de los conocedores del Modern Black y por las personas de mente abierta a las sensaciones intensas.

8.5/10
 

Strange Angels - "Where Men Are Worth More Than Gold" (Black/Atmospheric/Avant Garde)

Si de ubicar en algún sub-género se tratara, este podría ser uno de esos discos difíciles. El escoces llamado simplemente Valerian, único integrante de Strange Angels, cuya creación se remonta apenas al año 2010 y que ya tiene en su haber un demo llamado "Kelpie", muestra un exquisito estilo Black que mezcla innumerables corrientes en lo hace, que por demás, espero que sea más que un experimento efímero.


Elementos Avant-Garde,  Atmospheric, Prog, Sludge, Pagan, Psycodelic y hasta Doom se perciben en una excelente auto producción que tiene bastante más que ofrecer que la mayoría de muchos grupos que este año han pasado por mi Ipod, en especial para los amantes de los discos atmosféricos, ciertamente melódicos, pero con toques muy oscuros. Pareciéndose al grupo Solstafir, este puede perfectamente ser el Descubrimiento del Año.

Desde la primera hasta la última canción se está en presencia de uno de esos discos que se pueden oír en un sillón mullido, con las luces casi apagadas y con los audífonos bien enfundados, mientras se disfruta de un trago de algo fuerte, un brandy quizás. De esa manera me imagino la situación ideal para disfrutar el concepto con el que se lanza Valerian. Sugiero lo experimenten así.

Salvando las evidentes distancias estilísticas y musicales que los separan, "Where Men Are Worth More Than Gold" podría haber sido un disco elaborado por Pink Floyd bajo la influencia de -más- estimulantes, pues canciones como Die Gestundete Zeit, The Moon Comes Down y M'Illumino d'Immenso manejan un nivel atmosférico opresivo y oscuro, pero con destellos luminosos que por instante aparecen, que sólo me pueden llevar a la convicción de que quien se encuentran detrás los instrumentos y voz de este grupo es un músico de alto calibre. Seguramente me siento tan cómodo con este disco porque Valerian parece tomar algunos elementos de los consagrados Primordial para su composición y ello en sí mismo, le agrega gran valor.

Hay tantas cosas que merecen ser mencionadas como resaltables que temo saltarme alguna. Tanto la voz harsh como la musicalización es impecable. Guitarras duras o clásicas de gran factura, un sintetizador que jamás abusa de su capacidad melódica pero se percibe omnipresente, una batería que no se sobrepone al conjunto sonoro sin dejar de ocupar ese espacio necesario y un bajo que lleva bien unido el conjunto, hacen de la experiencia una grata sensación. Quizás la voz limpia de Valerian puede no ser el punto más fuerte del disco y a veces se haga demasiado lenta o somnolienta, pero la unión de los elementos que tan hábilmente maneja lo hacen olvidar pronto.

No debe dejarse de disfrutar de este disco, una de esas joyas que demuestran el alto nivel musical de los miembros del lado oscuro de la música.

9/10 Selección veintinuno a Disco de El Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica