Visitantes

viernes, 22 de febrero de 2013

Omnium Gatherum - "Beyond" (Melodic Death)

Repetir un disco como "New World Shadows", donde Omnium Gatherum no hizo música, sino magia, no iba a resultar fácil. "NWS" es uno de los ejemplos más clásicos del Death Melódico, posiblemente uno de los mejores diez, e incluso, mejores cinco, discos del género; poseedor de un nivel de inspiración casi místico.
 

"Beyond" a su vez, es un excelente disco, sublime y exquisito, como es el trabajo general de esta banda finlandesa, pero que no llega a calzar los puntos de su predecesor. Tampoco era que yo lo esperara; discos como el anterior se dan muy de cuando en vez, en oportunidades en la que los astros se alinean de forma perfecta, en este caso sólo hubo una conjunción de estrellas. No se me malinterprete. "Beyond", de no haber sido antecedido por una obra maestra, sería fácilmente el mejor disco de OG, pero esa no es la historia y lo justo es hacer un análisis que tome en cuenta la medida que ellos mismos se fijaron.

Este álbum de Omnium Gatherum es una nueva aventura. Sus piezas tienen una especie de nueva dirección. Es una obra de gran belleza y con apenas alguna excepción, donde falta el remate sonoro que tanto caracterizó a "NWS", este álbum tiene un buen número de canciones que lo convierten en otra victoria para el Death Melódico, etiqueta que es la que mejor se adapta a la música de Omnium Gatherum, pero, a decir verdad, con un sonido a veces tan melódico y pulido, esa definición puede ser engañosa.

Nuevamente Omnium Gatherum trae, estilísticamente, ciertas semejanza con actos como In Flames y Dark Tranquility, pero la banda también incluye algunas ideas Progresivas e influencias de géneros como el Metal tradicional y Power Melódico. Ciertamente no muchos de los riffs suenan particularmente orientados al Death, pero lo mejor sin duda continúa siendo la voz de Jukka Pelkonen, la cual ofrece un estilo profundo. Habrá quien señale que la música de OG en "Beyond" puede caber cómodamente en un álbum más melódico, pero poco convencional. Volviendo a la voz, su uso es lo suficientemente diverso como para ser nuevamente la base de la banda; para mi, ese growl está dentro de lo mejor del Metal.

En este disco, la banda trata con una serie de estados de ánimo y formas de expresión, aunque mantiene el tono melancólico y reflexivo que los ha caracterizado a lo largo de toda su carrera, explorando el uso de partes instrumentales atmosféricas. Diría que con "Beyond", Omnium Gatherum demuestra que no se contenta con acogerse exclusivamente al estilo que le tenemos conocido, pues se pueden escuchar introducciones de gran alcance, como en la canción Luoto, para luego pegar fuerte con la dureza del Death en The Sonic Sign o hacer gala de progresiones en el tema White Palace. Aún así, a pesar de la introducción de estos cambios estilísticos, el disco se las arregla para mantener una atmósfera característica, a la vez que con ciertos toques épicos, a lo largo de todo su recorrido y esa cohesión es una gran parte de lo que hace de este, un álbum especial. Cada pista es una experiencia inolvidable y única en sí misma, y la forma en que confluyen hacen de él, una experiencia trascendente.

"Beyond" es un discazo, que muestra una nueva cara de estos finlandeses, pero que a la vez mantiene la  coherencia que los ha seguido durante años. Al igual que en "NWS", Don Swano está detrás de la producción y en mí opinión demuestra otra vez porque es uno de los mejores productores de Metal. Una gran cantidad de bandas finlandesas son capaces de crear buena música, pero Omnium Gatherum prueba porque que está, hace rato, en lo alto, junto con bandas como Insomnium, Children Of Bodoom, Nightrage o Be' Lakor.

"Beyond" es un disco épico, aunque por debajo de "New World Shadows", que uno debe asegurarse repasar y escuchar varias veces para descubrir y apreciar la propuesta, hasta cierto punto novedosa, que la banda ofrece.

9/10 Gran trabajo. Sexta selección como contendiente para Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.
 

sábado, 16 de febrero de 2013

Voivod - "Target Earth" (Thrash/Progressive/Punk)

Voivod es una banda canadiense oriunda de Québec, Canadá. Su estilo musical ha cambiado varias veces desde sus origenes a principios de los 80's. Comenzó como una banda de Speed pero luego añadió Prog y velocidad sufiente como para catalogarsele también como Thrash. Lo cierto es que ha creado crear un estilo muy propio. Creo justo decir que, de todas las bandas de Thrash que surgieron a partir de los años ochenta, pocas fueron tan audaces y atrevidas como esta.


Este es un álbum muy interesante que sigue la inusual y poco santa unión del Prog/Thrash que los caracteriza, unida una fuerte influencia Punk y que, en su conjunto, muestra una atmósfera bien surrealista, a veces casi Space o Cosmic. Recordemos que sus primeros discos eran un poco básicos y hasta cacofónicos, pero la combinación de tambores, un bajo duro, guitarra destructora y gritos de su cantante fueron uno de los experimentos más interesantes de Thrash crudo que se haya intentado, seguramente si se hubieran quedado en sus primeros materiales hoy se catalogaría a Voivod como unos Sex Pistols extremos... aún así todavía hoy, treinta años después, se pueden escuchar fuerte elementos Punk en canciones como por ejemplo, Mechanical Mind o Kaleidos. La cantidad de sonidos e influencias rítmicas y sónicas que Voivod tiene y nuevamente presentan en "Target Earth", bien podrían permitirles vivir en su propio plano dimensional.

Este disco es duro, difícil y poco recomendable para los buscadores de sensaciones melódicas y épicas, pero a la vez, desprejuiciados del estilo y entendiendo las aguas en las que se va a nadar, en el mismo se consiguen letras fantásticas, gran producción, una fluidez fuera de serie, riffs espectaculares, una batería incesante -sello de la casa, en las manos de su único superviviente original y constante, Michel "Away" Langevin- (por favor, no me caigan encima ahora... yo se que Denis "Snake" Bélanger (voz) y Jean-Yves "Blacky" Thériault (bajista) estuvieron originalmente, pero ambos tuvieron largos hiatos), voces potentes y en general una de las mezclas de estilos más eclécticas y espectaculares que se puedan esperar.

Quiero volver al ambiente del disco, el cual creo que es su punto más fuerte. El ambiente es, desde mi punto de vista, esa sensación general que produce el trabajo, ese aura que te rodea al sentarte con calma a escucharlo; a veces puede ser opresiva, otras, fría o emocionante, así el Metal es capaz de transmitir multitud de sensaciones a través de su conjunto, de la experiencia total. Bien, teoremas aparte, este disco tiene mucho de algo que no percibía desde hace tiempo, quizás con grupos como Dol Ammad o Blut Aus Nord y es esa sensación Cyberpunk, algo así como una rabia, eléctrica, oscura, industrial y subrealista. Les pido, si están en la onda de tragos intensos, se sienten a percibirlo.

Como aspectos menos positivos está lo larga que resultan algunas canciones. Un estilo tan intenso me hizo que al final de varias piezas, de siete o más minutos, me sintiera agotado. Se lo puedo achacar a su influencia Prog, pero la verdad es que conociendo el mundo Thrash/Punk (cuyo estándar son los tres minutos), me parece que se exceden en la longitud de algunas.

"Target Earth" no renuncia a la composición compleja y los cambios de tiempo claustrofóbicos, se puede observar la deriva psicodélica y cierta obsesión con la disonancia, creo que es por lo tanto un trabajo muy bien hecho, digno del discurso Progresivo experimental, con fuertes rasgos de los años 80 y principios de los 90, con composiciones frescas que nunca pierden filo y que, como pocos, muestra algo que aprender.

Con una voz inconfundible, guitarras fuertes, riffs poderosos y retumbantes y un ataque de batería lleno de florituras progresistas e influencias Thrash, la música del disco es exigente, llamativa y con cierto nivel de extrañeza general. Puede que no sea lo mejor de la carrera de Voivod, pero está muy a la altura de su nombre, conservando la esencia de lo que la banda siempre ha demostrado: imaginación, novedad y buen gusto... quizás a excepción de la portada.
 
8.5/10
 
No hay link de descarga, está muy bloqueado. Sugiero ir a Piratebay 
 
 
 
 
 
 

jueves, 14 de febrero de 2013

Nightfall - "Cassiopeia" (Black/Death Melodic)

Nightfall, es una banda de Death/Black Melodico de larga presencia en la escena y nueve discos en su haber (no los recuerdo todos, especialmente los primeros), el cual se formó en Grecia en 1991 por el bajista y vocalista Efthimis Karadimas y se le considera el iniciador de una de las simbiosis más extrañas del mundo del metal, el de los grupos griegos firmados por los sellos franceses. Hoy por hoy, casi cualquier disco del género venido de tierras helénicas, es lanzado por Holy Records o Season of Mist... les ha dado resultado, digo yo.
 
 
"Cassiopeia" es una sorpresa agradable, pero menor. No esperaba mayor contribución en este trabajo, aunque puede que esté a la altura de su anterior disco, "Astron Black And The Thirty Tyrants" (2010). Pero todavía no es tan bueno como el mejor trabajo que les he oído hasta el momento, "I Am Jesus" (2003), sin embargo tienen algunos riffs bastantes interesantes, como en la mejor canción del disco, Stellar Parallax y un desarrollo melódico general de buen ambiente en varias canciones. Mi queja fundamental está en la voz líder, del mencionado Karadimas, la cual termina siendo un poco aburrida, como sin vida y sin duda, cierta falta de novedad.

El disco es un trabajo conceptual realizado en base a las observaciones sobre el arrogante y cínico comportamiento de la raza humana y el uso de metáforas de la mitología griega para criticarla. "Cassiopeia" continúa la tradición del grupo de agregar, bastante bien, elementos sinfónicos a su trabajo. Es muy atmosférico y bastante pesado, los elementos Blackened que exhibe son de buen gusto y canciones como Oberon & Titania dejan que la melodía dirija el recorrido entero; luego pistas como Akenaton, The 9th. Pharaoh Of The 18th. Dynasty exhiben un lado épico y rápido que rompe con los segmentos más melancólicos u oscuros.

Este disco puede ser catalogado como es una pieza que suena bien y ha jugado razonablemente su mano musical, el asunto está en que su songwritting no termina de convencerme, no tiene ese carisma que el Black/Melodeath requiere y por el cual tantas críticas se han levantado en el Metal contra el género específico. No se puede dudar que la banda inyecta un montón de melodía en sus canciones para complementar la corteza dura del Death, de forma similar a como lo hacen Amon Amarth o sus coterraneos, Rotting Christ. Las armonías melódicas de las guitarras de Evan Hensley y Constantine conducen bien el sonido de la banda, notándose entre ellos gran entendimiento, también hay un montón de cambios y variación de tiempos que diferencian cada canción. El bajo y ciertos riffs, le dan un buen acento a la producción en general, aunque la misma no es la más pulida que he escuchado; finalmente creo que, aunque este tipo de música se ha hecho muchas veces antes, Nightfall supera razonablemente la prueba con "Cassiopea".

Nightfall muestra una elegante mezcla de Black, con una fusión de Goth, Death, Melodic e incluso Doom, lleno de pesadez, buenos riffs y growls, pero que, de seguir así, sin mayor emotividad ni novedad, terminará por agotar a sus seguidores, para desaparecer sin mayor pena ni gloria, por lo que -humildemente- estimo que la banda deberá hacer una revisión a futuro de su propuesta, si no quieren permanecer permanentemente relegados a la segunda o tercera fila de la escena metalera en el futuro.

Seguramente los seguidores incondicionales calificarán algo mejor este disco, el cual no es nada malo, ni mucho menos, pero que en mi parecer, adolece de frescura y cierto atrevimiento.

7.5/10 
 
 
 

lunes, 11 de febrero de 2013

Stratovarious - "Nemesis" (Power/Progressive)

Nada podría haberme preparado para esto. Tenía la concepción de que iba a ser el álbum que repetía los últimos álbumes... y en el fondo, si se piensa bien, es. Y es algo más, mucho más. Es fácilmente el mejor álbum de Stratovarious desde "Visions", o incluso su mejor disco desde... siempre. Un disco repleto de canciones absurdamente buenas, como Abandon, Halcyon Days, Fantasy y todas las que con hermosa sensación dejan la impresionante voz de Timo Kotipelto grabada en el cerebelo. Todo el álbum está elaborado en un sólo nivel: alto.
 

No me malinterpreten, aquí no se reinventó la rueda. Pero en este punto los riesgos tomados para sus canciones de estilo inicialmente Power no son buenos... son muy buenos. Estoy impresionado y no puedo dejar de escuchar un trabajo dedicado, complejo, rítmico, dulce y poderoso, pero sobre todo, emocionante. Juro que desde que terminé de escribir la última letra de la última entrada de 2012 iba a tratar de limitarme en lo que a puntuación se trataba... pero este disco me agarro con la guardia baja... esta producción es todo lo que un amante del Metal quiere.

Timo, quien de suyo es uno de los personajes que más me ha gustado desde hace -por lo menos- quince años en el mundo del Power, ha cantado con "Nemesis" lo que Toni Kristian "Tony" Kakko, de Sonata Arctica, quiso cantar en "Stones Grow Hew Name" de 2012 y que se convirtió, desafortunadamente, en mi mayor decepción de ese año.

Por encima de todo creo justo comentar que en los últimos dos álbumes de Stratovarious hubo un buen equilibrio y se mantuvieron los elementos típicos asociados al Power, por lo que los fans nos sentimos felices, pero con "Némesis", aparece, junto con el derroche de voz de Timo Tokki, el guitarrista Matias Kupiainen quien, además de adaptarse muy bien a la banda, ha tomado control de lo que había antes, empujando al grupo en una nueva dirección, con innegables elementos de Nu. En "Nemesis" hay un montón de melodías y excelente teclado, pero creo que este es el álbum donde finalmente los finlandeses muestran lo que pueden aportar, sin necesidad de probar nada. La banda, en términos generales me impresionó con un estilo técnicamente competente y riffs de los que siempre se desean.

Me siento satisfecho al decir que estoy encantado con este disco de Stratovarious y eso que cuando escuché el EP antes disco me sentí preocupado... no entendí la canción Unbreakable individualmente considerada, pero los repasos me hicieron el disco atrayente y más interesante, además de que el nuevo teclado suena sólido, quizás el mejor trabajo del grupo... para mis oídos, al menos. También el nuevo baterista, Rolf Pilve, encaja y es capaz de seguir los pasos de Jörg Michael cuando tiene que hacerlo, pero también es un baterista que me lució más versátil... o será la emoción general que me produce el disco?!

Stratovarious no sólo continúa con su evolución hacia una banda completa, para mi llega a donde se puede llegar y con este álbum se presenta con su 'Opus Magnus', con una versión más moderna y renovada que no se niega a crecer con el tiempo, haciendo una excelente demostración de teclados, riffs más pesados de lo usual y sin duda emocionantes, coros que se elevan y solos de guitarra épicos. En muchos sentidos sentí el disco es más oscuro que lo usual, como una versión más pesada y moderna del Power; algo diferente, pero con el toque típico de ellos.

Seguramente para estas alturas muchos han escuchado el disco y deben haberse sorprendido al escuchar los riffs explosivos como nunca -pero que siempre se han deseado- en un álbum de Stratovarius y sin llegar a ser un álbum Melodeath, impresionan y funcionan muy bien, manteniendo todos los elementos típicos de Power... pero con un 'más allá'. Kotipelto utiliza un registro más bajo de lo usual que se vuelve épico, fuerte y hasta duro por momentos, hasta algo excéntrico, como se muestra con Halcyon Days, una canción complicada y progresiva, con un coro excepcional y una sección media de teclados intensos que, con una especie de música electrónica, no dura lo suficiente como para convertirse en distracción, es simplemente un buen cambio de ritmo y a la vez una pieza que hay que repetir.

Stratovarious no ha perdido su toque en lo que ha melodía se trata y la banda presenta con "Nemesis" un sonido completo, pero no instantáneo. Se requieren repasos, lo que para el Power no es usual, lo que, a la vez, habla de como la banda ha evolucionado, pudiéndose decir que suena más oscura, incluso por momentos y depende de la canción, más lenta y más pesada, como mostrando un lado más Progresivo, sin dejar de tener el estallido ocasional de la velocidad. Muchos coros son creativos y complicados, con cambios de tiempo y sin embargo pegadizos. Tengo cierto resquemor a abusar en los elogios a este disco... pues no voy a colocar un 11 sobre 10 hasta que el disco me destroce (lo que no ha ocurrido en tres años, por lo menos... con Trisophere) pero aquí estoy sintiendo una de las mejores experiencias en el Power, quizás, desde Sabaton, que sin ser tan Modern, si fue impresionante. Por ejemplo, en Castles In The Air comienza una canción muy melódica, pero en el medio se transforma en lo que tal vez sea lo más progresivo que la banda haya hecho, de acuerdo a lo que mi memoria recuerda, con un 'puente' absolutamente largo y complejo, organizado y que habla de experiencia, sin sentirse fuera de lugar para lo que es la banda.

No diré que desde que escuché por primera vez el disco había encontrado una obra maestra, porque el mismo no es fácil, pero con el tiempo "Nemesis", con todos sus elementos familiares del Power, junto con las tendencias Modern, así como los elementos Sinfónicos y Progresivos me mostraron los elementos de una banda que, todo lo que fueron en los 90's y 00's, se habían conjugado y siendo algo tan familiar como siempre, fueron capaces de tomar riesgos mientras mantenían su espíritu intacto. El destino ha querido hacer que este se convierta en una de mis discos favoritos... Ojalá que oigan y aprecien la canción Halcyon Days como yo, pues siento que puede ser una de las mejores pistas del año, incluso aseverando esto en el mes de Febrero, aunque el flujo canciones de "Nemesis" en general puede cumplir como la obra maestra de estos casi treinta añeros.

10/10 con deseos de subir la escala. Quinto disco seleccionado como contendiente para Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica. 

jueves, 7 de febrero de 2013

Riverside - "Shrine Of New Generation Slaves" (Progressive/Groove/Psychedelic Rock/Metal)

Este disco es la 'puesta de largo' de la banda polaca de Rock/Metal Progresivo, Riverside. "Shrine Of New Generation Slaves", su quinto álbum, es realmente todo acerca de las canciones que lo llenan, pero también trata de un tema interesante: ¿Cómo nos convertimos en esclavos en el mundo moderno y técnico? Esclavos de materialismo y de la fama... allá quien lo sea y dónde se encuentre.
 

Musicalmente este disco es un gran tributo a los años setenta, siendo su influencia más evidente el grupo Deep Purple (especialmente el típico sonido evolutivo del órgano Ham de Jon Lord); tiene también fuertes referencias a grupos como Black Sabbath en sus riffs de guitarra, así como también de Pink Floyd. Incluso en su épica canción, Escalator Shrine, cuenta de un pequeño fragmento de Papa's Will de Ted Nugent. Tambien la canción Feel Like Falling contiene el típico sonido de U2 de la época "Zooropa". "S.O.N.G.S" (si... canciones) es un gran comienzo en lo que al Prog refiere para 2013, un álbum con una gran cantidad de variaciones y gran atmósfera, con canciones consistentes, elaboradas por excelentes músicos que ya merecen estar en el tope -o cerca-.

Enriquecido y pulido tras diez años y cuatro discos de experiencia, el ambientes suntuoso, trippy y de excelentes riffs que, junto con la gran voz de Mariusz, llena de emoción y líneas melódicas de primer orden el ambiente, hacen de este álbum un trabajo que se desarrolla lentamente y eventualmente sumerge al oyente en el mismo.

Siento este disco como algo importante para el Rock/Metal Progresivo de este año. Riverside trae un montón de elementos que se han realizado antes, quizás hasta el cansancio y sin embargo, le da un giro lo suficientemente fresco para evitar que decaiga. En "S.O.N.G.S." también se siente el cambio constante entre la potencia rítmica y el conducir suave y espacioso, lo que le impide que se sienta aburrido.

Quizás el elemento que más me atrajo es el ritmo. Sin ser un disco propio de Metal, sino uno ubicado equidistantemente entre ese género y el Rock, no dejé de sentir el groove en todo el recorrido. Igualmente, la crítica que seguramente mucho oidor tendrá para con el mismo es, como generalmente ocurre, la mayor virtud otros le encontrarán y está referido a su nivel melódico, más sin embargo es un disco que no esconde cierta rabia contenida, cierto dejo de ira, disimulado con el discurrir armónico y las letras. Desde mi punto de vista este nivel de cuidado en el detalle convierte a este álbum en una pieza importante del ambiente Prog general y lo debe ayudar a ser considerado en la rotación regular de cualquier amante del género.

Es cierto también que ya Riverside no tiene voces distorsionadas y continúa la tendencia iniciada en el disco anterior, "Anno Domini High Definition", de separarse de su trilogía "Reality Dream", lo que significa un afianzamiento en el cambio hacia un estilo menos pesado, pudiéndole haber quedado bien algún growl -dado, sobre todo, que de ahí vienen-, pero se compensa con riffs afilados, aunque no en la frontera con el metal; atmósferas oscuras y dramáticas, que fluyen bien desde mi perspectiva, parecen ser sus nuevos destinos. Una prueba de buen gusto para los metaleros y un aporte más que interesante para la música.

El Metal/Rock Psicodélico/Progresivo, influido por los mismísimos 70's está de regreso y "S.O.N.G.S." de Riverside lo lleva en las venas, enriquecido y pulido para deleite de todos, pero especialmente de los miembros menos oscuros de los ejércitos del metal.

9/10. Discazo. Cuarto seleccionado como contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica.