Visitantes

martes, 30 de abril de 2013

Amorphis - "Circle" (Melodic Death)

No me molesta que el undécimo trabajo de los finlandeses de Amorphis, "Circle", sea básicamente una continuación de "Skyforger", lo que -hasta donde yo sé- es una de las razones para que haya a quien le guste este álbum. Lo que no me resulta tan atractivo es que los integrantes de Amorphis parecieron no querer estirar demasiado el esfuerzo en esta entrega y jugar sobre seguro, tratando de copiar el éxito de su fórmula reciente... y aunque 'seguro' no significa que el disco sea flojo, no es lo mejor de su repertorio. Aún así, puede que en él se note una evolución sutil, pues sin embargo "Circle" tiene algunos elementos de sólida composición.


En general sabe quien me ha leído en este blog que el Melodeath es una de mis pasiones y Amorphis ha sido durante mucho tiempo una de esas bandas a seguir en la escena. Desde que escuché a mis preferidos de entre sus sus discos, "Eclipse" (2006) y "Silent Waters" (2007), he disfrutado de casi cualquier cosa que han puesto a sonar. Pero con "Circle" siento que hacen una repetición de lo más recientemente y nada es realmente nuevo.

Diferentes cantidades de Death aparecen aquí y allá en "Circle", pero el álbum en su conjunto resuena un tanto como el viejo "Tuonela" (1999), donde la primera mitad es un trabajo divertido y luego la otra mitad, olvidable. Creo que junto con el mencionado "Skyforger" -que no es un disco malo, ni mucho menos- y quizás también con "Eclipse", ya había quedado suficientemente claro el estilo de Amorphis y ahora lo que incomoda es que parece que el grupo no se atreve a hacer algo más emocionante... novedoso, dejan deseando algo del salto de estilo que hicieron desde "Tales From The Thousands Lakes" a "Elegy", que aunque no sean mis discos preferidos, son trabajos interesantes. En todo caso, parece que este disco es un buen ejemplo de lo que de Amorphis se puede esperar a partir de ahora.

En resumen, esencialmente "Circle" es lo que Amorphis ya ha hecho, con canciones arraigadas en su estilo propio de Melodeath, con algunos elementos que desvían la mirada hacia el territorio Folk y Black. Desafortunadamente "Circle" no es particularmente interesante, ya que toma las partes más obvias de estos géneros y los combina con momentos repasados, cuando no, un poco discordantes.

Las primeras pistas del álbum, Shades Of Grey y Mission dan al trabajo una dirección fuerte y establecen buenas expectativas para el resto del mismo, pero en algún lugar a lo largo de esas canciones el trabajo comienza a sonar repetitivo y el songwritting un poco añejo.

Sin embargo, hay que mencionar un joya oculta en este álbum: la canción Narrow Path, con la que la banda estalla en un número excelente, mezclando flautas de madera y un solo y riff de guitarra pesado y potente. Desafortunadamente el hecho de que las voces limpias dominen a través de la mayor parte del disco y los elementos melódicos parezcan a veces un poco repetitivos, le quita enteros al álbum. Por suerte la canción Nightbird's Song, trae elementos que corren el disco nuevamente hacia el Black con la reaparición de las voces duras, lo que es un soplo de aire fresco a un disco que a esa altura lo necesita.

Aparte de estos temas mencionados, el resto de las pistas aburren, incluso luego de repetir su oída. En su favor, hay que decir que la producción de este álbum es de primera clase, por desgracia, esos esfuerzos no son del todo recompensados por el producto final.

7/10
 

jueves, 25 de abril de 2013

Dreamtale - "World Changed Forever" (Melodic Power)

Dreamtale es una de las buenas bandas de Power que comenzaron su andar en el nuevo milenio y quien los ha oído sabe de lo que hablo. Para convencerme -aún más- de ello, traen ahora su sexto disco, "World Changed Forever", un álbum de fuertes letras e historia conceptual, basada en la historia de un marinero, Anela, quien pondera el impacto que las personas han tenido sobre él y el mundo, el cual se desarrolla en una hora y contiene doce argumentos de peso, sin relleno innecesario, avalado por la excelente producción y mezcla creada por Timo Tolkki, ex-Stratovarious.
 

El disco de estos filandeses comienza con grandes canciones como Island of My Heart, Tides of War y una apasionada Join the Rain, que no tiene un solo momento de debilidad. Sólo después de de cruzar la mitad del trabajo vienen con una buena balada, World Changed Forever y Destiny's Chance, casi al final presentan Dreamtime, que se basa en la épica, la combinación de comienzo lento, junto con un entorno de alta velocidad en la parte final.

Dos cosas hacen que tenga una buena impresión de "World Changed Forever" son, en primer lugar,  el excelente trabajo de teclado que trae mucha melodía y hace de canciones como Island of My Hearth (sobre todo en el coro) y Join the Rain, éxitos instantáneos y en segundo lugar, el importante papel que juega, con una tono agudo distintivo (al estilo de Bernhard Weiss de Axxis), la voz de Erkki Sepanen, conocido también por algunos fans también por ser miembro del grupo ruso Doom, Kypck.

Con sobriedad, no creo necesariamente que este disco sea el mejor disco de Power Melódico en lo que va del año, como algunos sugieren, pero sus elementos y cohesión lo hacen un placer para disfrutar. La sola unidad de conceptos que en él se percibe es todo un ejemplo para cualquier banda que pretenda darle sentido a sus trabajos. Adicionalmente su dinámica, velocidad, sonido moderno y fuertes melodías, completan un disco Power 'como debe ser': sin rellenos ni tentaciones Hard Rock. Sugiero también escuchar con atención las notables intervenciones instrumentales.

Estimo que quien quiera darle una oportunidad a este disco de Dreamtale sentirá que los mismos han recibido influencias de grupos tales como Helloween, Power Quest, Axxis, Derdian y otros, pero han logrado, desde su primer álbum, "Beyond Reality" en 2002, establecer su propia identidad en una escena tan copada como esta. 

Lo único que puede faltarle al grupo es que finalmente editen un disco 'total', aquel que los termine de encumbrar. Me gustó mucho la portada, elaborada por la artista búlgara Dilyana Delcheva, quien ya ha ilustrado discos de gente como Dotma y Black Night Symfonia.

8/10. Sólido.

sábado, 13 de abril de 2013

Visions Of Atlantis - "Etherea" (Female Fronted Symphonic Power)

Luego de las grandes expectativas que me generó este disco y después de su excelente trabajo anterior al escuchar este disco de los super melódicos austríacos Visions Of Atlantis, me encogí de hombros y me pregunté si me habría equivocado de grupo al ponerlos al sonar. Esa fue mi honesta reacción al escuchar "Etherea", su nuevo álbum. 
 
 
Como fan de las últimas entregas del grupo, he quedado desagradablemente sorprendido por esta puesta en escena. El mismo suena como si a los miembros de VOA tuvieron que llevarlos al estudio todas las mañanas a las 5 a.m., halándoles las orejas y donde, entre el sueño y la molestia de hacer un trabajo obligado, se produjo un disco insoportablemente insípido, cuyo objeto es sólo cumplir un contrato.

Desde un punto de vista musical quizás haya quien diga que "Ethera" no es un mal disco. Su problema es que simplemente no transmite ninguna sensación. Los dos primeros temas, The Ark y Machinage son razonablemente audibles, para un álbum melódico y después de ellas, Avatara tiene un sonido sinfónico agradable. Y es más, no es que las otras ocho canciones estén peor que las tres nombradas, pero no ofrecen nada diferente. La sensación general fue, al final del disco, que el mismo se me había convertido en algo casi molesto y sin duda, tedioso.
 
Las mismas técnicas instrumentales se repiten a lo largo de todo el recorrido, casi hasta lo doloroso, encontrándose que en todas las canciones hay una melosa y pretenciosa ejecución. Canciones como Vicious Circle, Cave Behind The Waterfall y Bestiality vs. Integrity me lucieron realmente aburridas, a pesar de que la voz de Maxi Nilo no es nada mala, el disco es intolerablemente falto de ideas y emotividad.

Sin ánimo de ofender los fanáticos Visions Of Atlantis, diré que "Ethera" simplemente no vale la pena. Honestamente, pensé en la posibilidad de borrarlo de mi disco duro y no porque sea un fracaso total, sino porque no hay absolutamente nada en él, nada sucede y nada tiene que valga la pena para volver a él otra vez. VOA debe dedicar ahora su tiempo para una profunda autoevaluación y cambio, porque si pretenden presentar en una próxima oportunidad algo similar, quizás deberían cerrar el capítulo y usar sus grandes talentos individuales en otros proyectos. De lo contrario, esperen un otro aburrimiento de cuarenta y siete minutos.

Lo contradictorio de "Etherea" es que, oficialmente, no tiene ni una sola canción que pudiera calificarse como mala; sigue el estilo musical del grupo, en el que el buen teclado lidera el conjunto y sus elementos sinfónicos y electrónicos están bien ejecutados, pero lo aburrido de sus trilladas y cansonas ​​composiciones, que suenan en muchos casos hasta banales, no logran transmitir nada, sin que la buena voz de Nilo lleve por algún momento a permitir comprender este álbum, que -com dije- no tiene nada nuevo o interesante.

Habiendo tenido con este trabajo la oportunidad de consagrarse y unirse a la lista de los grupos Femaled Fronted de gran calibre, como Nightwish, Edenbridge, Epica o Xandria, desafortunadamente Visions Of Atlantis ha 'dejado caer la pelota'. Pienso que una explicación posible es el golpe emocional que la enfermedad y fallecimiento en Enero de 2012 de su anterior cantante, Nicole Bogner, pudo haberles causado. Si ello es así, esperemos la recuperación de la inspiración para el próximo trabajo.

4/10
 
 
 

viernes, 12 de abril de 2013

Un, dos, tres...

Sólo unas pocas palabras para decir que en mi usual repaso a lo oído a esta altura del año... Omnium Gatherum, In Vain, Persefone, Serenity, Stratovarious, Gloryhammer y Majesty, están dentro de lo mejor... sugiero ir revisando estos trabajos.

Alfonso

martes, 9 de abril de 2013

Gloryhammer - "Tales From the Kingdom of Fife" (Dragon Power)

Las buenas noticias viajan rápido. Así que cuando Gloryhammer saltó a la escena del Metal este año, la buena noticia se extendió rápidamente, convirtiéndose casi en lo que llaman ahora, un 'efecto viral'. Para mí es un debut sorpresa y el más agradable en lo que va del año, ya que no sabía que Christopher Bowes, el genio detrás de los Pirata Metaleros de Alestorm, estaba preparando un proyecto paralelo.
 

De las cosas que se pueden decir con seguridad acerca de "Tales From the Kingdom of Fife" es que el mismo es como un sueño hecho realidad para cualquiera que le guste el Dragon Power. Su historia de fantasía heroica implica dragones, unicornios, guerreros, armas, armaduras, un protagonista valiente, un malvado brujo y casi todos -o todos- los clichés que son necesarios para que la máxima expresión de la potencia lírica melódica metalera mezclada con un 'MMORPG' de fantasía, doble bombo y guitarras melódicas se pongan en movimiento.

A diferencia de bandas como Majesty o Manowar, creo que Gloryhammer intencionalmente sobreexpone estos clichés con bastante humor. Christopher, fundador y tecladista del proyecto Alestorm, como dije, se muestra una vez más como un genio constructional del Metal, creando himnos instantáneos del Power como The Unicorn Invasion of Dundee, Angus McFife, Magic Dragon, Amulet of Justice, Quest for the Hammer of Glory y la épica canción, de casi once minutos The Epic Rage of Furios Thunder. Todos estos temas, creo que podrán convenir conmigo, son suficientes para dejar claro que Gloryhammer no se lo toma demasiado en serio... lo que a la vez, dentro de un género tan cliché y a veces infantil, es una bocanada de aire fresco.

...pero, al la vez y para que quede todo el mundo perfectamente consciente de dónde está el límite del humor, al Power ligero y agradable de esta producción y su sustancia, en ningún momento le pasa que se burle del arte o de la música. Al contrario, este disco está hecho, además de con una gran producción, con una de las mejores voces del Power/Rock, el poseedor de un rango de cuatro octavas, Thomas Winkler (Emerald, Barque Of Dante). Este fantástico cantante, quien es de lejos el elemento que más y mejor se muestra en el "TFTKOL", sólo puede ser criticado por usar armadura verde o recortarse el pelo como un monje (ver video adjunto), porque más allá no podría encontrarse mejor voz para este trabajo, que ya teníamos ganas de escuchar.

Gloryhammer nos trajo una lección de Power, moderno, sin compromisos en sus voces y mucho de elementos instrumentales grandes, manejo composicional de primer orden, sin casi momentos vacíos o elementos innecesarios. Siento que, a riesgo de ser blanco de alguna crítica, este álbum puede ser tan bueno como cualquiera de Hammerfall, Magic Kingdom, Dreamtale, Derdian y Dragonland.

Sencillo en el fondo, pero a la vez grandioso y alegre, aunque puede que no sea necesariamente perfecto, es sin duda uno de los pocos álbumes en los que yo no le pondría una sola canción menos de un 8. Los mejores temas son imparables y el resto son agradables escuchar. Si no llega a las cimas gloriosas de las mejores pistas de Rhapsody Of Fire (o sin Fire), no por eso no aspira a ellas en su majestuoso galopar.

En resumen, poderoso cantante, guitarrista que puede triturar con riff robustos, un tecladista de notas muy bien ubicadas, un baterista que parece más bien un metrónomo y en conjunto, el conocimiento de todas las galas y adornos del género; cada aspecto es de primera clase.

9/10 Otro, el undécimo, para la lista de contendientes a Mejor Disco de El Lado Oscuro - Metal Crítica.
 

miércoles, 3 de abril de 2013

Finntroll - "Blodsvept" (Folk/Black)

Los fans de Finntroll están benditos, porque a este grupo le es muy difícil cometer un error. Y eso que a veces, como en este caso, es complejo tener expectativas específicas de ellos tras tres años de espera y la importante cantidad de cambios en su alineación, sin embargo internamente siempre se sabe que no van a defraudar, siempre divierten... bueno, quizás si nos remontamos a algún álbum en el que que se las arreglaron para no hacerlo tan bien, aunque no pueda decir exactamente en cual (¿quizás "Nattfödd"?), claramente en "Blodsvept" no es.
 
 
Es obvio para todos que Finntroll no es sólo otra banda de Folk. Ello nos lo recuerdan en "Blodsvept", poniendo el acento en lo finlandeses que son con su gran demostración de musicalidad, gracias a la presencia de una gran parte de su sonido viejo, Black y crudo, sin perder su calidad (atención: lugar para aprender, aspirantes a la vieja escuela). En el disco su típica locura sirve para que Finntroll mate los cuarenta y tres minutos de duración de muchas maneras.

"Blodsvept" tiene un sonido general relativamente crudo, grueso y pesado, pero sin comprometer su calidad, con potentes guitarras, dándole un papel importante del teclado, que a veces se permite florituras algo inusuales para el estilo. Al mismo tiempo enérgico, pero con toque de rabia, es como optimista y pesimista a la vez. El comienzo es relativamente simple, pero altamente energético con el la canción título del disco, Blodsvept, que abre las puertas correctamente a la alocada y hasta un poco estresante Ett Folk Förbannat, similar a la siguiente canción, När Jättar Marschera. Luego Mordminnen y Kung Rösets se ejecutan sobre un tono vicioso pero optimista, para llegar de pronto con Skövlarens DoD a una oscuridad inesperada. En general teclados Blackended y épicos, con una voz que a veces es un susurro al principio de la canción y luego se convierte en la típica marca de fábrica de Vreth, casi siempre con riffs de ritmo aplastante, para crear el equivalente musical de una fogata de invierno gigante; aún en los cambios de tempo de algunas canciones, el toque Black sigue siendo importante.

Una de las canciones más interesantes es Skogsdotter en la que hay en el inicio una especie de duelo de teclados y batería e instrumentos tradicionales, para luego entrar en un medio épico y con energía, transformando la canción a otro paisaje. En general el disco es lo que se espera de Finntroll, sin grandes sorpresas, pero tampoco sin decaer... son lo que son desde 1997 y lo siguen siendo. Sólo las dos últimas canciones, Fanskapsfylld y Midvinterdraken, no me terminaron de convencer, quizás podrían haberse desarrollado más.

La verdad es que no tengo ni idea de cómo los críticos y otros fanáticos percibirán a lo largo del tiempo a "Blodsvept", pero de acuerdo a mi opinión, está construido enteramente con su estilo tradicional, del cual siempre se puede confiar, que como dije, de Finntroll es generalmente difícil decepcionarse, incluso si se escucha el disco con el objetivo de buscar defectos. A pesar de ello, creo que algunas canciones podría haber sido elaboradas un poco más y como siempre, es imposible para mi saber de que tratan las letras, pues están en sueco, como siempre.

Para los amantes de grupos como Trollfest, Ensiferum, Korpiklaani y Turisas, este disco cumple con su cometido y muestra el lado más puro del Black/Folk, sin decepcionar y divirtiendo, hasta incluso con algunos experimentos sónicos del teclado a manos de Henri "Trollhorn" Sorvali.

Cuando se trata del Folk casi bailable y fuerte del norte de Europa, Finntroll es una de las bandas a superar, por lo menos este mes. Quizás y entrando en un análisis un poco más profundo, lo que hacen los discos de Finntroll y este también, entretenidos, son sus arreglos musicales y la instrumentalidad más parecida a la de los días del Black viejo. Creo, para finalizar, que este álbum es un poco más melódico que otros lanzamientos de la banda, manteniendo firmemente su raíz.
 
8/10 Pasa la prueba y encuentra Finntroll en tan buen forma como siempre.
 
 
 

Persefone - "Spiritual Migration" (Melodic Death / Progressive)

Andorra es un país pequeño, pero eso no impide que esté muy por delante de muchos en calidad de vida y aunque es cierto que debe mejorar su fútbol, como dijo el filósofo: '...por su Metal los conoceréis...' y si se piensa en eso, -lo cual es un hecho-, siendo la calidad cultural y del Metal en específico, un reflejo del desarrollo de un país, a juzgar por Persefone, Andorra podría dejar en ridículo a más de uno.
 

Las influencias de Persefone siempre han sonado muy a lo Soilwork, Eternal Tears of Sorrow, Dark Tranquility, In Flames y Demon Hunter, de hecho, para mí, al igual que como ha ocurrido en algunos otros discos recientes de grupos consagrados (Manowar, Sonata Arctica), creo que este es el disco que Soilwork quiso hacer en "The Living Infinite", pero no alcanzó a realizar. Esta banda parece haber alcanzado su plena madurez presentando un trabajo superior, a pesar de que la longitud del mismo es imponente, pues con apenas relleno en alguna canción, su calidad es notable, a veces excelsa. No dejen de disfrutar la velocidad, técnica, gran teclado y el equilibrio entre las partes extremas y las melodías atmosféricas, las cuales siento que me dan razón suficiente para catalogarlo así.

Este, el cuarto disco del grupo, "Spiritual Migration", es rápido, técnico y constantemente cambiante, con canciones como Inner Fullness, Upward Explosion, Spiritual Migration y Returning To The Source que creo terminarán de confirmar a cualquiera mis buenas impresiones. Estoy gratamente impresionado de la manera en que Persefone ha utilizado los elementos Prog, sin exagerar y caer en 'la llamativa maestría musical', típica del estilo. En su lugar, mantiene un dinamismo interior en cada una de las canciones, por lo que en cualquier momento está sucediendo algo nuevo, manteniendo el interés vivo, así, incluso las canciones de ocho o más minutos, pasan casi imperceptiblemente.

Mención especial quiero hacer a la atmósfera creada por los teclados de Miguel Espinosa Ortiz, quien logra que "Spiritual Migration" sea un poco más especial. Igualmente las guitarras en el álbum, obra de Jordi Gorgues Mateu y Carlos Lozano Quintanilla son coherentes y fuertes, a veces hasta el nivel del aplastamiento. En conjunto se perciben como un grupo cohesionado y por momentos conformado por virtuosos, especialmente en las piezas instrumentales que, aunque exageraron un poco con ellas, no se puede discutir el impacto y la habilidad con que están hechos en general los setenta y un minutos del álbum, de los cuales, veintitrés son temas instrumentales puros.

Bromas aparte, "SM" es excelente, no sólo porque no es usual que venga de un país como Andorra (aunque es indudable que por los nombres de los integrantes, son de origen español) sino porque es uno de los mejores discos de Melodeath/Prog de este año, a pesar de algunas técnicas repetitivas y no la mejor de las voces del género, pero nada para desmeritar un trabajo que, como un todo, debe estar en la lista de cualquiera que abrace el Metal como su música preferida.

Este disco, que comparado con sus trabajos anteriores, "Truth" (2004), "Core" (2006) y "Shin-Ken" (2010), habrá quien lo catalogue como un lado más suave de Persefone, es el mejor de sus álbumes hasta la fecha, esperando que se convierta en la orientación hacia el descubrimiento de su identidad definitiva... quizás por eso en la portada no aparezca la usual mariposa de las anteriores.
 
9.5/10. Gran aporte al Metal, definitivamente. Décimo contendiente a Disco del Año de El Lado Oscuro - Metal Crítica